Microsoft se apunta victoria ante el FBI sobre investigación de privacidad de datos

Microsoft se apunta victoria ante el FBI sobre investigación de privacidad de datos

Foto: Stephen Brashear/Getty Images (vía Microsoft)

La compañía de tecnología Microsoft se anotó una victoria ante el gobierno de los Estados Unidos, luego de que un tribunal apelativo determinara que investigadores federales no pueden obligar a la compañía a entregar correos electrónicos almacenados en un servidor fuera de territorio estadounidense.

Descarga y lee la opinión aquí (PDF)

En el caso, evaluado por el Segundo Circuito del Tribunal de Apelaciones en Manhattan, agentes federales solicitaron los registros de correos electrónicos de un individuo implicado en una investigación sobre narcotráfico. La localización física de ese individuo aún no ha sido establecida y su registro de correos electrónicos de una cuenta de MSN están almacenados actualmente en Irlanda.

Durante el litigio, Microsoft argumentó que si se le obligaba a entregar correos electrónicos almacenados en el extranjero, la empresa podría enfrentarse a solicitudes similares – con consecuencias nefastas sobre el derecho a la privacidad de sus clientes. Como ejemplo, sus abogados arguyeron que las autoridades chinas podrían pedir que Microsoft produjera registros de correos electrónicos almacenados en Estados Unidos bajo un razonamiento jurídico similar.

La juez Susan Carney determinó que el Departamento de Justicia federal no podía justificar bajo la Ley de Comunicaciones Almacenadas (“Stored Communications Act”) el requerirle a Microsoft producir material almacenado en el extranjero, y que es la orden la que determina la localización de la información almacenada.

“Debido a que el contenido objeto de la orden se encuentra –y sería obtenido del centro de información en Dublín, Irlanda– la actuación que cae bajo el foco de la ley ocurriría fuera de los Estados Unidos, sin importar donde está localizado el cliente y sin importar que Microsoft esté ubicado en los Estados Unidos”, escribió la juez Carney en su opinión.

Según Foreign Policy, Peter Carr, portavoz de Justicia, manifestó decepción con la decisión y considerará otras opciones ya que entienden que es menester por razón de la seguridad pública el poder acceder a información almacenada por proveedores estadounidenses fuera de Estados Unidos, de manera que puedan atender cualquier riesgo contra la seguridad nacional.

Hace apenas algunos meses, Justicia culminó otra batalla legal contra la empresa Apple, luego de que acudiera al Tribunal a obligar a la empresa a que desbloqueara un iPhone que pertenecía a un hombre que participó en un atentado que dejó un saldo de 14 personas muertas en San Bernardino, California el pasado diciembre. La agencia federal se retiró del litigio luego de que encontrara una manera alterna de acceder a la información.

A %d blogueros les gusta esto: