Aumento presupuestario de JCA fortalecerá programas de esa agencia

Pedro J. Nieves Miranda, presidente JCA

Pedro J. Nieves Miranda, presidente JCA

El presidente de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), Pedro J. Nieves Miranda, anunció ayer que ese organismo tendrá para el próximo año fiscal un aumento en el presupuesto de $588 mil, lo que permitirá que la agencia siga cumpliendo con la encomienda de fiscalizar y regular la política pública de proteger el ambiente.

En audiencia de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, presidida por Antonio Silva Delgado, Nieves Miranda afirmó que con la estructura programática que se propone podrán seguir velando por la calidad del ambiente mediante el control de la contaminación del aire, el agua y el suelo.

El funcionario anunció que se implantarán otras estrategias como lo son el monitoreo de gomas usadas, que en estos momentos alcanza los 6 millones. De igual modo, pondrá en marcha una iniciativa federal para la sustitución de sistemas que usan diesel, entre ellos motores y catalíticos en los camiones.

Expresó que la mayor parte del presupuesto se utilizará en gastos de nómina ($16.8 millones). Mientras, la partida de Mejoras Permanentes contará con $9.8 millones.

El dinero proveniente del Programa de Reinversión y Estímulo Económico Federal (Fondos ARRA), servirá para financiar las expansiones y mejoras a las plantas de tratamiento de aguas usadas y para mejorar los sistemas de alcantarillado.

En torno a otras iniciativas de relevancia en la JCA, el Programa de Mejoramiento de la Calidad del Agua tendrá $6.2 millones. Dicho programa procura asegurar el cumplimiento de la reglamentación vigente, desarrolla y pone en vigor los reglamentos para combatir nuevos problemas.

Además, fiscaliza los métodos de disposición final de aguas usadas y domésticas; y desperdicios generados por actividades industriales y agrícolas.

Mientras, el Programa de Mejoramiento de la Calidad del Aire dispondrá de $4.5 millones, para desarrollar las actividades necesarias para prevenir y controlar cualquier problema de contaminación atmosférica que pueda afectar la salud y el bienestar de la ciudadanía.

Entretanto, el Programa de Control de Contaminación de Terrenos tendrá $2.6 millones.

El mismo tiene el deber de hacer cumplir con la política pública relacionada al problema de los desperdicios sólidos peligrosos y no peligrosos. Para ello, se llevan a cabo inspecciones y registros; se ofrece asesoramiento técnico y se hacen recomendaciones para el manejo, almacenamiento, tratamiento y disposición de desperdicios sólidos.

Por su parte, el Programa de Emergencias Ambientales, encargado de responder a las emergencias generadas por sustancias peligrosas o desperdicios peligrosos obtendrá $2.5 millones.

A su vez, el Laboratorio de Investigaciones Ambientales tendrá $330 mil, para ofrecer apoyo científico a los programas.

Finalmente, el Programa de Contaminación de Ruidos contará con $254 mil, para promover la implantación de la Política Pública Ambiental para el manejo y control de la contaminación por ruido ambiental.

A %d blogueros les gusta esto: