NOTICIAS

Levantan bandera por proyecto senatorial que restringe el aborto

La licenciada Linette Sánchez Quiñones conversó con Microjuris sobre el proyecto senatorial, y se mostró preocupada porque el Proyecto del Senado 693, “Ley para la Protección del Concebido en su Etapa Gestacional de Viabilidad”, "elimina  el criterio médico".

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Ante la consideración del informe positivo de la medida senatorial que define “etapa gestacional de viabilidad” de un feto en la Comisión de Asuntos de Vida y Familia, múltiples expertos en el tema solicitaron la reconsideración de la medida pues atenta contra el acceso a los servicios de salud relacionados al derecho al aborto.

Lee aquí la medida

La licenciada Linette Sánchez Quiñones conversó con Microjuris sobre el proyecto senatorial, y se mostró preocupada porque el Proyecto del Senado 693, “Ley para la Protección del Concebido en su Etapa Gestacional de Viabilidad”, «elimina  el criterio médico».

La licenciada, además, explicó que la tasa de sobrevivencia de gestaciones de 22 y 23 semanas es baja, incluso inexistente debido a los recursos médicos limitados de la isla.

Por lo que, opinó que limitar los abortos a esta edad gestacional es arbitrario. Incluso, destacó que la medida deja sin opciones a personas gestantes con diagnósticos de malformaciones fetales con alta probabilidad de mortalidad.

Múltiples organizaciones médicas y defensores de los derechos reproductivos advirtieron conocimiento ayer, lunes, sobre el trámite legislativo de la medida, el cual no contó con vistas públicas, y solo contiene memoriales de diferentes organizaciones respecto al tema.

Sobre el registro que custodiará el Departamento de Salud (DS), la licenciada dijo: “el Reglamento 7654 del Departamento de Salud aprobado en el 2008 regula los centros de terminación de embarazo y exige: Licencia de SARAFS renovable cada dos años, una inspección presencial, un manual de Normas y Procedimientos,  consentimiento informado por escrito y firmado por paciente que incluya descripción, beneficios, riesgos, alternativas a tratamientos y radicación anual de la Declaración de Información Estadística que incluye todos los casos orientados y realizados”, sostuvo la licenciada, quien denunció que la medida no toma en consideración las regulaciones que ya existen en Puerto Rico.

“La medida tampoco contempla el impacto al programa de Medicaid y al plan de Salud del Gobierno. Prohíbe también la terminación del embarazo en semanas en las cuales se detectan condiciones o afecciones como el virus del Zika entre la semana 22 y 24”, lamentó la licenciada.

Sánchez Quiñones, además, destacó que cuando se limita el acceso a servicios de salud relacionados a orientaciones y terminaciones de embarazo, se pone en riesgo la vida y bienestar de la mujer porque la obliga a recurrir al clandestinaje.

Víctor Ramos Otero, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, de igual forma, indicó  que la viabilidad de un feto depende de múltiples factores, no solo del número de semanas de gestación y dijo que no fueron incluidos en la discusión del tema, aseguró que el proyecto es peligro para la salud de la mujer, y adelantaron que  no endosan la medida.

“No todos los médicos comparten las mismas preferencias personales y algunos pueden ser objeto de conciencia ante un tratamiento particular. No obstante, el carácter deontológico y las guías éticas de nuestra profesión establecen limitaciones en las objeciones de conciencia en la medicina reproductiva”, destacaron en sus expresiones escritas, las cuales fueron enviadas a la oficina de la senadora Joanne Rodríguez Veve.

“Se debe evaluar el desarrollo del feto, condiciones anómalas, genéticas, defectos, infección de viruses, y otros. Destacamos que existen enfermedades fetales letales que pueden llegar a término sin causar amenaza materna ya que la placenta sostiene la gestación”, sentenció.

Otro factor importante para Ramos Otero es considerar los recursos humanos, físicos y fiscales con lo que cuenta el sistema actual de la isla para ofrecer atención médica.

Por otro lado, Nabal J. Bracero, endocrinólogo reproductivo e infertilidad, y actual presidente de PROGyn, Puerto Rico Obstetrics and Gynecology, Inc., organización sin fines de lucro dedicada a promover la Salud de la Mujer puertorriqueña, aseguró que no fueron notificados por la Comisión de Asuntos de la Vida y la Familia para participar en el análisis de esta medida.

“El proyecto se basa en una contradicción irreconciliable al aparentar ser favorable a la permisibilidad de terminación de embarazo, pero al mismo tiempo exige salvar la vida del feto en formación durante el periodo viable de gestación. Sin duda, los sectores políticos de derecha han utilizado los fundamentos provida y de limitación de la capacidad decisional de la mujer o persona gestante para su ventaja electoral. No obstante, la terminación de embarazo es un asunto médico y como tal debemos proteger el acceso a los servicios de salud relacionados”, destacó Bracero.

El galeno, incluso, destacó que el proyecto no considera a la mujer embarazada diagnosticada con cáncer en su semana 25 de gestación, el sonograma de semana 20 sobre deficiencia en el crecimiento de la masa encefálica del feto, bebés siameses que comparten varios órganos vitales y el embarazo producto de una agresión sexual o violación no reportada o atendida por múltiples factores.

“Los ginecólogos obstetras de Puerto Rico solicitamos respetuosamente que consideren la opinión aquí expresada de aquellos que atendemos a diario los riesgos y complicaciones inherentes, previsibles y remotos a todo proceso de embarazo y las terminaciones.  Nos unimos a las expresiones del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico en su memorial explicativo y los fundamentos sobre impacto fiscal y falta de recursos humanos, tecnológicos y físicos que no toma en consideración el proyecto”, agregaron.

¿Cuál es la intención legislativa de la medida?

La medida busca prohibir que una mujer gestante pueda terminar un embarazo cuando el feto se encuentre en la etapa gestacional de viabilidad.

Para poder entender la intención legislativa, es importante definir que la propuesta define “etapa gestacional de viabilidad” como “aquel concebido que ha alcanzado un estado de gestación y desarrollo intrauterino que a juicio de un profesional médico licenciado en Puerto Rico le permitiría mantenerse vivo independiente de la madre, con o sin ayuda de métodos artificiales para la preservación de su vida”.

La propuesta legislativa fue radicada el 6 de diciembre del año pasado. La Comisión de Asuntos de Vida y Familia del Senado es presidida por la senadora  Rodríguez Veve, autora de la medida.

Ayer, martes, celebró una reunión ejecutiva para considerar el informe positivo con enmiendas sobre el Proyecto del Senado 693. La Comision recibió memoriales del exsecretario de Justicia, Héctor Reichard; la doctora Rosalina Valcárcel Ruiz, la organización Mujeres por Puerto Rico, el Departamento de Salud, el Centro Guadalupe y la Campaña Aborto Libre, Seguro y Accesible.

Durante la reunión, Comisión de Asuntos de Vida y Familia aprobó el informe positivo con enmiendas al Proyecto del Senado 693.

El informe, obtenido por Microjuris al Día, indica que, tras analizar los memoriales recibidos, no encontraron impedimento médico, ni legal alguno para la aprobación del Proyecto del Senado 693.

Comisión senatorial aprueba informe positivo de proyecto que prohibiría el aborto

Según el informe, el proyecto sigue los precedentes de 16 estados que han legislado al amparo de esta etapa gestacional, y todos han sobrevivido los retos constitucionales en los tribunales.

Además de Rodríguez Veve, figuran como autores de la medida las senadora Keren Riquelme del Partido Nuevo Progresista (PNP); los senadores del Partido Popular Democrático (PPD), José Luis Dalmau Santiago, Rubén Soto Rivera, Ramón Ruiz Nieves y Albert Torres Berríos; y el senador del PNP Thomas Rivera Schatz.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!