Supremo federal verá caso donde se alega libertad religiosa para negar servicios por orientación sexual pese a que una ley del estado lo prohíbe

En momentos en que la legislatura de Puerto Rico aprueba el P. de la C. 1018, que lleva por título, “Ley de Restauración de Libertad Religiosa”, la Corte Suprema de los Estados Unidos, anuncia que atenderá el caso Masterpiece Cakeshop, Ltd. v. Colorado Civil Rights Commission. El Tribunal Supremo federal atenderá la interrogante de si la aplicación de una ley estatal (Colorado Anti-Discrimination Act) que busca evitar el discrimen en adquisiciones de bienes y servicios en el comercio a ciertos grupos protegidos mediante clasificaciones tales como, impedimento físico, raza, origen, sexo y orientación sexual, obliga al comerciante o prestador del servicio a realizar una expresión en contra de su práctica religiosa y libertad de expresión protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

La Ley en cuestión lleva una vigencia de más de 100 años. La misma prohíbe a las empresas que venden bienes al público discriminar por motivos de raza, credo, sexo y otras clasificaciones protegidas. En 2008, la Ley fue enmendada para prohibir la discriminación basada en la orientación sexual. En este caso, la Ley fue aplicada a una empresa de horneo y confección de bizcochos para toda ocasión, incluyendo bodas llamada Masterpiece Cakeshop. Este comercio se negó a vender cualquier pastel de bodas, de cualquier diseño, a cualquier pareja del mismo sexo. Charlie Craig y David Mullins son una pareja del mismo sexo de Colorado. En 2012, planificaban casarse en Massachusetts y luego celebrarían una recepción en Colorado. Acompañados por la madre de Craig, Craig y Mullins fueron a Masterpiece Cakeshop para adquirir su bizcocho de bodas. Jack Phillips, propietario de la empresa, tan pronto supo la razón de la compra negó el servicio, expresándole que por convicciones religiosas se negaba a vender su producto, aún cuando no había un pedido específico. La pareja, llevó su reclamo al Colorado Civil Rights Commission, y estos prevalecieron ante las cortes del Estado, en defensa de la pareja.

Inconforme, Phillips acudió ante el Tribunal Supremo federal, y esta semana el Tribunal anuncia que accede a ver el pleito. Los peticionarios (Masterpiece Cakeshop) impugnan la Ley, y alegan que en su aplicación es inconstitucional en virtud de la Primera Enmienda, y compele a que comercios e individuos de forma contraria a su criterio religioso, realicen expresiones y actos contra su libertad.

A %d blogueros les gusta esto: