Trabajadores sin paga y varados en Puerto Rico luego de incumplimiento por compañías contratadas por FEMA

Descarga el documento: Brown et al v. J&W Grading, Inc. et al

Un grupo de trabajadores de distintas regiones de los Estados Unidos demandaron como clase a una serie de compañías start-up de tecnología, así como a la compañía que inicialmente les contrató y quienes entienden son sus dueños. Estas compañías presuntamente comenzaron operaciones en Puerto Rico con fondos federales de FEMA a raíz de los desastres naturales de los huracanes Irma y María en septiembre de 2017.

Según la demanda de clase, muchos de los demandantes viajaron desde los Estados Unidos y prestaron sus propios equipos a las compañías bajo el acuerdo de que serían compensados por el préstamo. Los trabajadores laboraron por tres meses en Puerto Rico, pero solo recibieron paga por el trabajo de dos semanas.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Algunos de ellos alegan estar varados en Puerto Rico porque no tienen dinero para regresar a sus hogares. Adicionalmente, muchos no han recibido de vuelta los equipos que prestaron, los cuales para muchos de ellos representa su modo de vida.

Estos trabajadores reclamaron los salarios que se les deben, además de compensación por horas extra, daños, incumplimiento de contrato, violaciones a las leyes de trabajo justo y honorarios de abogado. Las compañías demandadas son en su mayoría compañías contratadas para crear una aplicación que debía asistir a los trabajadores en sus esfuerzos de limpieza luego del desastre.

Uno de los problemas que enfrentan los demandantes con sus causas de acción es que estos comenzaron a trabajar en Puerto Rico bajo contrato con la compañía J&W, contratada por Synergy, LLC. Synergy, una compañía de tecnología de Estados Unidos obtuvo un contrato multimillonario por parte de FEMA para asistir en la limpieza post desastre.

Synergy se asoció con una serie de compañías de tecnología para desarrollar la aplicación que se utilizaría para los proyectos de limpieza. En la opinión, el Tribunal federal compara este junte con un equipo de colaboración de Silicon Valley. Entre las compañías de tecnología se encuentran ECO IQ, LLC, Cloud IQ, LLC, Migo IQ, Inc., Radar_Apps, Inc., y Mojo Transport, LLC.

Según los demandantes, cuando comenzaron las reuniones de trabajo, en todo momento se les indicó que eran parte de un mismo equipo, trabajadores en los esfuerzos de limpieza y tecnología. La expresión que utilizan los demandantes, en inglés, es “trabajamos todos bajo la misma bandera” (we’re all working under ‘one flag’). En algún momento luego de comenzar los esfuerzos, J&W abandonó el proyecto.

Los demandantes alegan que las demás compañías se hicieron cargo de agendar y asignar los trabajos de limpieza. Sin embargo, a este punto ya J&W le debía varias semanas de trabajo.

Cuando los trabajadores le reclamaron a las compañías de tecnología el dinero que se les debía, estas ripostaron amenazando con despedir, o en efecto despidiendo y vedando de trabajar a quienes reclamaban.

Adicional a esto, nunca recibieron los pagos por los equipos que prestaron y en muchas ocasiones les indicaron que tenían que para recibir sus equipos debían pagar los impuestos marítimos asociados a ello.

La mayoría de los demandados presentaron mociones de desestimación. Mientras estas estaban ante la consideración del tribunal, J&W presentó una petición de quiebra.

Luego de una vista argumentativa, el Tribunal tomó su determinación respecto a las distintas causas de acción que los demandados alegan no tienen mérito.

Los demandados alegan que no son patronos de los trabajadores para que activen las leyes que les protegen en cuanto a horas y salarios. Sin embargo para el Tribunal los demandantes alegaron con suficiencia que estas compañías actuaron como su patrono y que cumplen con los requisitos de entrada para que se les reclame como tal. Los trabajadores reclamaron por pagos no recibidos, horas extra y represalias. En cuanto a la reclamación por horas extra, el Tribunal desestimó la reclamación contra Cloud IQ, Mojo, Neilitz, Synergy y Rivero por estimar que no hay suficientes alegaciones que expongan al Tribunal que los trabajadores en efecto estuvieron expuestos a trabajo en horas extra.

Adicional a esto, se mantienen las causas de acción por incumplimiento en el pago de una dieta diaria, y enriquecimiento injusto.

Por otra parte, el Tribunal no halló suficientes alegaciones que vincularan a las compañías tecnológicas demandadas con los equipos de los demandantes, por lo que desestimó las causas de acción relacionadas a ello.

por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: