Tips para un buen resumé legal

Tips para un buen resumé legalEstamos en verano, momento en que las escuelas de derechos celebraron ya sus graduaciones y los graduados recibieron sus puntuaciones de reválida, por lo que es hora de preparar o mejorar los resumé para la búsqueda de trabajo.

A continuación algunos consejos para hacer un buen resumé legal:

1. Usa una carta de presentación. Esta es una herramienta para venderse como candidato y distinguirse entre otros solicitantes. Una carta de presentación detallada, que especifique tus talentos y destrezas puede motivar a que el empleador revise tu resumé.

2. Menciona tus destrezas tecnológicas. Estas son vitales para cualquier posición legal. Ello incluye tu habilidad para hacer búsquedas en plataformas de búsqueda legal como Microjuris.com.

3. Incluye palabras clave según el trabajo al que estás solicitando. Déjate llevar por la descripción del trabajo al que estás solicitando y ajusta tu resumé a ello.

4. Deja que tu unicidad brille. Las organizaciones y los empleadores no están buscando a alguien que tenga solo determinadas destrezas, sino que también toman en consideración que la persona sea interesante y que encaje en la cultura de la organización. Algunos empleadores quieren saber sobre las experiencias valiosas que has tenido y de qué forma estas pueden contribuir a la empresa.

5. Subraye destrezas clave. Asegúrate que tu resumé refleje las destrezas especificas que se requieren para la posición. Por ejemplo, si eres un abogado litigante, tu comunicación, destrezas en negociación y defensa son importantes. Tu resumé tampoco debe solamente enlistar una serie de destrezas, sino demostrar cómo tus responsabilidades y logros demuestran estas cualidades.

6. Asume que nadie leerá tu resumé letra por letra, por lo que deberás hacer que lo más importante “salte a la vista”. Utiliza negrillas, viñetas (“bullet points”) y encabezamientos. Piensa en el formato más conveniente para organizar la información necesaria de la forma más lógica.

7. Entalla tu resumé al trabajo específico. No veas el actualizar tu resumé como simplemente añadir datos al mismo documento que ya has creado hace años. Elimina la información que ya no es relevante. Recuerda, hasta la última palabra que contenga tu resumé debe servir al propósito de conseguir el trabajo al que aspiras.

8. Asegúrate que puedes explicar de forma inteligente todo lo que contenga tu resumé. Si no puedes recordar el argumento principal de alguna tesis que hayas escrito y que hayas anotado en tu resumé, bórrala antes de la entrevista. Debes estar preparado además para hablar sobre cualquier controversia legal relevante en que hayas trabajado y que hayas incluido en el resumé.

9. Cuando describas tu experiencia legal, ofrece ejemplos concretos. En lugar de meramente escribir que trabajaste para un abogado corporativo, explica el tipo de trabajo que hiciste para este.

10. Asegúrate que toda la información que incluyas esté actualizada. Si ya no participas de alguna organización o comité que hayas incluido, pon la fecha en que culminó tu trabajo.

11. ¿Educación o experiencia primero? Esta es una pregunta común. Recuerda la regla de que lo más importante debe “saltar a la vista”. Si estudiaste en una escuela prestigiosa, pon tu educación primero, pero si estuviste en un trabajo prestigioso, eso es lo que debes enlistar en primer lugar.

12. Edita tu resumé de forma cuidadosa. Luego edítalo nuevamente. Pídele entonces a un amigo que lo edite por ti. Luego tú, nuevamente. Nada es más incómodo para un reclutador que un horror ortográfico en un resumé.

13. Ojo con tu cuenta de Gmail. Antes de enviar tu resumé por correo electrónico, recuerda que el destinatario puede ver tu foto de perfil en Google. Cámbiala por una profesional.

Fuentes:

A %d blogueros les gusta esto: