NOTICIAS

Volkswagen se enfrenta a problemas legales luego de escándalo por emisiones de gases

Volkswagen se enfrenta a problemas legales luego escándalo por emisiones de gasesDesde que la pasada semana la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) revelara que la compañía europea de autos Volkswagen utilizaba software en sus carros operados por diésel para pasar los exámenes de emisiones de gases, se han presentado cerca de 98 demandas federales a través de todos los Estados Unidos.

Muchas de estas demandas fueron presentadas en representación de los dueños de los autos y arguyen que se ha afectado el valor de los carros a partir del engaño de la compañía en relación a las leyes en los Estados Unidos. Otra demanda ha sido presentada a nombre de los accionistas estadounidenses de Volkswagen pues han perdido más del 30 por ciento del valor en sus acciones desde el anuncio emitido por la EPA. Volkswagen ha admitido ya que el software en sus coches diésel les permitió pasar las pruebas de emisión a pesar de que se incurren en «dumping» de 40 veces los niveles permitidos de óxido de nitrógeno en el aire cuando se encontraban en marcha.

“Los ejecutivos senior nombrados en la demanda tergiversaron la verdadera naturaleza del producto que vendían. Cuando la verdad acerca del producto se reveló, los valores cayeron precipitadamente. Esa es una historia que un jurado puede entender fácilmente”, expresó Darren Robins, abogado de Atlanta que representa a los accionistas.

Otra de las demandas fue presentada en Maine a nombre de Sean Mahoney y Ayres Stockly, residentes quienes son dueños de autos Volkswagen. La demanda acusa a la compañía de fraude, incumplimiento con la garantía de los autos y otras violaciones federales y estatales.

“Creo que esto trata sobre lo que es justo fundamentalmente. Lo que todos creemos es que quienes engañan para lograr una ganancia no deberían mantener la ganancia que obtuvieron al engañar. Esta demanda está diseñada para proteger básicamente a los residentes de Maine, que son víctimas de fraude”, señaló Thomas Newman, abogado de la firma que presentó la demanda.

De acuerdo a la EPA, el software instalado en los autos Volkswagen se activa cuando se somete los autos a la prueba de emisiones de gases, pero no se mantiene activado durante el funcionamiento normal de los autos. Según la agencia federal, este software se instaló en aproximadamente 482,000 autos diésel vendidos en los Estados Unidos desde el 2008.

Los ejecutivos de Volkswagen admitieron la denuncia y revelaron que una investigación interna realizada sugiere que al menos 11 millones de autos de la marca contienen el software. Subsecuentemente se disculparon por haber “roto la confianza de nuestros clientes y el público”.

Entre algunos de los autos que se conoce contienen el software son los Jetta, Beetle, Audi A3 y Gold vendidos entre el 2009 y el 2015, entre otros.

Por causa del anuncio, las autoridades federales hicieron pública su intención de utilizar pruebas más agresivas de emisión de gases en carros diésel. Los detalles, según los oficiales de la agencia, se mantendrán en confidencialidad para hacer más difícil el que las industrias utilicen la tecnología para burlarlos.

Lee el artículo original