Jóvenes trabajarán en proyectos de derechos humanos durante el verano

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

A pesar de los retos causados por la emergencia del COVID-19, 17 universitarios trabajarán en proyectos de sustentabilidad y derechos humanos enfocados en la transformación de Puerto Rico durante el próximo verano.

Convocados por Mentes Puertorriqueñas en Acción (MPA), una organización sin fines de lucro dedicada a la inserción de jóvenes en proyectos sociales, los estudiantes provenientes de universidades dentro y fuera de Puerto Rico fueron admitidos al internado del Programa de Apoderamiento y Retención de Agentes de Cambio (PARACA).

El PARACA es una experiencia de ocho semanas durante el verano que incluye talleres de innovación social, ambiental, económica y experiencias de trabajo para facilitar proyectos gestionados por organizaciones con fines sociales de Puerto Rico.

“Lo más impresionante de este proceso es que los retos que ha traído esta emergencia, ha elevado el compromiso de los jóvenes por trabajar por el país”, sostuvo la directora del programa PARACA, Verónica Noriega.

Este año los estudiantes seleccionados trabajarán en proyectos dirigidos a atender la emergencia de COVID-19 e iniciativas de apoyo a los afectados por los terremotos el pasado mes de enero junto a organizaciones de base como Puerto Rico al Sur, Inc., Ponce Neighborhood Housing Services y FURIA, Inc.

12Además, apoyarán otras organizaciones como Sembrando Sentido, Ciencia PR, Filantropía PR y Fundación para la Mujer, para fomentar la transparencia gubernamental, la inserción de niñas a programas STEM y apoyar el desarrollo de la filantropía en Puerto Rico.

Por su parte, organizaciones como Basura Cero serán los mentores en el proceso de investigación sobre el manejo de la basura durante la emergencia del COVID-19.

“Si valoramos los talentos y los recursos que tenemos en las comunidades veremos cómo la autogestión comunitaria ha sido el factor más efectivo luego de las crisis del huracán María y los terremotos”. explicó. Amanda Irrizari González, participante de PARACA 2020.

Tras el COVID-19, la organización MPA tuvo que reducir los espacios disponibles para el programa. Solo pudieron ofrecer 17 espacios para los 80 solicitantes que recibieron. “La mayoría de los jóvenes universitarios no cualifican para los incentivos gubernamentales que se han ofrecido, su semestre fue trastocado y más del 50% perdió su empleo. Estos retos son precisamente la gasolina que los mueve a insertarse en estos espacios”, indicó el director ejecutivo de MPA, Alejandro Silva.

El programa cuenta con el apoyo de entidades como Fundación Ángel Ramos, GlobalGiving y ConPRmetidos. Para conocer más de este programa y sus participantes puede marcar aquí.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: