Prevalece convicción federal por consentir a un registro

Acusado consintió a registro de su hogar al permitir que agente entrara a su residencia a ocupar su arma de reglamento

Descarga el documento: United States v. Rodríguez Pacheco

El consentimiento del exagente convicto, Gabriel Rodríguez Pacheco, a que agentes de la Policía entraran a su residencia a ocupar su arma de reglamento fue suficiente para validar el registro y ocupación de su computadora, una cámara Go Pro y su celular en donde se hallaba evidencia incriminante. 

Recientemente, el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito revocó la convicción del exagente de la Policía de Puerto Rico, Gabriel Rodríguez Pacheco. Rodríguez Pacheco fue convicto de varios cargos de índole sexual que surgieron del registro de equipo electrónico que se hallaba en su posesión. 

De inicio, contra Rodríguez Pacheco pesaba una querella por una alegada amenaza bajo la Ley 54. La querellante alegaba que Rodríguez Pacheco le había amenazado de divulgar un vídeo que tenía de éstos sosteniendo relaciones sexuales. 

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Los agentes llegaron a la casa de la madre del querellado porque su hermana les indicó que allí vivía Rodríguez Pacheco. Al llegar allí, le indicaron que había una querella en su contra y le explicaron el protocolo. Uno de los agentes le preguntó si estaba armado y Rodríguez Pacheco respondió que sí, e indicó que su arma estaba en su cuarto y que podía traerla. El agente le indicó que iría con él a buscar el arma, a lo que Rodríguez Pacheco respondió que estaba bien y le hizo señas para que lo siguiera al cuarto. 

Allí el agente halló la computadora, un celular y una Go Pro y las allanó. De su contenido es que surge la acusación por la que el exagente fue convicto. 

Rodríguez Pacheco solicitó la supresión de la evidencia obtenida a raíz de la entrada del agente a su hogar. El Tribunal de Distrito la declaró “no ha lugar” luego de una vista en su fondo, pero el Primer Circuito revocó dicha determinación por su fundamento y devolvió el caso ante la consideración del Distrito para determinar si de los hechos ante su consideración se encuentra que Rodríguez Pacheco consintió a que los agentes entraran a su residencia. De ese modo, se puede determinar que el registro fue válido y a su vez sostener la convicción. 

En la vista de supresión de evidencia, Rodríguez Pacheco indicó que nunca consintió al registro de su hogar. Sin embargo, el Tribunal de Distrito evaluó el comportamiento, palabras y gestos que alegadamente realizó Rodríguez Pacheco al agente para que éste entrara a la residencia con el querellado. El juez adjudicó credibilidad al agente, en ausencia de un testimonio particular de Rodríguez Pacheco sobre lo ocurrido. Para el tribunal, el hecho de que Rodríguez Pacheco permitió al agente entrar a desarmarlo, guiándole a su cuarto para ello, es suficiente para establecer consentimiento al registro que llevó a la ocupación del equipo electrónico que lo incriminó. 

A %d blogueros les gusta esto: