Demandan a abogado por reenviarse correos electrónicos de ex socio sin su consentimiento

Un abogado de Pennsylvania fue demandado por su ex socio, acusado de violar una ley federal y la ley estatal, por reenviarse correos electrónicos de este a su correo personal.

La demanda fue presentada en el tribunal federal de Nueva Jersey, contra Robert A. Mitchell. A Mitchell se le imputa haber violado la Ley de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas y leyes estatales sobre interceptación en Pennsylvania y Nueva Jersey que permiten que las personas que hayan sufrido la interceptación de sus comunicaciones electrónicas puedan demandar por daños. Además establecen una penalidad de $100 dólares por cada día en que se haya violentando la ley, o $10,000 dólares, la cantidad que sea mayor.

En este caso, la parte demandante la componen el Philadelphia Gun Club (PGC), su presidente y dos ex presidentes. Según la demanda, Mitchell fue abogado del club junto a su socio Sean Corr. Corr comenzó en el 2014 su práctica privada, por lo que se llevó consigo los casos del club por instrucciones del propio cliente. Corr preparó una nueva cuenta de correo electrónico e instruyó a un consultor tecnológico de su antiguo bufete a que reenviara los correos de la cuenta vieja a su nueva cuenta. Sin embargo, Mitchell utilizó su posición como miembro administrador para dejar dichas instrucciones sin efecto e instruir al consultor a que cerrara y deshabilitara completamente la cuenta de Corr. Mitchell entonces configuró un correo electrónico con el mismo nombre que la antigua cuenta de Corr y se reenviaba sus correos a una cuenta personal con el servidor de correo electrónico de la compañía GoDaddy.

De acuerdo a la demanda, mientras Corr representaba a PGC, el club se comunicaba con él principalmente vía correo electrónico. Después de que Corr dejó Corr Mitchell LLC, Mitchell cambió su dirección de correo electrónico y compartió la nueva dirección con sus clientes, además de establecer el reenvío de correo electrónico como medida de precaución. Aunque la mayoría de los clientes de Corr utilizaron el correo electrónico correcto para la mayoría de los mensajes, en algunos mensajes utilizaron la antigua dirección de Corr. Finalmente, el esquema fue detectado en junio de 2015.

PGC espera que la remuneración obtenida en la demanda se utilice como reembolso para el pago de dinero que adeuda a Corr Mitchell LLC por su representación legal anterior.

A %d blogueros les gusta esto: