Abogado del “Manco” renuncia a la Sociedad para Asistencia Legal

Abogado del Manco renuncia a Sociedad para Asistencia Legal

Foto: Lcdo. Mario Moczó (Facebook)

El licenciado Mario Moczó, que se hiciera célebre por su labor como abogado de Gustavo Rivera Seijo, alias “el Manco”, en el caso en su contra por el asesinato del niño Lorenzo González Cacho, publicó una misiva en la que anunció su salida de la Sociedad para Asistencia Legal de Puerto Rico, para abrir su práctica privada. La Sociedad para Asistencia Legal de Puerto Rico es una corporación privada sin fines de lucro, inscrita ante el Departamento de Estado en el 1955, cuyo objetivo es promover la justicia para los insolventes económicos, facilitándoles servicios legales de excelencia que le garanticen la igual protección de las leyes.

Por medio de una carta publicada en Facebook, el Lcdo. Moczó agradeció el cariño y apoyo del público, y reveló que la decisión tiene como norte brindarle un mejor futuro a su familia, por lo que aprovechará este momento –que es oportuno—para poder montar su práctica privada. Según anunció, la renuncia será efectiva el próximo 22 de julio de 2016.

Este aclaró que aunque esté en la práctica privada “si puede ayudar a un inocente, lo hará” y que no renunciará a su compromiso social por razones económicas.

“La practica privada no significa que yo me vendí o, mucho menos, renuncie a lo que es justo. Sencillamente estaré disponible para dar mis servicios a las personas que tienen dinero para contratar abogado. En la Sociedad para Asistencia Legal no puedo atender esos casos, pues es una organización sin fines de lucro que da servicios únicamente a las personas indigentes. Estando en la practica privada los dos principios pueden ser compatibles en algunas circunstancias. Pues ahora no seré asalariado y dependeré de lo bien o mal que me vaya. Pero créanme, si me va bien, podré ayudar mucha gente si Dios lo permite. Hay abogados privados en el país que ayudan personas indigentes y lo hacen de manera anónima”, abundó en la misiva.

Abajo la reproducimos en su totalidad:

A quienes le pueda interesar:

Primero que nada es un placer hablarles por primera vez de algo que no sea el trágico caso que me permitió darme a conocer ante ustedes. Estoy muy agradecido por todo su apoyo, críticas y atención, no puedo decirles en palabras el cariño y respeto que siento por todos ustedes. La realidad es que nunca pensé que tanta gente me apoyaría y respetaría tanto siendo tal y cual soy. No por complejos de inferioridad o por falta de capacidad, sino porque nunca he sido tan pretensioso. Experimentar algo tan bonito con todos ustedes solo ha reforzado mi teoría de que en la vida con Dios por delante, sin renunciar a quien eres y trabajando duro, se pueden lograr cosas buenas en la vida. Por eso les debo estas palabras y más.

He renunciado a la Sociedad Para Asistencia Legal, efectivo el 22 de julio de 2016. No he renunciado a Dios. No he renunciado a mi familia. No he renunciado a mis amigos. No he renunciado al cacerío. Son mi razones de ser, renunciar a cualquiera de ellas es imposible. La Sociedad Para Asistencia Legal es super importante en mi vida profesional y personal, pero lamentablemente debo tomar otro rumbo en mi carrera profesional. La razón es sencilla, después de Dios va mi familia. Son mi mayor amor y responsabilidad en mi vida. Tengo y debo velar por ellos sobre todas las cosas. La verdad es que tengo un buen momento para perseguir mi sueño de tener mi propia oficina. Eso me puede ayudar a brindarle un mejor futuro para mi familia y mi persona, hay que ser honestos en eso. No me disculpo por eso, después de todo, ¿quien no quiere lo mejor para su familia?. No quiero ser millonario, no quiero ser el abogado mas “rankeado” del país, ni tener el bufete más poderoso, solamente quiero que mi familia tenga un buen porvenir gracias a que empleé el máximo de mis habilidades y oportunidades para así lograrlo. Nada más, así de sencillo.

No veo forma alguna que mi nuevo camino sea incompatible con seguir siento tal y cual soy. Toda mi vida he sido quien soy sin cambiar por las circunstancias que rodeen mi vida. Quienes me conocen y se criaron conmigo saben que Mario siempre es Mario no importa que. No hay quien pueda cambiar eso, solo Dios. Así que no se preocupen, no cambiaré. Mi persona no se hizo con el caso de Luis Gustavo, mi persona se hizo con mi familia y mis amigos a través de años de muchas experiencias. Yo siempre seré un chamaco negro del cacerío, que respeta a los demás, que no es mejor ni peor que nadie, que le encanta ser abogado criminalista y es orgulloso de lo que es. No se apuren, aunque este en la practica privada, si puedo ayudar a un inocente lo haré. Es mi compromiso social, no solamente económico. La practica privada no significa que yo me vendí o, mucho menos, renuncie a lo que es justo.

Sencillamente estaré disponible para dar mis servicios a las personas que tienen dinero para contratar abogado. En la Sociedad Para Asistencia Legal no puedo atender esos casos, pues es una organización sin fines de lucro que da servicios únicamente a las personas indigentes. Estando en la practica privada los dos principios pueden ser compatibles en algunas circunstancias. Pues ahora no seré asalariado y dependeré de lo bien o mal que me vaya. Pero créanme, si me va bien, podré ayudar mucha gente si Dios lo permite. Hay abogados privados en el país que ayudan personas indigentes y lo hacen de manera anónima.

Se que algunas personas dirán el porque les explico esto o les doy razones, si después de todo es algo personal. Lo hago porque lo siento, porque de verdad aprecio a las personas que me apoyan y, aunque no conozco a muchos de ustedes, me interesa que sepan lo que pienso en este momento tan importante. Pues gracias a Dios y ustedes me atrevo asumir este riesgo. Les agradezco su apoyo y no se apuren, no le haré ningún mal servicio al país por esto. El que un abogado en la practica privada atienda casos criminales no lo convierte en un criminal. Si bien es cierto que hay culpables que caminan por las calles, también hay inocentes en nuestras cárceles.

Les agradezco todo su apoyo y tiempo, ha sido una experiencia muy linda. Espero decepcionar a los menos posibles. Que Dios los cuide y los bendiga mucho.

Att Mario Moczó González

A %d blogueros les gusta esto: