FBI no dejará de utilizar agentes para fungir como periodistas encubiertos

La agencia de noticias Prensa Asociada (AP, por sus siglas en inglés) así como el Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa demandó el pasado año al Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) luego de que se descubriera que la agencia se hizo pasar por un periodista de la AP para enviar una noticia falsa cuyo documento poseía un software de vigilancia. Aunque a partir de la nota se pudo capturar a un joven falsificador de bombas, la revelación de que la agencia federal lidera a sus agentes para posar como periodistas ha levantando un intenso debate sobre las consecuencias de ello sobre la libertad de prensa.

En una carta dirigida al ex Fiscal General de Estados Unidos, Eric Holder, luego de que este abriera una investigación sobre el asunto, AP describió la acción como impropia e inconsistente con la libertad de prensa. Según AP esa práctica intimidaría a sus fuentes, que no compartirían información libremente a periodistas, lo que erosionaría la habilidad de AP para producir noticias.

La Oficina del Inspector General liberó en estos días un informe donde anunció que recientemente el FBI estableció nuevas políticas que requieren una aprobación por funcionarios de alto nivel antes de que agentes funjan como periodistas encubiertos, lo que denominaron como una “importante mejora” en comparación con las prácticas del pasado.

Lee el Informe del Inspector General: A Review of the FBI’s Impersonation of a Journalist in Criminal Investigation

Paul Colford, vicepresidente de AP y director de relaciones con los medios, declaró que la cooperativa de noticias está “decepcionada profundamente con los hallazgos del Inspector General que efectivamente condona las acciones del FBI de infiltrarse como periodista en el 2007″.

Bajo una política provisional que entró en vigor en junio, los agentes pueden hacerse pasar como periodistas sólo si se realiza como parte de una operación encubierta y sólo después de la autorización de un comité especial en la sede y del director adjunto del FBI, previa consulta del Fiscal General adjunto. El Inspector General recomendó que el FBI actualizara su guía general de políticas para trabajo encubierto de acuerdo con esta nueva regla.

De todas formas, el Inspector General, que funge como oficina independiente dentro del Departamento de Justicia federal, también llegó a la conclusión de que la operación de 2007 no violó las políticas sobre trabajo encubierto que el FBI tenía en ese momento.

Esas políticas, que el Inspector General calificó de “poco claras”, no requieren que los agentes busquen aprobación especial antes de hacerse pasar por un periodista y no prohíben que lo hagan a menos que hubiera un “riesgo significativo” de que un tercero desarrollara una relación confidencial con el empleado encubierto del FBI.

Fuente: AllGov

A %d blogueros les gusta esto: