NOTICIAS

Liquidar el Banco de Fomento o reestructurar la deuda, entre las opciones para salir de crisis fiscal

Expertos discuten opciones para salir de la crisis gubernamental en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR)

por Jean René Santiago Cruz

Este pasado viernes, el University of Puerto Rico Business Law Journal, revista jurídica especializada en temas económicos y financieros, organizó un panel de expertos para discutir el origen de la crisis fiscal del gobierno de Puerto Rico, su naturaleza y las posibles opciones para resolverla.

Conversatorio sobre la crisis fiscal en Derecho UPREl foro contó con la participación del Dr. Carlos Colón de Armas, Decano Interino de la Facultad de Administración de Empresas y otrora Vicepresidente Ejecutivo del Banco Gubernamental de Fomento, el Lcdo. José Sosa Lloréns, Director de la División de Derecho Bancario de Fiddler, González & Rodríguez y el Prof. Carlos Díaz Olivo, catedrático de derecho corporativo de la Escuela de Derecho de la UPR y analista político. Entre el público también se destacó la presencia del Prof. Luis Avilés, pasado Vicepresidente de la Junta de Directores de la Autoridad de Energía Eléctrica y la del Lcdo. Jay Fonseca, comentarista de los medios.

El Prof. Avilés, dando la bienvenida a los presentes en representación de la Decana de la Escuela de Derecho, Vivian Neptune, señaló que ante la coyuntura actual, “es hora de aunar esfuerzos y buscar soluciones para problemas difíciles”.

En su presentación, el Dr. Colón de Armas identificó como causa de la precaria situación del fisco la disparidad entre ingresos y gastos públicos. La crisis fiscal, explicó, no se debió a la crisis económica ya que “son dos problemas, cada uno con causa diferente, y uno no causó el otro”. Atribuyó la primera a la práctica indeseable de recurrir a la deuda para cubrir gastos operacionales (y deudas por pagar) del gobierno en vez de dirigirla a inversiones que generen ingresos.

A su vez, el Prof. Díaz Olivo subrayó la inconsistencia de política pública de una administración gubernamental a otra. Observó que con excepción de la administración de Luis Muñoz Marín, ninguna otra ha disfrutado de suficiente continuidad como para implantar una política pública cuyos efectos sean notables a largo plazo.

Por otro lado, en respuesta a la pregunta de un estudiante sobre si Puerto Rico incurrirá en default por el impago de los bonos que ha emitido, el Lcdo. Sosa Lloréns vaticinó que “es difícil que Puerto Rico pague su deuda”. Ello, a pesar de que reconoció que esto era impensable hace tan sólo un par de años.

Entre las posibles soluciones a la crisis fiscal, se discutieron, entre otras opciones, liquidar el Banco Gubernamental de Fomento y reestructurar la deuda del país a través de la llamada Ley de Quiebras Criolla. Para atender la economía del país, se recomendó fortalecer y disciplinar al sector privado para que produzca bienes y servicios exportables, sin necesidad de intervención gubernamental.

Al final de la noche, los panelistas estuvieron de acuerdo que una disciplina fiscal más robusta por parte de los profesionales puertorriqueños a cargo de la gerencia del país era una prioridad para poner las finanzas de Puerto Rico en orden.

A %d blogueros les gusta esto: