Gobierno federal concretiza acuerdo con Hobby Lobby por importación ilegal de artefactos iraquíes

Durante los pasados cuatro años, la compañía Hobby Lobby ha estado bajo investigación federal por la importación ilícita de bienes culturales provenientes de Irak. Durante la pasada semana, el gobierno federal anunció la concretización de un acuerdo con la compañía, que incluye la restitución de tres millones de dólares más los bienes confiscados.

El gobierno de los Estados Unidos presentó una denuncia civil por la pérdida de miles de tablillas cuneiformes. Según la denuncia, estos antiguos artefactos de arcilla originaron en Irak y fueron introducidos de contrabando en los Estados Unidos a través de los Emiratos Árabes Unidos e Israel, en contravención a la ley federal.

Los paquetes que contenían los artefactos fueron enviados a Hobby Lobby Stores, Inc. (“Hobby Lobby”), un minorista nacional de artes y artesanías con sede en Oklahoma City, Oklahoma, y dos afiliados corporativos de Hobby Lobby. Las etiquetas de envío en estos paquetes describían falsamente las tablillas cuneiformes como “muestras” de azulejos.

El gobierno también archivó una estipulación de transacción con Hobby Lobby, luego de que la compañía consintiera a la confiscación de los artefactos en la queja, aproximadamente 144 sellos cilíndricos, más una suma adicional de $3 millones, resolviendo la acción civil.

Hobby Lobby acordó además adoptar políticas y procedimientos internos que rijan su importación y compra de bienes culturales, proporcionar capacitación adecuada a su personal, contratar asesores de aduana y agentes de aduana cualificados y presentar informes trimestrales al gobierno sobre cualquier adquisición de bienes culturales durante los próximo dieciocho meses.

El anuncio de esta transacción fue hecho por Bridget M. Rohde, Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, y Angel M. Melendez, Agente Especial a cargo de la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), Homeland Security Investigaciones (HSI), Nueva York.

“Los recolectores e importadores estadounidenses deben garantizar el cumplimiento de las leyes y reglamentos que requieren declaraciones veraces a la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, para que los funcionarios de aduanas puedan examinar los bienes culturales cruzando nuestras fronteras e impedir la entrada inapropiada de tales bienes. Si no lo hacen, y los cargadores usan declaraciones falsas para intentar ingresar clandestinamente propiedad a los Estados Unidos, esta Oficina y nuestros asociados descubriremos el engaño y confiscaremos toda la propiedad”, señaló Rohde.

“La protección del patrimonio cultural es una misión que HSI y su socio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) toman muy en serio, ya que reconocemos que mientras algunos pueden poner un precio a estos artefactos, el pueblo de Irak los considera invaluables”, señaló por su parte Meléndez.

De acuerdo a la demanda presentada y la declaración estipulada de los hechos presentados ante el tribunal, en o alrededor de 2009, Hobby Lobby comenzó a reunir una colección de manuscritos, antigüedades y otros materiales culturales históricamente significativos. En relación con este esfuerzo, el presidente de Hobby Lobby y un consultor viajaron a los Emiratos Árabes Unidos en julio de 2010 para inspeccionar un gran número de tablillas cuneiformes y otras antigüedades que se ofrecían para la venta. El cuneiforme es un antiguo sistema de escritura en tablillas de arcilla que se utilizó en la antigua Mesopotamia.

En octubre de 2010, un experto en derecho de propiedad cultural retenido por Hobby Lobby advirtió a la compañía de había una probabilidad que la adquisición de bienes culturales procedentes de Irak, incluyendo las tablillas cuneiformes y sellos cilíndricos, pudieran ser objetos saqueados de sitios arqueológicos en Irak. El experto también aconsejó a Hobby Lobby que revisara su colección de antigüedades para verificar cualquier objeto de origen iraquí y que verificara que su país de origen hubiese sido debidamente declarado en el momento de la importación a los Estados Unidos. El experto advirtió a Hobby Lobby que una declaración incorrecta del país de origen de los bienes culturales podría conducir a la incautación y la confiscación de los artefactos por el CBP.

Según las estipulaciones publicadas por el Departamento de Justicia federal, a pesar de estas advertencias, en diciembre de 2010, Hobby Lobby firmó un acuerdo para comprar más de 5,500 artefactos, entre los que figuraban tablillas y ladrillos cuneiformes, instrumentos de arcilla y sellos cilíndricos, por $ 1.6 millones. La adquisición de los artefactos debió haber alarmado a Hobby Lobby, ya que la compañía recibió información contradictoria sobre dónde los artefactos habían sido almacenados antes de la inspección en los Emiratos Árabes Unidos. Además, cuando los artefactos fueron presentados para su inspección al presidente y consultor de Hobby Lobby en julio de 2010, se mostraron de manera informal; los representantes de Hobby Lobby no se habían reunido ni se habían comunicado con el distribuidor que supuestamente poseía los artefactos, ni tampoco le pagaron por los artefactos. Por el contrario, siguiendo las instrucciones de otro distribuidor, Hobby Lobby envió el pago de los artefactos a siete cuentas bancarias personales en nombre de otras personas.

Con el consentimiento de Hobby Lobby, un distribuidor de los Emiratos Árabes Unidos envió paquetes que contenían los artefactos a tres direcciones corporativas diferentes en Oklahoma City, Oklahoma. Los envíos llegaron sin la documentación requerida de la entrada de aduanas que fue archivada con CBP, y les pusieron etiquetas que falsamente describieron su contenido como “baldosas cerámicas” o “azulejos de arcilla”. Después de que aproximadamente 10 paquetes enviados de esta manera fueron recibidos por Hobby Lobby y sus afiliados, el CBP interceptó cinco envíos. Todos los paquetes interceptados tenían etiquetas de envío que declaraban falsamente que el país de origen de los artefactos era Turquía. No se recibieron envíos adicionales hasta septiembre de 2011, cuando un paquete que contenía aproximadamente 1,000 bullas de arcilla de la misma compra fue recibido por Hobby Lobby.

A %d blogueros les gusta esto: