Proyecto de Ley de Armas llegará ante el pleno del Senado la próxima semana

El presidente de la Comisión Senatorial de Seguridad Pública, Henry Neumann Zayas, indicó hoy en conferencia de prensa que el Proyecto del Senado 439, que atiende su Comisión y que buscar crear una nueva Ley de Armas en Puerto Rico, podría ser considerado en Sesión Ordinaria la próxima semana.

“Hoy por la tarde tendremos una de las últimas reuniones para discutir las enmiendas al proyecto, estaríamos radicando el informe final la próxima semana y así presentarlo ante los compañeros del Senado”, dijo.

Asimismo, tanto Neumann Zayas como el autor de la pieza, el senador por el Distrito de Ponce, Nelson Cruz detallaron que al eliminarse la investigación de campo que establece la actual Ley y que realiza el Negociado de la Policía, quienes continuarían siendo los encargados de expedir los permisos; tendrían acceso a las bases de datos de todo el Gobierno incluyendo la del Departamento de Justicia. Pero igualmente el Negociado tendría un límite de tiempo -menor al actual- para trabajar ambos permisos: la licencia de armas y su portación.

“La investigación de campo no se mantiene. La Policía tendrá disponible toda base de datos para hacer ese background check, hasta el sistema del Departamento de Justicia. Vamos más allá, toda huella que se levante en escenas del crimen por parte de Servicios Técnicos van a ser pasados a la Policía y así cuando una persona solicite la licencia para la portación con esa tarjeta de huellas se pueda corroborar si ha estado en la escena de un delito”, indicó Nelson Cruz, quien además dijo que los sistemas National Instant Criminal Background Check System (NICS) y el de huellas dactilares serían otros de los sistemas que estarían disponibles para la Policía al momento de aprobar una licencia de armas.

Por su parte, Neumann Zayas amplió que con los avances de la tecnología, los recursos existentes relacionados a cada ciudadano y la base de datos tanto a nivel federal como local hacen “obsoleta” la práctica de investigar entrevistando al vecino de un solicitante (refiriéndose a las Investigaciones de Campo). “Hay que considerar que las bases de datos generan un perfil exacto de que tipo de persona será el solicitante y más allá lo que se busca es actualizar los métodos para saber así que tipo de persona es. Igualmente nadie puede predecir un cambio sicológico de una persona afectada por problemas personales en un futuro pero lo que queremos es que el ciudadano de bien pueda defender su familia y negocio ante la ola criminal que existe en Puerto Rico y que tiene libre acceso a las armas de fuego”, declaró el Senador y presidente de la Comisión de Seguridad.

Por otra parte, el senador Cruz fue claro y preciso al indicar que las armas se comprarían en las armerías. “Las megatiendas en Puerto Rico no están metidas en esto y si por alguna razón ellos quisieran vender armas tendrían que cumplir con la ley vigente como todas las armerías en Puerto Rico. Las armas se van a seguir vendiendo en las armerías”, sostuvo.

Huracán María eleva la discusión sobre la portación de armas en la Isla

Previo a la conferencia de prensa, el Senado celebró la actividad Mesa Redonda Ley de Armas: Entre el Derecho y la Seguridad convocada por la Comisión de Seguridad que preside Henry Neumann y el Instituto de Seguridad Pública (ISP) del Sistema Universitario Ana G. Méndez.

Entre las exposiciones, el armero Víctor González trajo a la mesa el tema del efecto del Huracán María y cómo este provocó no tan solo una organización ciudadana sino una necesidad de protección individual. “Muchos de los puertorriqueños salieron a trabajar en seguridad porque las compañías abrieron esas plazas de trabajo a personas que tuvieran portación; en medio de una crisis pudieron llegar el pan a sus mesas. Sin embargo, hubo muchos más que no pudieron hacerlo porque no tenían permiso de portación pero de los Estados vinieron a la Isla muchos con armas largas y cortas, y aquí aunque la ley en Puerto Rico se opone a la reciprocidad de las licencias en los Estados, le reconocieron esas licencias y al día de hoy muchos siguen trabajando. Quiere decir que reconocimos a unas personas que no son residentes de Puerto Rico y no tienen una licencia de Puerto Rico y les dimos un privilegio de trabajar y personas en la Isla que por una cuestión económica no pudieron sacar una portación, por valer sobre $700, aun teniendo la licencia de uso el estado no les permitió trabajar en el medio de la crisis. Esto es algo que tenemos que pensarlo bien”, expresó.

El moderador de la actividad, el licenciado Luis Pabón Roca, detalló que esta culminó logrando una discusión sobre el tema de la prevención del crimen y el control de armas de fuego entre diversos sectores representativos del Gobierno, sector privado, académico y ciudadano.

Bajo esta mesa redonda, el Senado también logró la convergencia de estos sectores para discutir sus puntos de vista sobre el proyecto de ley que considera una nueva la Ley de Armas.

Por su parte, el director del Negociado de Armas de la Policía comandante Gerardo H. Oliver Franco aseguró que ante estos asuntos la necesidad de modificar la forma en que la Policía recopila sus datos es una urgente. De esta forma, reveló se encuentran en proceso de hacerlo y así tener una data más especifica sobre que delitos que han sido realizados con armas legales e ilegales.

De igual forma, el punto de controversia más alto surgió al presentarse la posibilidad de eliminar el requisito del análisis sicológico para obtener la licencia de armas, comparándolo con la obtención de licencia de conducir y estableciendo que tener un arma para protegerse es un derecho constitucional establecido en la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América.

En la actividad, que se retransmitirá el próximo viernes, sábado y lunes por Sistema TV, estuvo presente; la Rectora de la Universidad del Este Mildred Huertas y los expositores y participantes de la mesa: el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Católica, licenciado Jesús Rodríguez Urbano; el director del Negociado de Armas de la Policía de Puerto Rico, comandante Gerardo H. Oliver Franco; el director ejecutivo del ISP, Jhon Sanaría; el coordinador del Comité de Psicología y Política Pública de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, Ángel Comas Nazario; y el historiador y profesor José A. Pereda Maduro.

Igualmente la presidenta de la Organización Damas de la Segunda Enmienda Sandra Rincón de Barreras, los senadores Henry Neumann, Nelson Cruz y Miguel Pereira, el ex presidente del Colegio de Abogados Mark Anthony Bimbela, el representante de la Organización Basta Ya Benjamín Rodríguez, el armero Víctor González y la decena de la Escuela de Ciencias Sociales, Humanidades y Comunicaciones de la Universidad Metropolitana Mariveliz Cabán.

A %d blogueros les gusta esto: