Anuncios

Rumbo a Fortaleza proyecto de ley que contempla empleador único

Thomas Rivera S.El Senado aprobó en la sesión de ayer implementar el concepto que establece al Gobierno como empleador único y dio su consentimiento a un proyecto cameral que propone enmendar diversas leyes para lograr, mediante exenciones contributivas, la retención y el retorno de profesionales a la Isla.

El Proyecto de la Cámara 454, que fue aprobado con 21 votos a favor y 5 en contra, propone implementar el concepto de empleador único del Gobierno mediante la “Ley para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos en el Gobierno de Puerto Rico”. Los funcionarios gubernamentales, con excepción de trabajadores de la Legislatura, Rama Judicial, corporaciones o instrumentalidades público-privadas, serían empleados del Estado y no de agencias en particular.

Según se esboza en la pieza legislativa, mediante el empleador único se quiere lograr “la mejor utilización de los recursos humanos donde exista una necesidad apremiante mediante la movilidad, sin que el empleado tenga que renunciar al puesto que ocupa y comenzar de nuevo en otra jurisdicción gubernamental en principio y eventualmente hasta en otras jurisdicciones no gubernamentales. El Gobierno central cuenta con 118 agencias ejecutivas a un costo de $21,800 millones para proveer 340 servicios, según la medida. Por tanto, y mediante la reevaluación de servicios que puedan ser consolidados, eliminados y/o delegados a la empresa privada “se puede garantizar el ofrecimiento de servicios a nuestros ciudadanos, sin que esto conlleve despidos de empleados públicos”.

Ante preocupaciones expresadas por miembros de las minorías, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz expuso que los trabajadores del Gobierno estaban “preocupados” cuando en las vistas de transición en diciembre pasado el entonces secretario de Estado, Víctor Suárez, expresó que por la crítica situación fiscal del País era muy probable que el Estado se quedaría sin dinero para pagar la nómina del mes de febrero corriente, problemas en la retención de cheques relacionadas a partidas al Sistema de Retiro pero que fueron utilizadas en el Fondo General. “En ese momento los trabajadores tuvieron preocupación, frustración y hasta rencor porque se les estuvo tomando el pelo en cuanto a eso”, argumentó.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Gobierno, Miguel Romero, expuso que mediante la aprobación de este proyecto “el servicio de recursos humanos será más eficiente y donde se necesita pero sobretodo para que estas transacciones sean más económicas y eficientes y que se ajusten a la realidad económica y fiscal del Gobierno. Es una herramienta de transformación y de servicio a Puerto Rico”.

La senadora Zoé Laboy, quien fue Secretaria de Corrección, se expresó a favor del Proyecto porque representa una “uniformidad” que “beneficia a los compañeros empleados públicos”. Asimismo, recalcó que de haber movimientos de empleados públicos a la empresa privada mantendrán sus salarios y beneficios. Aseguró que con esta ley no se botarán empleados gubernamentales. “Nos ayuda a convencer la Junta de Control Fiscal (JCF) que no es necesario el despido”, dijo.

De manera similar se expresó el exsecretario de Recreación y Deportes, el senador Henry Neumann. “Era sumamente frustrante ver como la agencia poco a poco se iba vaciando y uno imposibilitado de llenar esas vacantes. Muchas oficinas se hicieron inoperantes”, recordó.

El Senado concluyó sus trabajos a las 7:49 p.m.. La próxima sesión fue convocada para el lunes, 6 de febrero a la 1:00 p.m.

Anuncios