NOTICIAS

5 señales de que no estás preparado para abrir tu práctica privada

5 señales de que no estás preparado para abrir tu práctica privadaSusan Cartier es la fundadora y CEO de la institución Solo Practice University, una red educativa y profesional en línea para abogados y estudiantes de Derecho que desean crear y desarrollar su oficina de práctica privada. Asimismo, Cartier ofrece consultoría y asistencia para aquellos nuevos empresarios en el mundo del Derecho.

Según Cartier, existen 5 señales que pueden indicarte si estás preparado o no para abrir tu práctica privada. Las señales no tienen nada que ver con las finanzas, aunque estas son sumamente importantes, señala Cartier.

“Tiene que ver con tu personalidad. Y no es acerca del apoyo externo. Es acerca de la motivación interna. Yo amo las historias de éxito. Pero también amo el evitar los obvios fracasos porque las personas no se auto-evalúan”, explica Cartier.

¿Cuáles son estas señales de que no estás preparado para lanzarte a la práctica privada?

1. Necesitas una persona que te diga qué hacer

La falta de auto-motivación y la necesidad de que haya alguien que “prenda el carro” para que comiences algo es el primer indicativo de que tendrás problemas. “El empresarismo no es para alguien que no sepa hacer las cosas o le falte habilidad para completar las tareas que tiene que hacer sin que alguien se lo ordene”, señala la autora. Si necesitas un jefe que te asigne lo que debes hacer, no debes abrir tu práctica privada.

2. No puedes “aguantar presión

Una de las características de administrar tu negocio propio es el estrés que debes aguantar, a veces intolerable. Debes producir trabajo de calidad, representar los clientes y “aguantar la presión” que eso significa. La autora señala que si en algún momento de estrés anterior has recurrido a comida, cafeína o drogas para lidiar con el estrés, necesitas pensar si quieres someterte al estrés que supone abrir tu oficina propia.

3. No te has educado

Al comenzar cualquier tipo de negocio, las personas deben educarse, explica Cartier. Estudiar el campo, los aspectos básicos de administrar un negocio y saber cómo lo hacen otras personas que llevan el tipo de negocio son aspectos que deben explorarse antes de abrir el negocio deseado. Para ello, explica la autora, puedes buscar libros, artículos de Internet o acercarte a alguien que lo haya hecho antes. A partir de eso, puedes establecer tu estrategia propia.

4. Tu falta de pasión por practicar el Derecho por tu cuenta

Según la autora, la pasión por un campo no es necesariamente el primer requisito en su lista de lo necesario para comenzar un negocio. No obstante, si no crees en lo que haces y no estás comprometido con esa misión, no tendrás el apoyo emocional necesario para sobrevivir los golpes que puedas recibir en el camino.

“Ese es el rol de la pasión- que te recuerda el porqué estás trabajando tan fuertemente, el porqué estás soportando los malos tiempos. La pasión te mantiene en movimiento a través de los retos de correr tu negocio”, explica Cartier.

5. Eres una copia

La construcción de un negocio debe ser una expresión creativa de quien eres, tus metas, misión y deseos de vida. Lo que otros hagan no necesariamente te funcionará a ti. Si no tienes una misión de lo que quieres hacer, un sentido único de lo que te hará exitoso, y tus circunstancias particulares eres sólo una copia. Si eres una copia, no estás preparado para los retos de abrir tu práctica privada. Para poder hacerlo, debes ser brutalmente honesto contigo, saber qué quieres de la vida y cómo tener tu oficina propia contribuirá a que llegues ahí.

“La pasión es importante. La preparación es clave. Entenderte a ti mismo y a tus motivaciones es lo más importante de todo”, finalizó la empresaria.

A %d blogueros les gusta esto: