Junta de Planificación presenta revisión de proyecciones económicas para años fiscales 2016 y 2017

Junta de Planificación presenta revisión de proyecciones económicas para años fiscales 2016 y 2017El informe que aquí se presenta contiene la revisión de las proyecciones económicas de Puerto Rico para los años fiscales 2016 y 2017, según los resultados de los modelos econométricos utilizados por la Junta de Planificación (JP). La tendencia recogida a través de los principales indicadores económicos ha obligado a la JP a revisar las proyecciones económicas preparadas en abril de 2016 y publicadas en el Informe Económico al Gobernador en mayo de 2016. Este informe contiene una sección con el análisis de los supuestos principales tomados en cuenta y una sección con los riesgos de la proyección.

Junta de Planificación presenta revisión de proyecciones económicas para años fiscales 2016 y 2017

Continúa un elevado nivel de incertidumbre, lo cual provoca una presión negativa sobre el crecimiento de la economía de Puerto Rico. De acuerdo con actual revisión de proyecciones, el producto nacional bruto (PNB) real de Puerto Rico se reducirá en $116.4 millones durante el año fiscal 2016 y en $143.0 millones en el año fiscal 2017. Algunos de los factores que sustentan esta baja son la caída en el empleo y el imprevisto aumento en el precio del petróleo, entre otros. La proyección actual del PNB muestra una caída de 0.6 puntos porcentuales al registrar una reducción de 1.8 por ciento en comparación con el descenso de 1.2 por ciento proyectado en abril de 2016. En cuanto al año fiscal 2017, se pronosticó un decrecimiento de 0.3 puntos porcentuales, al situarse en 2.3 por ciento de 2.0 por ciento proyectado en abril de 2016. Los cambios porcentuales se refieren a la proyección del escenario base.

Supuestos principales
Entre los supuestos principales de esta revisión de proyecciones se consideraron factores actuales y prospectivos cuyos movimientos pudieran incidir de alguna manera en la actividad económica de Puerto Rico. Los principales supuestos de las proyecciones se basan en cambios de las siguientes variables que se consideraron como exógenas dentro del modelo:

  • Economía de Estados Unidos
  • Economía mundial
  • Precios del petróleo
  • Población de Puerto Rico
  • Exportaciones de mercancía ajustada
  • Gastos de visitantes
  • Inversión en construcción
  • Inversión en maquinaria y equipo
  • Transferencias federales a las personas

La actividad macroeconómica es dinámica, es por esto que es importante que las proyecciones se actualicen de manera periódica a base de los cambios que vayan ocurriendo en la misma. Tanto el desempeño como la precisión de las proyecciones dependen de factores, algunos endógenos y otros exógenos, que afectan la economía. En términos generales se pueden destacar los siguientes eventos:

  • La situación fiscal del gobierno de Puerto Rico continúa afectando los niveles de gastos de gobierno y de inversión pública. Además, la falta de acceso al mercado de capital agrava el problema.
  • A finales de junio de 2016, el presidente Barak Obama firmó la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico, con amplios y rigurosos poderes sobre Puerto Rico lo cual sin lugar a dudas impactará la economía.
  • Un factor importante que afecta el corto, mediano y largo plazo tiene que ver con el componente demográfico. Desde mediados de la década del 2000 se ha registrado un descenso consistente en el nivel poblacional siendo los causantes la caída en el número de nacimientos y el incremento en la migración. La actual ola migratoria superó la registrada en la década del 1950 cuando se fueron del país más de 237,000 personas.
  • Se mantuvo el supuesto de abril de 2016 de una reducción en el gasto de gobierno de $700 millones para el año fiscal 2017.
  • Algunas de las medidas de estabilización fiscal aprobadas en los últimos dos años y que implicaban una política de contracción económica, no han logrado recaudar los niveles proyectados.
  • El mercado de empleo continúa mostrando señales de debilidad, según muestra la Encuesta de Establecimientos del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos. En el año fiscal 2016 se perdieron 10,700 puestos de trabajo al registrar un total de 894,900 empleos. En términos del empleo por sector industrial, el sector privado registró 7,300 empleos menos. Dentro del mismo, las pérdidas más significativas fueron: construcción, 3,500; manufactura, 1,900; servicios profesionales y comerciales, 1,400 y servicios educativos y de salud, 1,200. El gobierno mostró una baja de 3,400 empleos. En la estimación de la proyección del PNB del año fiscal 2017 se asumió una reducción en el nivel de empleo similar al registrado en el año fiscal 2016, el cual ya es un dato histórico. Esto impacta los sueldos y jornales, el ingreso personal y el consumo personal, entre otras.
  • Varios de los factores exógenos que se utilizan para modelar la economía de Puerto Rico cambiaron repentinamente su tendencia. En primer lugar, los respectivos valores de crecimiento real de la economía de Estados Unidos proyectados para los años fiscales 2016 y 2017 se redujeron de 2.1 y 2.6 por ciento en marzo de 2016 a 1.7 por ciento para ambos años, según publicados en octubre de 2016. Por su parte, el precio del barril de petróleo se espera que continúe subiendo paulatinamente. En marzo de 2016 se proyectaron valores de $38.59 y $36.08 para los respectivos años fiscales 2016 y 2017. En octubre de 2016, estos precios ascendieron a $41.74 y $46.71, respectivamente.

En términos del crédito, las tres agencias clasificadoras (Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch) actualmente mantienen una perspectiva negativa. Las degradaciones han devaluado los instrumentos financieros y han cerrado la capacidad para tomar prestado. Existe la posibilidad de degradaciones adicionales a la clasificación de los instrumentos del Estado Libre Asociado. Otro factor adverso fue el primer impago de la deuda constitucional en la historia económica de Puerto Rico que ocurrió en julio de 2016.

El sector financiero del país no ha logrado fortalecerse, indicadores tales como, los activos totales, los préstamos netos, los depósitos y las inversiones, así como las originaciones hipotecarias, continúan en un punto bajo. Por otro lado, la disponibilidad de fondos bancarios para sostener la actividad económica del país continúa afectada por la reducción en la tasa de crecimiento de los depósitos y fondos de inversión o fondos mutuos que también representan una fuente importante de recursos financieros.

Riesgos de la proyección
A diez años del inicio de la recesión más larga en la historia económica de Puerto Rico las señales de recuperación parecen muy ambiguas. Los riesgos a los que se enfrentará la economía de Puerto Rico envuelven diferentes factores. Algunos de estos factores son:

  • Aumento repentino en el precio del petróleo.
  • Reducción imprevista del crecimiento económico de Estados Unidos.
  • Deterioro continuo del mercado laboral y la consecuente caída en el empleo.
  • Continúa baja en la población.
  • Descenso en los niveles de recaudo por parte del gobierno.
  • Entre los años fiscales 2008 al 2014, la proporción entre efectivo y el total de activos de los Sistemas de Retiro de los empleados del Gobierno de Puerto Rico ha disminuido, en promedio, en un 22.3 por ciento anual. La pérdida de liquidez requerirá aumentos en las contribuciones a los mismos para evitar la interrupción en el pago de beneficios.
  • Aumento en las tasas de interés. Está pendiente el efecto ante un cambio en la política monetaria acomodaticia de estimular el gasto junto con bajas tasas de interés a una política un tanto más restrictiva. Un incremento en las tasas de interés encarece tomar prestado e impacta el mercado hipotecario y la inversión. La decisión de la Reserva Federal de variar la política actual en Estados Unidos va a depender del crecimiento económico, el comportamiento del mercado laboral y los niveles de inflación.
  • Ante la cercanía de los comicios electorales hay que esperar los planes fiscales y de política pública que presente la administración entrante. Igualmente, los resultados de las elecciones en Estados Unidos serán determinantes para el futuro económico de Puerto Rico.
  • Está pendiente el curso de acción que tome la Junta de Control Fiscal, particularmente en lo referente al pago a los bonistas y los pensionados.
  • Hay que esperar las propuestas del Grupo de Desarrollo Económico de PROMESA el cual tiene como propósito buscar iniciativas federales que impacten la economía de la Isla.
  • En términos de indicadores económicos son muy pocos los que están disponibles y que muestren una tendencia para el año fiscal 2017.
  • En estos momentos no hay suficiente información cuantitativa para alimentar los modelos econométricos y esto influye en los valores proyectados. La incorporación de política pública es esencial ya que ésta puede fundamentar los estimados.

“Finalmente, es importante indicar que la certeza de las proyecciones económicas es función del movimiento prospectivo de los factores exógenos subyacentes como fundamento de las mismas. De manera que toda proyección económica tiene que estar sujeta a evaluación a tono con los cambios que ocurran en estos factores.” indicó el presidente de la JP, Luis García Pelatti.

A %d blogueros les gusta esto: