Cobro IVU sobre mercancía al importador y no al detallista

HaciendaDescargar documento:

Enmienda el Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico. Establece el marco legal para el cobro del IVU sobre mercancía para la reventa o no previo al levante en el muelle, imponiendo a la entrada el impuesto a los importadores, en lugar de los detallistas. Establece las reglas operacionales para la declaración de la mercancía antes del levante, el proceso de fianza y el control de los créditos al importador y revendedores de la mercancía para reducir el impacto financiero del pago del IVU sobre compras. Pospone de 1 de julio a 1 de agosto de 2014 la fecha de efectividad para el cobro del IVU en la importación de artículos para reventa.

Desde la creación del IVU, el Departamento de Hacienda (el “Departamento”) ha estado en un proceso continuo para mejorar la captación de este impuesto. Entre los cambios llevados a cabo está la eliminación del certificado de exención para revendedores, la imposición del IVU en ventas para reventa sujeto a ciertas excepciones y el cobro del impuesto sobre uso en partidas que no son para la reventa previos al levante en el muelle.

 El próximo paso en la evolución lógica del IVU a un impuesto al consumo que se imponga gradualmente sobre los márgenes de ganancia, es el cobro del impuesto sobre uso en la mercancía para la reventa previo al levante en el muelle. Este cambio fue incorporado al Código de Rentas Internas de 2011 (el “Código”) mediante la Ley 46-2013 para que sea efectivo el 1 de julio de 2014. Desde su incorporación, el Departamento ha estado trabajando en identificar los mecanismos operacionales requeridos para su implantación al igual que las enmiendas al Código necesarias para habilitar dichos mecanismos.

 Estos cambios hacen de la fiscalización del pago de IVU por concepto de todo tipo de mercancía, ya sea para la reventa o no, una más efectiva debido a la imposición del impuesto en el punto de entrada a un número reducido de importadores en comparación con los vendedores al detal. De esta forma el Departamento asegura una porción substancial de los recaudos del IVU en el punto de entrada y reduce el impacto fiscal de que un comerciante cobre y retenga para sí la totalidad del IVU en una venta, ya que lo único en riesgo es el IVU en el margen de ganancia de cada comerciante. De igual forma, la concesión de un crédito al importador y todo revendedor subsiguiente por el impuesto pagado en sus compras, reduce el impacto financiero del pago del impuesto sobre las compras en comparación con el pago total del impuesto en el muelle, como sucedía con el antiguo sistema de arbitrios existente hasta el 2006 para mercancía general.

A %d blogueros les gusta esto: