Candidatos a delegados por acumulación comparten propuestas de cara a las elecciones del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico

pixel

El pasado lunes, 3 de septiembre comenzó el periodo de votaciones para las candidaturas a la presidencia y delegados por acumulación del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (CAAPR). En la presente contienda, se enfrentan los licenciados Edgardo Román Espada y Eladio Malavé Núñez, por la presidencia del CAAPR. Por otra parte, entre los candidatos y candidatas por acumulación se encuentran: las licenciadas Daisy Calcaño López, Astrid Soto López y Carmen T. Rodríguez Alicea, así como los licenciados Rafael Capella Angueira e Irvyn T. Nieves Robles.

En esta ocasión, Microjuris.com convocó a los candidatos a delegados por acumulación para conocer sus propuestas y perspectivas sobre el CAAPR y su rol durante este próximo bienio. A continuación sus contestaciones a nuestras preguntas:

¿Por qué decidió usted aspirar a ser parte de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico?

Lcda. Daisy Calcaño López
“Aspiro a ser electa delegada por acumulación a la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico para el bienio 2018-2020. Actualmente soy delegada a la Junta de Gobierno por la Delegación de Caguas en el presente bienio. Hace más de quince (15) años que represento pro bono a compañeros y compañeras en sus asuntos de naturaleza disciplinaria. Como delegada por acumulación me propongo promover la mediación como alternativa en los casos de naturaleza ética. Preparar y adiestrar comisiones especiales de ética en todas las delegaciones, para que puedan asistir a los compañeros y compañeras en estos asuntos en coordinación con el Procurador del Abogado y Abogada. Como delegada por acumulación tengo el firme propósito de continuar con la comunicación directa y efectiva con las delegaciones para que junto con el próximo y seguro Presidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico para el Bienio 2018-2020, Edgardo Manuel Román Espada y mis compañeros aspirantes a delegados por acumulación Rafael Capella Angueira y Astrid Soto López continuemos trabajando como hasta el presente, divulgando, mejorando los servicios y trabajando efectivamente para incrementar el número de colegiad@s. No hemos tenido pausa en nuestro trabajo como delegada por Caguas y continuaremos con el mismo entusiasmo y compromiso como delegada por acumulación, lo que me permitirá llegar más efectivamente a todas las delegaciones. Tenemos trabajos que se están realizando desde las comisiones que pertenezco y deseamos concluirlos para beneficio de nuestra institución así como participar en el plan de trabajo del seguro y próximo Presidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico Edgardo M. Román Espada”.

Lcdo. Irvyn Nieves Robles
“Recibí de los compañeros abogados y abogadas de diferentes delegaciones la invitación a que aspirara a miembro de la Junta por Acumulación. Mi decisión a aceptar a aspirar a la posición, la tomé por entender que hay muchas áreas importantes que el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, debe intervenir para que el Colegio sea la casa de todos los abogados de Puerto Rico”.

Lcda. Astrid Soto López
“Soy doctora en Psicología Industrial Organizacional, profesión a la que me dediqué por más de 20 años. Hace poco más de 10 años decidí dar un giro a mi vida y decidí estudiar Derecho. Esta decisión cambio mi vida, me apasiona lo que hago y me apasiona mi trabajo voluntario desde esta institución. El ser psicóloga Industrial Organizacional me ha permitido poner a disposición del Colegio unas destrezas que tengo como investigadora y estudiosa del comportamiento humano. Cuando juramenté en el año 2011, decidí colegiarme ya que el Colegio es una institución de suma importancia para nuestro país y quería formar parte de ella. Inmediatamente me enteré de que existían comisiones de trabajo en las distintas áreas del derecho y decidí unirme a la Comisión de los asuntos de los abogados y abogadas y a la Comisión sobre los Derechos de las Personas de Mayor Edad. Más adelante, me uní a la Comisión sobre los Derechos de las Víctimas de Delitos, la cual actualmente presido. Me entusiasma ser parte de un gran grupo de abogados y abogadas que trabajan en estas comisiones de forma voluntaria. Me apena que muchas personas no conozcan del trabajo que se hace día a día y año tras año.En las comisiones hemos realizado memorandos sobre Proyectos de Ley solicitados y no solicitados por la asamblea legislativa que afectan a la población que representamos. En el año 2014, en la Comisión sobre los Derechos de las Personas de mayor Edad desarrollamos vistas públicas y se llevó a cabo un foro en torno al tema de la sobre medicación de adultos mayores. Esta actividad surgió por una situación de una persona que tenía a su mamá en un Centro de cuidado de larga duración y su madre estaba siendo víctima de sobre medicación. Así se han desarrollado otras actividades y otros temas que han sido de interés tanto para el gremio como para el público en general. Hemos establecido alianzas con otras organizaciones sin fines de lucro y de base comunitaria para seguir aportando al conocimiento y la defensa de los derechos humanos. En el tiempo que llevo en el Colegio, he podido recibir y aprender de estas experiencias. He ganado un bufete extendido con colegas que son especialistas en ciertas áreas del derecho y quienes me han respaldado cuando apenas comenzaba mi práctica. Compartieron sus conocimientos conmigo, me alentaron y me respaldaron. Quiero darle al Colegio más, a todos los colegiados y colegiadas puedo ofrecer más. Deseo desarrollar planes de acción desde la Junta de Gobierno, donde pueda impactarse de manera positiva a la matrícula, a las personas, a nuestro país. El poder tener contacto con las diferentes delegaciones, facilitará que pueda llegarse a más personas y poder ir estableciendo las propuestas que se han desarrollado con este fin”.

Lcdo. Rafael Capella Angueira
“Decidí aspirar a delegado por acumulación por la necesidad que tiene Nuestro Colegio y nuestra profesión legal de que trabajemos para mejoras los servicios que brinda y fortalecerlo. Quise poner mi experiencia y mis capacidades al servicio de mi profesión y de la institución que nos representa”.

Lcda. Carmen T. Rodríguez Alicea
“He sido delegada a la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico en dos (2) ocasiones, representando a la Delegación William Miranda Marín de Caguas. En el bienio 2010-2012, fungí como vocal de la directiva y en el bienio 2014-2016, fui la tesorera del Colegio. Mi interés en volver a la Junta radica en que entiendo que el Colegio se ha alejado de su objetivo principal que es dar servicios a los colegiados y las colegiadas. Tengo una serie de propuestas dirigidas exclusivamente a aumentar los servicios a la membresía del Colegio, y quiero compartirlas desde la dirección de la institución. Si consideramos estas propuestas junto con las de los otros compañeros y compañeras que compongan la Junta, y las ejecutamos, fortaleceremos el Colegio y atraeremos a los abogados y las abogadas que se descolegiaron porque sintieron que el Colegio no respondía a sus necesidades cotidianas”.

El Colegio de Abogados y Abogadas es una institución fundada hace más de cien años. Durante ese tiempo, ha pasado por muchos cambios, quizás el más importante ha sido la eliminación del requisito de colegiación obligatoria. ¿Qué vigencia o importancia tiene en la actualidad el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico?

Lcda. Daisy Calcaño López
“Nuestro Colegio es la institución profesional más antigua de Puerto Rico. Sus 178 años desde su fundación en el 1840 así lo demuestran. Continua y continuará siendo la voz de los que no tienen voz. El Ilustre Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico sigue teniendo la vigencia y el respeto de los sectores que reconocen su innegable gesta histórica y continua teniendo presencia en todos  aquellos asuntos en el país que así lo ameritan. Más aún, el momento histórico que vive Puerto Rico, requiere que sus instituciones estén alertas sobre situaciones que incluya los derechos humanos. Nuestro Colegio, tiene un Cuerpo de observadores, al cual me honro a pertenecer adiestrados para participar en marchas y manifestaciones. Así mismo, a través de un grupo comprometido de colegiados y colegiadas, están disponibles para ofrecer representación legal gratuita de ser necesario a manifestantes que ejercer su derecho a la libre expresión. A través del Programa Pro-Bono, provee representación legal gratuita a personas de escasos recursos, lo que reviste de interés social para los ciudadanos. Comparece ante la Legislatura de Puerto Rico en ponencias en proyectos de Ley que inciden en la vida de los puertorriqueños y de la profesión de la abogacía y notaria, siendo la más reciente en las vistas del proyecto de nuevo Código Civil. Comparece anualmente ante las Naciones Unidas. No existe al presente institución con la estructura organizacional que tiene el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico al servicio de la abogacía. Estas participaciones son solo un breve señalamiento, para el enorme trabajo que se realiza en nuestra honrosa institución desde la Presidencia, la Junta de Gobierno, las directivas de las delegaciones y las Comisiones. Es la organización profesional voluntaria de mayor matrícula en la isla. El Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico desde su fundación ha estado comprometido con el acceso a la justicia de las personas de escasos recursos económicos y reconoce el deber ético de trabajar y luchar por que éstas tengan la más adecuada y capacitada representación legal. El Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico es el representante de sus colegiados y colegiadas. Está comprometido como gremio a defender los intereses de sus integrantes y a brindarle servicios y beneficios que responda a sus necesidades. El Colegio de Abogados y Abogadas, mantiene y mantendrá su vigencia y el respeto que se ha ganado del pueblo de Puerto Rico y de los  que nos honramos a pertenecer a la misma”.

Lcdo. Irvyn Nieves Robles
“Existe un viejo dicho que expresa ‘Divide y vencerás’. El Colegio de Abogados y Abogadas, durante esos más de 100 años ha asegurado que los miembros de la profesión se mantengan unidos para poder defender no solamente los derechos de los ciudadanos, sino también los derechos de los integrantes de esta profesión. En este momento en que por razones varias no existe esa unidad, los integrantes de esta profesión no están unidos completamente en la defensa de sus derechos. Ese objetivo se puede lograr a través de nuestro colegio y no en forma separada”.

Lcda. Astrid Soto López
“El Colegio de Abogados y Abogadas es la institución profesional más antigua, con la mayor matricula de miembros voluntarios. El Colegio sigue siendo la voz del respeto a los derechos humanos. Cuando ha habido leyes o situaciones que han afectado a diferentes sectores, el Colegio ha estado presente. Con todo lo que ha estado ocurriendo con la reforma laboral, educación, salud, la Junta de Supervisión Fiscal, el Colegio está presente a través de los diferentes grupos y a través de la voz de su presidente. Entiendo que harían falta más expresiones públicas en los medios de comunicación como la televisión, para que el Colegio esté más visible y más presente en la conciencia colectiva de las personas. El que no se vea al Portavoz del Colegio todos los días en las noticias no quiere decir que no esté abogando por los más afectados en los procesos y situaciones que estamos viviendo. El Colegio ha tenido que comenzar a cambiar el enfoque a tono con los tiempos y a las situaciones que estamos viviendo, pero los cambios y las estrategias no dan resultados de la noche a la mañana. Hay que seguir afinando, viendo lo que funciona y descartando lo que no funciona. Conocer el perfil de los colegiados y colegiadas y el perfil de los no colegiados y colegiadas. Ciertamente, estamos viviendo tiempos de crisis económicas que han venido a la par con la descolegiación, hasta un evento natural que ha afectado a muchos en Puerto Rico, incluyendo a los abogados y abogadas. Esos elementos hay que tomarlos también en cuenta cuando se habla de la baja en la matricula, luego de la ley que eliminó la colegiación obligatoria.

Se debe tomar en cuenta que al tener una colegiación voluntaria, hay que cambiar las estrategias para atraer a los abogados y abogadas que recién comienzan la profesión así como a aquellos que llevan muchos años de experiencia y servicio. Estamos hablando de una población diversa, donde se entremezclan diferentes generaciones con diferentes intereses y visiones”.

Lcdo. Rafael Capella Angueira
“Hoy mas que nunca el país y la profesión legal necesita un Colegio fuerte y vigoroso. La descolegiación mermó la matrícula, pero no la vigencia del Colegio. Los abogados y abogadas necesitamos al Colegio al igual que nuestro país. El Colegio se ha distinguido por ser un defensor de los derechos humanos y constitucionales en nuestro país y así debe continuar”.

Lcda. Carmen T. Rodríguez Alicea
“El Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico es una institución centenaria que ha servido a nuestra sociedad desde distintas vertientes. Aunque su fin primordial es dar servicios a sus integrantes, no debe verse como una institución desvinculada de los procesos sociales del país. Al ser una criatura del Estado, ya que fue creada mediante legislación, el Colegio es una voz importante y esencial para orientar al gobierno y a la ciudadanía sobre aspectos, no solo germanos a la profesión, sino también aquellos que afectan los derechos individuales y colectivos. Lamentablemente en los últimos años el Colegio ha perdido vigencia en la discusión de asuntos fundamentales del país y del desarrollo del derecho. Esta ausencia en el panorama social ha respondido a la falta de divulgación de los objetivos y logros de la colectividad”.

A su entender, ¿cuáles son los tres aspectos más importantes que debe atender la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados y Abogadas en este próximo bienio?

Lcda. Daisy Calcaño López
“En el presente bienio que está próximo a concluir, el Lcdo. Edgardo M. Román Espada y yo estuvimos reuniéndonos con las directivas de las delegaciones, logramos coordinar 12 reuniones de las 14 delegaciones. Alejandro Torres Rivera, presidente actual, nos acompañó en diversas ocasiones. Esas reuniones tuvieron el propósito de escuchar a las delegaciones, conocer  sus necesidades particulares. Estaremos entregando a la Junta de Gobierno entrante ese informe. Ello me permite expresar aquellos aspectos que en términos generales son comunes a todas las delegaciones. Entre los aspectos más importantes que debe atender la Junta de Gobierno el próximo bienio se encuentran los siguientes: (1) La aprobación por el Tribunal Supremo de Puerto Rico del Reglamento de Abogados y Abogadas de Oficio y ser diligente en el método de pago de los honorarios en las asignaciones de oficio; (2) Establecer comités de ética en todas las delegaciones y ofrecer seminarios de manejo de asuntos disciplinarios, los que ofreceré sin costo alguno; (3) Acceso económico a los cursos de educación jurídica continua; (4) Actualización de los beneficios y servicios a los colegiados y colegiado; (5) Comunicación efectiva con su matrícula a través de los delegados, delegadas y directivas de las delegaciones y (6) Que se lleve a cabo el Plan de Trabajo de la Delegaciones, de manera que se realicen actividades de educación jurídica continua y actividades sociales entre otras, en todas las delegaciones”.

Lcdo. Irvyn Nieves Robles
“(1) El más importante es lograr la unidad entre los abogados y abogadas del país bajo un mismo gremio que los una. El Colegio debe conciliar las posiciones de todos los abogados y abogadas, de suerte que no existan diferencias entre sus miembros; (2) El Colegio de Abogados y Abogadas tiene que expandir sus servicios a toda la isla y no concentrarlos en su sede de San Juan. Muchos abogados y abogadas han expresado que por ser residentes de áreas alejadas de San Juan, no pueden beneficiarse de todos los servicios del Colegio. Dando mayor atención a las delegaciones de Distrito del Colegio, se pueden expandir en forma adecuada los servicios a los colegiados y colegiadas en forma regular; (3) Asegurar todos los integrantes de nuestra profesión que siempre existirá un lenguaje inclusivo que nos represente a todos y todas y alejar cualquier posibilidad de expresiones que puedan entenderse como indicativas que el Colegio apoya cualquier tipo de ideología política en particular”.

Lcda. Astrid Soto López
“(1) Atraer a más abogados a que se colegien con propuestas concretas que sirvan a este fin. Reenfocar el servicio que se le brinda a los abogados y abogadas. Y mantener aquellos aspectos que han funcionado; (2) Mayor proyección a la sociedad sobre el trabajo que se hace. Tener más presencia a través de los medios de comunicación, ya que muchas personas no conocen el trabajo voluntario que realizan muchos abogados para la protección de sus derechos. Seguir siendo la voz de los que no tienen voz. Ser pertinente a los asuntos que nos afectan a todos los ciudadanos en los aspectos sociales, económicos y políticos; (3) Educar, educar y educar. Las situaciones a las que nos enfrentamos en estos tiempos requieren de diferentes acercamientos y estrategias. Hay que educar a la ciudadanía sobre derechos humanos, sobre aspectos legales especializados, sobre herramientas y estrategias legales de protección. A los abogados y funcionarios del sistema de justicia brindarles seminarios y talleres sobre temas noveles de derecho y otros temas que no son legales como la sensibilización, conocimientos de áreas de psicología como trastornos o demencias para el reconocimiento de potenciales clientes con estas enfermedades, temas económicos y otros. Aprender a evaluar la capacidad de una persona que otorgará una escritura. En fin, diferentes asuntos y retos que nos han traído los tiempos modernos que estamos viviendo”.

Lcdo. Rafael Capella Angueira
“Son varios los asuntos que tiene que atender la próxima Junta de Gobierno. Tiene que sobre todo seguir mejorando los servicios que da a l@s colegiad@s. Debe procurar que se den seminarios gratuitos y a bajo costo en todas las delegaciones. Hay que concientizar a Nuestro Tribunal Supremo sobre la necesidad de la aprobación de un Código de Ética y un andamiaje justo para l@s abogad@s con respecto a las querellas. Hay que resolver el sistema injusto de las asignaciones de abogad@s de oficio”.

Lcda. Carmen T. Rodríguez Alicea
“En primer lugar, debe atender su propia casa, es decir, abrir el Colegio a todos los abogados y las abogadas del país, independientemente de la ideología que estos y estas profesen. Debemos dejar de ser excluyentes e incorporar a la institución a ese universo de abogados y abogadas que no se han colegiado, por razones tan variadas como: (1) sentir que el Colegio no los representa adecuadamente; (2) enfrentar problemas económicos que le impiden pagar la cuota de colegiación; (3) entender, aunque sea o no correcto, que el Colegio está politizado, es decir, que responde a una ideología política que no es afín con sus creencias; (4) pocos servicios que involucren directamente el quehacer diario de la profesión; (5) no ofrecer cursos de educación continua en las delegaciones, etc. Para ello la Junta y su presidente deben realizar una campaña de colegiación a nivel isla, aumentar la oferta de servicios a los abogados y abogadas, hacer más accesible el programa de educación jurídica continua y, sobre todo, vincular a los abogados y abogadas al gremio para que se despierte el sentido de identidad que está dormido.En segundo lugar, debe atender sus finanzas. El presupuesto del Colegio depende casi en su totalidad de las cuotas de colegiación. Ante la merma en este renglón, no se han explorado otras áreas para allegar ingresos a la institución. La Junta debe atender de manera inmediata y eficiente el aspecto financiero del Colegio. La Junta y su presidente deben buscar fuentes alternas de ingresos, fiscalizar los gastos y recortar aquellos que no sean prioritarios.En tercer lugar, el Colegio debe insertarse en la sociedad civil como una voz potente, precursora de ideas para ayudar a mejorar el país. Esta voz debe ser una de consenso. La Junta y su presidente, como representantes de las delegaciones, tienen que considerar las diversas posturas de sus integrantes para que los pronunciamientos que se hagan públicamente sean el resultado de una participación democrática de la matrícula del Colegio”.

¿Cómo se debe atender el problema de representación en el Colegio, del que tantos abogados y abogadas hablan?

Lcda. Daisy Calcaño López
“Para evaluar el alcance el problema de representación en el Colegio de que tantos abogados y abogadas hablan es necesario señalar con conocimiento y experiencia propia el porque se repite una y otra vez la frase el colegio no me representa. Cuando llegué a la Junta de Gobierno como delegada por Caguas, advine el conocimiento del éxodo masivo de colegiados y colegiadas por años y más marcado en  el bienio 2014-2016, le envié una comunicación escrita al Presidente del Colegio de Abogados y Abogados, y éste constituyó una comisión especial de Actividades Alternas y Colegiación. Visité los y las descolegiad@s de la región de Caguas que comprende los pueblos Caguas, Gurabo, San Lorenzo, Juncos, Aguas Buenas, Cidra y Cayey. La delegación de Caguas fue la única que creció un 7% en el 2017 y mantiene ese aumento en el 2018. En este peregrinar por los pueblos localizando compañeros y compañeras descolegiad@s, tuve el privilegio de conocer de primera mano sus inquietudes, sus necesidades  y lo que esperan de la institución. Les informé sobre los actuales beneficios y servicios y me sorprendí en gran manera del desconocimiento de   dicha información, a pesar de que se divulga en la página cibernética del Colegio, se envía periódicamente por correo electrónico el opúsculo de los servicios y beneficios, entre otras formas de publicidad. Ello unido a las reuniones con las delegaciones, pude identificar el desconocimiento de los servicios y beneficios que ofrece la institución. Las delegaciones mantienen un plan de trabajo guía preparado precisamente por la mencionada comisión especial, producto de la participación de los delegad@s y las directivas de las delegaciones. En primera instancia debemos internalizar que el Colegio llega a su matrícula a través de sus delegaciones, la experiencia así lo demuestra, los servicios y beneficios llega a la matrícula a través de las Delegaciones. Como delegada por acumulación me propongo visitar junto a su delegad@ todas las delegaciones, divulgar los servicios y beneficios, auscultar cuales son la necesidades particulares y actualizarlas, revisar el plan de trabajo de las delegaciones de manera que ajuste a su realidad actual. Cada colegiado y colegiada es la voz de la Institución, es la mejor publicidad. Si conocemos a cabalidad los servicios y beneficios que ofrece el Colegio, podemos estar en una posición informada de la rentabilidad de la colegiación. Asimismo, el mejoramiento de los servicios del Colegio depende en gran medida de la información obtenida de su matrícula, que es una de las funciones de los delegados y delegadas a la Junta de Gobierno”.

Lcdo. Irvyn Nieves Robles
“Es obligación del Colegio velar por las necesidades profesionales de todos los integrantes. Todos los abogados y abogadas nos vemos en a situación de ser altamente reglamentados. El Colegio tiene que ofrecer a todos los miembros de la profesión legal su ayuda y protección y ser el lugar al que acudamos a pedir ese apoyo y servicio”.

Lcda. Astrid Soto López
“El Colegio debe mantener un enfoque de derechos humanos y desde esa perspectiva se deben de trabajar los asuntos y problemas que aquejan a los ciudadanos de este país. Si hay leyes que afectan y violan los derechos de un sector poblacional, el Colegio debe seguir abogando por ese sector. Esa es la razón de ser del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico. Es nuestro deber como abogados proceder con justicia y equidad. Ese debe seguir siendo el norte del Colegio. En el Colegio que yo comparto hay abogados y abogadas de diferentes ideologías políticas y creencias religiosas. Los veo a cargo de comisiones. El criterio que se ha hecho en los nombramientos es el del respeto por las áreas que dominan y no alguno otro”.

Lcdo. Rafael Capella Angueira
“El problema de la asignación de abogados de oficio hay que atenderlo y para ello tenemos que trabajar con Nuestro Tribunal Supremo y con el Gobierno de Puerto Rico. No es justo que a los compañeros y compañeras se les asignen muchos casos de oficio sin recibir remuneración. Además siempre se ha criticado la forma en que los jueces hacen las asignaciones y esto hay que corregirlo”.

Lcda. Carmen T. Rodríguez Alicea
“El candidato que respaldo para presidente del Colegio, Lcdo. Eladio Malavé Núñez, propone que volvamos al modelo de democracia horizontal, en el que la Junta de Gobierno, como representante de las delegaciones, sea la que tome las decisiones en el Colegio, con una apertura al diálogo y a la convergencia de ideas. El resultado de este ejercicio convertirá al Colegio en el verdadero representante de los abogados y las abogadas del país. Actualmente, el modelo que los abogados y abogadas percibimos que existe es un modelo vertical, en el que el presidente trae las ideas y la Junta se las avala, sin tomar en consideración el consenso y sin dar paso a la disidencia.  Yo tengo la misma posición que el compañero Malavé. Creo firmemente que la Junta de Gobierno del Colegio, representante directo de las distintas delegaciones, es la voz que debe prevalecer y que el presidente sea el portavoz de las decisiones tomadas por la Junta. El cambio en el modelo también cambiará la percepción del universo de abogadas y abogados que están ávidos de un organismo que los represente”.

Cuéntenos sobre algunas de sus propuestas.

Lcda. Daisy Calcaño López
“Como delegada por acumulación apoyo el programa de trabajo del candidato a presidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico. Edgardo Manuel Román Espada, en su totalidad. Uno de mis proyectos más anhelados es la constitución de comités de ética en todas las delegaciones, de tal manera que desde la delegación y en coordinación con el o la Procurador (a) del Abogado y Abogada, se pueda hacer atender estos asuntos tan importantes de nuestra matrícula. Tengo preparado el taller que se intitula “La queja de la A a la Z y la querella de la A a la Z”, con modelos y preguntas guías para la vista ante el o la Comisionad@, para ofrecerlo en cada delegación. Por más de 15 años represento a compañeros y compañeras pro bono, en asuntos disciplinarios, conozco de primer orden lo que significa un procedimiento disciplinario. Otro proyecto, es uno que llevamos meses el compañero Edgardo Román Espada y yo trabajando, es el banco de modelos de documentos legales y notariales, que se está terminando de actualizar  y confiamos que para los próximos meses este listo, de manera que la matrícula pueda accesarlos por Internet. Desde la comisión especial, trabajamos acuerdos de colaboración con instituciones bancarias y cooperativas para que ofrezcan servicios a los colegiados. Se firmó un acuerdo de colaboración con la Cooperativa La Puertorriqueña. Tenemos pendientes evaluar propuestas con otras cooperativas y bancos, como integrante de dicha comisión, continuaré buscando más y mejores servicios para nuestra matrícula y culminando los acuerdos de colaboración que  actualmente estamos considerando. Es importante el establecimiento de un fondo de emergencia para la matrícula. Ello conlleva que se realicen actividades para recaudar fondos que puedan disponerse para ello. Promoveré que se nombre una comisión especial para dicha encomienda, dada la experiencia del daño que recibimos con el paso del Huracán María.  Así mismo, promoveré que la nueva Junta de Gobierno atienda la más reciente resolución en apoyo de los abogados y abogadas unionad@s de Servicios Legales para que nombre la comisión especial a la brevedad para atender el mandato de la Junta de Gobierno saliente. Estos son algunas entre muchas otras propuestas que promoveré”.

Lcdo. Irvyn Nieves Robles
“He tenido el honor de haber sido Delegado ante la Junta de Gobierno de Abogados y Abogadas de Puerto Rico en dos ocasiones y también haber presidido la delegación de Bayamón. Esa delegación es la única que posee una propiedad llamada ‘La Casa del Abogado de Bayamón’, utilizada por los miembros de esa delegación. Me propongo cooperar a través de mi esfuerzo y experiencia con todas las delegaciones que interesen establecer una casa para los abogados y abogadas de su delegación y de esa forma poder llevar a cabo los demás objetivos anteriormente mencionados. Tengo el conocimiento personal de muchos abogados y abogadas cuya condición económica les ha afectado su interés de colegiarse, me propongo traer a evaluación y estudio el cambio y/o reducción de pago de cuotas para que sea más accesible a todos y todas”.

Lcda. Astrid Soto López
“(1) Estudio de necesidades de abogados y abogados- Mediante un cuestionario que se está preparando se recogerá información sobre diferentes aspectos tales como aspectos en relación a su práctica, área social, familiar, intereses y pasatiempos, tecnología, económicos y como fueron afectados por el huracán María, entre otros. Este estudio brindará un perfil de los abogados y abogadas de manera que podamos precisar con mayor certeza las necesidades de nuestro gremio. (2) Apoyo tecnológico- en radicaciones electrónicas de casos y en la búsqueda de las notificaciones. Se creará un panel de voluntarios de abogados que dominan la tecnología para ayudar a abogados en trámite de sus casos. También se ofrecerán talleres especializados a todos aquellos abogados que deseen desarrollar estas destrezas tecnológicas. En el pasado, estos talleres se han ofrecido libres de costos y con grupo de voluntarios que acompañan individualmente al estudiante mientras se está brindado el taller por el profesor. (3) Programa de Mentoría. Este programa de mentoría constará de un panel de abogados voluntarios, con mayor tiempo libre, que les guste servir y compartir su conocimiento con los abogados más jóvenes que comienzan su práctica en asuntos de vital importancia para el cumplimiento efectivo en sus casos. Podrán brindarle consejos, revisar sus escritos, asistirlos en preparación de informes de sus casos, y hasta acompañarlos en sus primeras vistas al tribunal. (4) Apoyo para la jubilación- Brindar apoyo a los abogados y abogadas en la transición hacia el retiro. Brindar apoyo en diferentes asuntos relacionados a su práctica, la disposición de expedientes, así como en su obra notarial. Además, en conjunto con Amigos y Amigas del Colegio ofrecer talleres y actividades recreativas y culturales donde compartan con otras personas de diferentes trasfondos profesionales. (5) Red profesional-Establecer red con otras asociaciones profesionales de manera que se puedan dar tertulias y conversatorios sobre temas de interés para los diferentes grupos. (6) Banco de Recursos- El establecer banco de recursos para los casos que se ventilan en diferentes áreas del derecho. (7) Apoyo a los familiares de abogados y abogadas- En los trámites de cierre de la práctica legal ya sea cuando deciden cerrar o por fallecimiento del abogado”.

Lcdo. Rafael Capella Angueira
“Propongo que en coordinación con el Instituto de Educación Práctica se den seminarios gratuitos y a bajo costo en todas las delegaciones del Colegio de Abogados y Abogadas. Además propongo que se cambie el andamiaje que regula nuestra profesión legal,  para hacerlo mas justo y razonable”.

Lcda. Carmen T. Pérez Alicea
“Mi propuesta principal es aumentar los servicios a los colegiados y las colegiadas, que es el objetivo principal de nuestro gremio. El plan de trabajo que preparé y divulgué en varias plataformas incluye dieciocho (18) propuestas, todas dirigidas a aumentar esos servicios. Entre las propuestas podemos mencionar las siguientes: (1) aumentar el presupuesto destinado a los servicios a colegiados y colegiadas. Actualmente se dedica solo el 9% del presupuesto a esos fines; (2) llevar el Colegio a las delegaciones a través de visitas de la Junta de Gobierno, su presidente y sus comisiones. De esa manera, los colegiados y colegiadas de todos los pueblos de la Isla establecerán una relación directa con el Colegio sin tener que viajar a la sede para compartir con sus cuerpos directivos; (3) aumentar el presupuesto al Procurador(a) del Abogado y Abogada de manera que pueda trasladarse periódicamente a las delegaciones para atender de primera mano las situaciones que enfrentan los y las integrantes del Colegio; (4) promover reuniones periódicas con la Rama Judicial para compartir inquietudes de los y las integrantes de la profesión en su quehacer diario, incluyendo al Director de Inspección de Notarías y (5) realizar reuniones periódicas con el Director(a) del Registro de la Propiedad, adscrito al Departamento de Justicia, para intercambiar ideas para mejorar el funcionamiento de los Registros de la Propiedad”.

Microjuris.com también entrevistó a los candidatos a la presidencia del CAAPR, entrevistas que pueden encontrar en el siguiente enlace.

De interés: Microjuris en la Asamblea del Colegio de Abogados 2018 – #CAAPR2018

A %d blogueros les gusta esto: