Desestimada demanda de Profesor James Peter Conlan contra UPR y sus organizaciones estudiantiles, docentes, no docentes y administrativas

UPR Río Piedras

Foto: Recinto de Río Piedras de la UPR (Facebook)

Descarga el documento: Conlan V. Middle States Commission On Higher Education Et Al

Un profesor de inglés de la Universidad de Puerto Rico (“UPR”), James Peter Conlan, entabló una demanda ante el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, alegando que la UPR y organizaciones relacionadas conspiraron para permitir el cierre del campus en Río Piedras durante la huelga de 2010. Según el profesor, los demandados infringieron en su derecho de acceso al campus. La demanda solicitó una cuantía monetaria por daños relacionados a la extensión del semestre y a restricción al uso de las facilidades y recursos del campus universitario.

Según el Tribunal de Distrito, James Peter Conlan solicitó sus remedios bajo leyes modernas y antiguas, civiles y criminales, internacionales y domésticas. Entre ellas, la Carta Magna, RICO, y estatutos antiguos del Reino de Inglaterra.

Según la opinión del Tribunal de Distrito, la demanda —de más de 161 páginas y con 160 páginas de prueba— documenta el descontento del profesor Conlan con las manifestaciones estudiantiles en la UPR.

Uno de los co-demandados, Mid-Atlantic Region Commission on Higher Education (Middle States Association of Colleges and Schools/Middle States Commission on Higher Education) solicitó la desestimación de la acción del Sr. Conlan. A la solicitud de desestimación se unieron los demás co-demandados, entre ellos, la UPR, Dr. Carlos Severino, Dr. Uroyoán Walker, miembros de la Junta de Gobierno de la UPR, la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios y la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes de la UPR, la Unión de Trabajadores Industriales de Puerto Rico y la Unión Bonafide de Oficiales de Seguridad de la UPR.

La moción solicitando desestimación alega que la demanda del profesor Conlan no contiene una solicitud plausible para un remedio legal. Las Reglas de Procedimiento Civil Federal disponen que una demanda debe contener alegaciones sencillas, simples concisas y directas que demuestren que el demandante pudiese tener derecho a un remedio en ley.

Para el Tribunal de Distrito, la demanda del Profesor Conlan contiene una narrativa incoherente y alegaciones en extremo complejas que no apuntan a que amerite que se le conceda algún remedio contra los demandados.

por el Lcdo. Cristian González

 

A %d blogueros les gusta esto: