Debaten sobre nueva modalidad promocional del cannabis medicinal

A continuación reproducimos el comunicado de prensa del Senado:

A pesar de que la Ley de Cannabis Medicinal define la relación bonafide entre médico y paciente como una “donde medie la evaluación correspondiente y su historial médico como parte del tratamiento de la condición del paciente que justifique la recomendación de cannabis y su método de administración”, la presidenta de la Puerto Rico Medical Cannabis Association, Ingrid Schmidt, opinó que los descuentos y promociones y “tours” en facilidades médicas mediante plataformas electrónicas (Gustazos) expresó que“ no es un incumplimiento de ley” y que es “discrecional”.

“No estoy segura de que es un incumplimiento de ley. Me parece que si es apropiado o no, el Departamento de Salud tiene las herramientas para evaluarlo y plantearlo a cualquier persona que tenga una licencia de establecimiento de cannabis medicinal. Esta herramienta de Gustazo o de cualquier promoción es un tema discrecional de qué es apropiado o qué no es apropiado”, dijo Schmidt al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, en una vista pública de la Comisión de Relaciones Federales, Políticas y Económicas en la que se evaluó la Resolución del Senado 583 que investiga la industria del cannabis medicinal en la Isla luego advenir en conocimiento de posibles violaciones a dicha Ley.

Aparentemente hay dispensarios que se promocionan indicando que no requieren identificación, ofertas de cupones de descuentos para obtener certificación médica para el uso del cannabis medicinal y anuncios de portales de Internet para la tramitación en línea de licencias para el uso del cannabis medicinal, entre otros.

“¿Le parecería que alguien promocione un Gustazo con insulina y de un ‘tour’?”, cuestionó Rivera Schatz a lo que Schmidt respondió, “no me parece que es en contra de la ley”.

Ante esto Rivera Schatz reiteró que es ilegal la promoción de estos servicios en los que se promueven “tours” en centros de cannabis medicinal y luego otorgan licencias a los pacientes. “Le están diciendo a todo el mundo ‘venga por acá si le duele algo que luego del ‘tour’ usted tendrá historial para recetarle con uno de mis médicos cannabis’. Esa es la interpretación mía. Aquí (en la Ley) hablan de un historial médico, de una evaluación correspondiente mientras que (con la promoción de Gustazo) ‘venga por aquí y le damos un ‘tour’ y le garantizo como decía hace muchos años una cervecera en Puerto Rico en su promoción ‘cuando nos pruebes, te tenemos’”.

“Aquí hay gente seria y profesionales decentes tratando de atender un problema de quebranto de salud manejando la criminalización de la que ha sido objeto todo esto. También los tabús porque hay gente que piensa que eso podría ser malo sin necesariamente serlo y entonces eso es lo que nosotros queremos evitar. Queremos que esa mística, esa formalidad esté presente en todo momento. Nosotros no queremos ir contra nadie porque queremos asegurarnos que esto se maneje con el profesionalismo con que usted y sus asociados pretenden hacerlo. Les costó trabajo aprobar esto. No lo dañen… porque la Legislatura puede actuar sobre esto”, aseveró Rivera Schatz quien “sobre el camino” evaluará si se enmienda la Ley de Cannabis Medicinal.

Por su parte, el doctor y senador Carlos Rodríguez Mateo, argumentó que “a lo mejor pudiera ser legal pero no ético”.

“Si queremos ver esto como un tratamiento médico como lo vemos en la medicina tradicional o como un fármaco más que viene a ser un paliativo para unas condiciones médicas, lo tenemos que ver en todo el contexto. No pueden haber exclusiones ni excepciones… En mis 27 años de médico yo nunca había visto una cosa como esa de médicos que se anuncien en Gustazo para condiciones específicas. La telemedicina es una herramienta y no es para sustituir una relación médico paciente”, comentó el senador en la audiencia pública.

Proliferación de establecimientos

Por otra parte, y ante un aparente alza en la cantidad de establecimientos que no operan de acuerdo a la Ley, Schmidt informó que la asociación que preside acudió, previo al paso del huracán María, a los Departamentos de Justicia, Seguridad Pública y Asuntos del Consumidor para que tomaran cartas en el asunto. Sin embargo, señaló que a pesar de que han pasado más de cuatro meses no tiene conocimiento de si han realizado algún tipo de operativo.

Al conocer de esta petición a las agencias del gobierno, el senador Rodríguez Mateo, opinó que “gracias a la gran excusa que ahora todo el mundo pone en el País” (huracán María) esos que están traficando con productos ilegales siguen traficando y no se ha hecho nada”.

Mayor rigurosidad

A pesar de que dijo que el modo de promoción es “discrecional” pero se puede reglamentar Schmidt exigió sanciones contra los establecimientos que venden cannabis medicinal sin ser parte del programa establecido por ley como por ejemplo la venta de suplementos de cannabidiol (CBD) sin autorización de la Junta Reglamentadora, “o aquellos que intencionalmente intentan confundir a los pacientes, anunciando que no necesitan licencia para comprar cannabis en sus establecimientos”.

Cuando el presidente senatorial le solicitó a la presidenta de la asociación posibles enmiendas a la Ley, la misma comentó que “en este momento la ley tiene las garras suficientes como para poder hacer valerla y poder cumplir con una industria que vele y salvaguarde los intereses de los pacientes”.

¿Dónde está el sistema de rastreo?

Ante esta pregunta del presidente del Senado, la presidenta de la Asociación de la Puerto Rico Medical Cannabis Association informó que, aunque esa pregunta la debe responder el Departamento de Salud, el contrato se firmó para la implementación. Sin embargo, indicó que cada establecimiento autorizado tiene su sistema de rastreo vigente. “El del Estado no está activo”, dijo.

La también conocida Ley para Manejar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites dispone de requisitos y prohibiciones rigurosas entre las que se encuentra la relación ‘bonafide’ entre el médico y el paciente, la obligación a los pacientes de portar su identificación en todo momento y la prohibición de distribución gratuita de cannabis medicinal o muestras de productos en convenciones, exhibiciones o eventos públicos y/o privados. También, la prohibición de cualquier presentación o método, incluyendo empaques, rotulación y anuncios de cualquier tipo que puedan ser atractivos a menores de edad, empaque de los productos y rotulación y promoción de los dispensarios, entre otros.

La Comisión senatorial realizará más vistas públicas sobre este tema y se dispone a citar los Departamentos de Salud, Seguridad Pública y Justicia, entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: