Abogados hablan con jóvenes sobre diversidad de roles que han asumido desde su preparación en Derecho

Los jóvenes participantes del Congreso de Embajadores Juveniles de la Justicia —organizado por Microjuris.com— tuvieron la oportunidad de conversar el miércoles, 19 de junio de 2019 con una serie de abogados sobre los diferentes roles que la educación en Derecho les ha permitido desempeñar.

En el panel Multiplicidad de rol de la abogacía participaron el Lcdo. Edgardo López Sasso, integrante del Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de Boxeo; la Lcda. Ataveyra Medina Hernández, CEO de Microjuris.com, la Lcda. Neida Pumarejo, Directora de Adquisiciones de Para la Naturaleza; el Lcdo. Luis Pérez Giusti, del Bufete Adsuar Muñiz Goyco Seda & Pérez-Ochoa y el Lcdo. José Miguel Marxuach Fagot, del Puerto Rico Law Review.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Lcdo. Edgardo López Sasso compartió con los presentes, no solo cómo había iniciado sus primeros pasos en el boxeo, sino los retos que representó dedicarse al boxeo mientras estudiaba contabilidad y Derecho. Para este, el mayor reto de dedicarse a ambas disciplinas fue precisamente poder manejar su tiempo de forma efectiva para estudiar, entrenar y participar de las peleas y torneos. Aunque su meta era dedicarse al boxeo profesional, este cumplió con la promesa que le hizo a su madre de dedicarse de igual forma a sus estudios. Una vez culminó, y trabajo en la firma DBO y en el bufete O’Neill & Borges, le surgió dedicarse a ayudar a los boxeadores desde la Organización Mundial del Boxeo (OMB).

“Ya cuando decido colgar los guantes, la Organización Mundial de Boxeo —que la dirige Pablo López Varcárcel— rápido me dijo: ‘mira, tú dejaste el toma y dame, vente con nosotros que tú vas a poder ayudar a los boxeadores’ y ese es mi interés personal ahora mismo: ayudar a los boxeadores, porque muchas veces están en una posición de desventaja ante los productores, los promotores… Yo que fui boxeador de primera mano, pues quiero ayudar a los boxeadores en la forma en que me sea posible y ahí estamos ahora”, explicó.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

De trabajar en la OMB, López Sasso disfruta mucho viajar y conocer otras culturas. En su carrera como boxeador aficionado logró 16 peleas profesionales y dos títulos.

Por su parte, la Lcda. Neida Pumarejo compartió su experiencia, pasando de ser una abogada litigante tradicional a su actual trabajo en la organización Para la Naturaleza. Para la Naturaleza es una organización sin fines de lucro dedicada a la conservación del medioambiente.

Pumarejo conoció el Derecho a los 17 años, cuando trabajó en una compañía de desarrollo de vivienda. Como parte de su gestión de negocios, tenía que desahuciar personas. Ver ese proceso de primera mano, los derechos afectados de las personas que eran desahuciadas, provocó que “viera el Derecho de otra manera”. Una vez culminó sus estudios, trabajó como abogada criminalista en un bufete.

“Aprendí un montón, fue chocante trabajar casos criminales”, compartió. Posteriormente esta abrió su propia oficina, experiencia que compartió no fue satisfactoria.

“Ahora mismo, tener oficina propia es frustrante. Litigas, se pierde, se invierte mucho tiempo… Uno puede hacer otras cosas más creativas, más productivas. El Derecho es valioso, te permite abrir un montón de puertas. No tienes que trabajar en la rama mas estricta, puedes contribuir en muchos roles, aunque sea para tu uso personal. En la negociación, de un arrendamiento…”, señaló como ejemplo.

Actualmente Pumarejo trabaja como Directora de Adquisiciones de Para la Naturaleza, donde hace un trabajo que “le encanta”.

“Usamos la educación para involucrar más personas en la conservación y saber que uno no daña aquello de lo que depende, el aire que vas a respirar, lo que vas a consumir. Ecosistemas saludables. El Derecho me abrió esta puerta. Lo más que me apasiona ahora es sembrar. Volvería a estudiar Derecho en mi próxima vida, porque es de utilidad aunque no se lleva a cabo de la manera más tradicional. Compramos propiedad, negociamos precios y condiciones…”, dijo.

Por su parte, el Lcdo. Luis Pérez Giusti, quien es un reconocido abogado laboral, lleva una práctica tradicional, siendo socio de un bufete de sobre 30 abogados y 10 accionistas. En ese bufete, es socio del Departamento de Derecho Laboral. Allí representa patronos en litigios de derecho laboral y litigios comerciales.

“Me gusta mucho el área laboral, me gustan las horas y salarios, porque da una gran diversidad. Yo lo mismo veo un caso en el tribunal, que en el Departamento del Trabajo, que negocio convenios colectivos, que voy a OSHA, hago litigios comerciales de daños y perjuicios para mis clientes… Curiosamente uno me llegó el año pasado y estuve dos semanas en deposiciones en Israel. Un cliente me llevó”, compartió.

De la actividad también participó la CEO de Microjuris.com, Lcda. Ataveyra Medina Hernández, quien entre sus distintos proyectos en diversas organizaciones dirige la empresa líder en inteligencia jurídica. Según compartió, lo más que le apasiona de este proyecto, es poder desarrollar un equipo de trabajo efectivo y lograr cambios culturales a nivel de la empresa, utilizando recursos de medición de desempeño y una estructura más horizontal de gerencia.

“Eso implica planificación estratégica, también relaciones de personal y recursos humanos y planificación financiera. Son las tres áreas que estoy trabajando. Lo más que me apasiona, es el aspecto de lograr inspirar y desarrollar liderato en el resto de las personas”, puntualizó.

Además de dirigir Microjuris.com, Medina Hernández también se desempeña como consultora en relaciones de gobierno.

“Ahora mismo en Washington [DC] estuve trabajando con un proyecto de ley sobre recuperación de desastre. Ahí logramos que se incluyera en la cámara al Caño Martín Peña. No lo logramos en el Senado pero es como el boxeo. Una gana y pierde otras, pero mientras más presencia uno tenga e influencia vaya teniendo en las distintas oficinas, al final es ganar, aunque uno pierda la batalla corta”, señaló.

En su desempeño como consultora, Medina Hernández ha tenido la oportunidad de adelantar importantes proyectos de ley ante el Congreso como la expansión del crédito contributivo por hijos a nivel federal, un proyecto importante para incentivar el trabajo en las familias puertorriqueñas y “hacerles justicia”, ya que por la situación colonial de Puerto Rico, no se recibe ese beneficio.

“Eso implica contacto directo con congresistas y staffers y pues por otro lado, localmente, estuve toda la mañana en una vista publica, de otro de los clientes, en asuntos política publica en beneficio de la niñez, impulsando un proyecto de ley para que las agencias de gobierno adopten prácticas basadas en evidencia o monitoreo de resultados para provocar mayor competitividad de Puerto Rico compitiendo por fondos federales; y al mismo tiempo garantizar que la inversión en programas que impactan la niñez o juventud se haga con parámetros mas claros y sabios”, añadió.

En el caso del Lcdo. José Miguel Marxuach Fagot, en su práctica este ofrece representación en casos de deporte y entretenimiento. De su experiencia compartió que el avance de la tecnología ha provocado grandes cambios que se han reflejado de igual forma en su práctica. Como parte de esa experiencia, señala como lo más “fuerte” el robo que sufren muchos artistas de sus obras, en particular los pintores. Las redes sociales, explicó, han provocado que estas obras se difundan, y se utilicen sin crédito alguno al artista que las creó.

El abogado, que también ofrece un repasos preparatorios para la reválida de Derecho ofrecida por el Tribunal Supremo, para aspirantes a la abogacía identificó que deben generarse cambios en cuanto a dicha reválida.

“La reválida no define tu carrera. No lo predice pero es una formula de establecer algún tipo de estándar para que puedas ejercer. No tengo problema con ese fin, pero sí tengo problema con el número de reválidas que puedes tomar, pero creo que debe ser abierto”, explicó.

Asimismo, este indicó que el proceso de reválida debería ser más abierto, pues que la Junta Examinadora no publica sus ejercicios de escoge, de manera que estos puedan ser analizados.

Al finalizar la actividad, Marxuach Fagot ofreció un consejo a los Embajadores, entre quienes se encuentran jóvenes de escuela superior interesados en practicar la abogacía a futuro.

“Crean en ustedes. Si usted quiere hacer algo póngase a hacerlo y en el proceso va a conseguir todo lo que quiera. Estático nunca va llegar a la meta. Realmente le aconsejo que no tiene que caminar solo, hay gente que lo puede ayudar. Si necesita ayuda, pídala”, finalizó.

A %d blogueros les gusta esto: