La ley nunca está de vacaciones

La ley nunca está de vacaciones