Arranca en el Senado vistas públicas sobre la nueva reforma contributiva

La Comisión de Hacienda que preside la Senadora Migdalia Padilla Alvelo, dio inicio a las vistas públicas sobre el Proyecto del Senado 909 esta semana, que enmienda el Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico y deroga la Ley 156-2015 a los fines de establecer el plan de simplificación del sistema contributivo.

En la medida de Administración, se establece que “es necesario una reforma abarcadora que atienda las imperfecciones de nuestro sistema contributivo que no sólo estimule el desarrollo económico, sino que también promueva un ambiente donde permee el cumplimiento voluntario y ejemplar de todos los sectores para lograr tener un sistema verdaderamente justo y equitativo”.

Además, en la misma, se recalca que esta reforma contributiva está basada en unos principios fundamentales y mejores prácticas de administración tributaria: (i) el uso de la tecnología como herramienta para aumentar el cumplimiento; (ii) reestructuración de la línea de servicios a los contribuyentes; (iii) refinamiento de las estrategias de fiscalización y mitigación de riesgos de incumplimiento; y (iv) una transformación de procesos para facilitar el cumplimiento cabal con las obligaciones contributivas.

En ese sentido, se modificarán las tasas de Contribución Normal y Contribución Básica Alterna aplicable a individuos, así como los umbrales de ingresos que estarían sujetos a estos tipos de contribución, según se indica a continuación:

En adición, según la medida, “otro de los objetivos principales de esta reforma contributiva es el reducir el costo de cumplimiento a los contribuyentes, ya sea en tiempo o dinero. En ánimo de simplificar los procesos para el cumplimiento con las obligaciones contributivas, y considerando la nueva realidad económica de las personas que trabajan por cuenta propia, se introduce una contribución opcional para individuos que llevan a cabo industria o negocio por cuenta propia (“self-employed individuals”), y cuya única fuente de ingresos proviene de servicios sujetos a la retención en el origen”, se describe en su Exposición de Motivos.

La contribución opcional le permitiría al individuo tributar bajo una tasa fija de contribución sobre el ingreso bruto recibido, siempre y cuando los ingresos generados por razón del trabajo por cuenta propia estén sujetos a retención en el origen en su totalidad y hayan sido debidamente informados en la declaración informativa correspondiente. Las tasas contributivas y umbrales de ingresos sujetos a la Contribución Opcional se ilustran de la siguiente manera:

Por su parte, el Secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera, defendió la pieza legislativa asegurando que las propuestas en esta “abarcadora reforma contributiva ayudarán en el desarrollo de individuos y corporaciones, a la misma vez que aseguramos cumplir con los parámetros fiscales necesarios para atender la crisis que enfrenta Puerto Rico. En conjunto, la visión es que estas medidas, junto a otras iniciativas de esta Administración, ayuden a que nuestra Isla pueda aumentar su competitividad y la actividad económica en los distintos sectores de nuestra economía”, señaló Laboy Rivera.

Asímismo, Laboy Rivera anunció que próximamente el Gobierno presentará un nuevo Código de Incentivos. “La medida ante nuestra consideración será sufragada con este nuevo esquema contributivo y con millones de dólares en ahorros que provendrán de la revisión de los incentivos ya existentes, asegurando un efecto neutral en los ingresos recibidos por el erario”, sentenció.

Laboy Rivera aseguró que todavía no se ha radicado el nuevo Código de Incentivos Industriales debido a la aprobación de la reforma contributiva federal, pero señaló que se radicará en los próximos días.

Por otro lado, el titular del DDEC, recomendó que se revise el lenguaje de la Sección 6110.03 (e) que otorga al Secretario de Hacienda la facultad de reducir el monto presupuestado de créditos e incentivos contributivos que sean necesarios para sufragar los alivios contributivos a individuos y corporaciones. “Es importante dar la claridad necesaria. Debemos evitar cambiar en el camino las reglas del juego. De esta manera, podríamos evitar que los futuros y actuales inversionistas malinterpreten el texto de la reforma contributiva y que ello sirva para disuadirlos de invertir en la isla”, dijo Laboy Rivera.

A preguntas de la senadora Padilla Alvelo, Laboy Rivera aseguró que esta medida atiende a todos los contribuyentes y es equitativo en relación a los beneficios que se les otorgará a los individuos y corporaciones: “la contestación es que sí, esta medida logrará el objetivo. A nivel de individuos atendemos a los sectores más vulnerables lo que representa más dinero para el bolsillo de los contribuyentes. Yo creo que se logran muchísimos objetivos que van más allá de índole contributivo sino de manera de desarrollo económico”.

Otra de las áreas que abarca el P. del S. 909 es la tecnología, “El crecimiento exponencial en el uso de la tecnología y la digitalización de información abre el camino para considerar plataformas y herramientas tecnológicas que permita: (i) simplificar y agilizar la interacción de los contribuyentes con el Departamento de Hacienda; (ii) aumentar la eficiencia en el proceso de toma de decisiones de administración tributaria mediante un análisis integrado de la información recopilada; (iii) mejorar los aspectos operacionales del Departamento de Hacienda, incluyendo pero sin limitarse a, la radicación de planillas y el pago de contribuciones por medios electrónicos; y (iv) reducir la complejidad de la administración tributaria consolidando todos los tipos de contribuciones en un sistema unificado e integrado”, detalla su Exposición de Motivos.

Según los datos y la información disponible, cada año se radican aproximadamente 890,000 planillas de contribución sobre ingresos de individuos, del cual un 20% son individuos asalariados quienes incluyen únicamente un Comprobante de Retención (Formulario 499R-2/W-2PR). El sistema de radicación electrónica ha disminuido en gran medida los costos de procesamiento de planillas.

Mediante el uso de tecnología, el Departamento recopilará la información de estos individuos y, a base de esta información, se generará una planilla pro forma, la cual deberá ser revisada y aceptada por el contribuyente para ser radicada. Esto tendría el efecto de simplificar las normas de cumplimiento y radicación para alrededor de 300,000 contribuyentes, quienes podrían estar sujetos a la certificación pro forma de su planilla sin necesidad de realizar trámites adicionales.

Mientras, la senadora Padilla Alvelo indicó, “estamos haciendo el trabajo que hay que hacer para ser atractivos”. Asímismo afirmó que serán unas vistas públicas amplias ya que se estarán citando a varios sectores concernientes. “Esto no está escrito en piedra. Muchas de estas cosas que fueron discutidas ya están en el proyecto y no necesariamente tienen que quedarse ahí”, dijo. La legisladora urgió a Laboy Rivera a radicar el Código de Incentivos lo antes posible, tomando en consideración que próximamente se verá el presupuesto de la Isla.

El Senador José Nadal Power, Portavoz de la Delegación del PPD en la Comisión de Hacienda se unió al reclamo de su compañera Padilla Alvelo sobre la premura de que se radique el nuevo Código de Incentivos Industriales ante la proximidad de tener que aprobar un presupuesto. “Una cosa depende de la otra”, dijo Nadal Power. De paso, el Legislador recomendó que se le otorgue un crédito contributivo a todo aquel contratista que viene de afuera y que compre todos sus materiales en la Isla, de hecho, anunció radicaría un proyecto de ley a esos fines.

Mientras que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) a través del su Subdirector Ejecutivo, Alejandro Camporreale, manifestó que el nuevo modelo contributivo resulta fiscalmente neutral para el Gobierno. “Esto así porque la reducción en posibles recaudos será sufragada con los ahorros provenientes de la revisión del Código de Incentivos, el cual esta próximo a presentarse y el cual promueve incentivos que tengan retorno positivo”, indicó Camporreale.

Camporreale insistió en que la medida “cuenta con una serie de pruebas de responsabilidad fiscal para alivios que comienzan en o después del 1 de enero de 2019, las cuales buscan proteger la salud fiscal del Gobierno. Así, entendemos que el Proyecto del Senado 909, evaluado en conjunto con el Código de Incentivos, cuenta con los mecanismos y las salvaguardas fiscales necesarias para ser compatible con el Plan Fiscal”, dijo.

La Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) mencionó que esta pieza legislativa deroga la Ley 156-2015, conocida como la Ley de la Oficina del Administrador de Rentas Internas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. “Mediante dicha Ley se creaba esta oficina, adscrita al Departamento de Hacienda como un componente operacional autónomo, para administrar, manejar, ordenar y supervisar la ejecución y aplicación de las leyes de rentas internas, sin soslayar las funciones de política pública delegadas constitucionalmente al Secretario de Hacienda. No obstante, según el Informe de Transición del Gobierno 2016 del Departamento de Hacienda, la implementación de las disposiciones de esta Ley no fue completada; por lo que actualmente dicha oficina no forma parte de la estructura organizacional del Departamento”, señala OGP.

Otra agencia que depuso en esta vista lo fue la Junta de Planificación quien también se expresó a favor del proyecto.

A %d blogueros les gusta esto: