Supuestos líderes ÑETA enfrentarán juicio juntos por conspiración de involucrarse en crimen organizado y otros cargos

Descarga el documento: USA v. Rivera-Calcano

Fiscalía Federal alega que Miguel Rivera Calcaño es miembro de una organización dentro de la prisión conocida como la Asociación ÑETA. Según los fiscales, dicha asociación tiene como objetivo enriquecer, por lo que supuestamente se dedica al narcotráfico y al asesinato a sueldo, entre otras actividades ilícitas.

El gobierno federal, en sus esfuerzos para derrocar a los ÑETA, logró que un gran jurado en el Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico hallara causa para presentar cargos contra Rivera Calcaño, junto a Rolando Millán Machuca, Roberto Casado Berríos, Iván Ayala Hernández y Giordano Santana-Meléndez, como parte del supuesto “Liderato Máximo” de los ÑETA y otros supuestos miembros.

En total se le presentaron cargos a 50 personas. A éstos se les imputa conspirar para realizar actividades de crimen organizado y conspirar para poseer narcóticos con intención de distribuirlos.

Los miembros del aleado “Liderato Máximo” se supone que enfrentarían su juicio en el Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico el pasado 6 de septiembre.

Sin embargo, antes del señalamiento Rivera Calcaño presentó una moción para separar su caso de los demás acusados, particularmente unos a quienes también se les imputan dos asesinatos.

En su moción, Rivera Calcaño expresó preocupación de que la prueba relacionada a los asesinatos afecte su caso. Fiscalía Federal se opuso argumentando que parte de las alegaciones relacionadas al crimen organizado señalan que la organización utiliza el asesinato como herramienta para adelantar su causa. Por ello, concluyen los fiscales, la prueba de los asesinatos alegadamente perpetrados por algunos de los acusados es relevante al caso contra Rivera Calcaño.

En la opinión, el juez Juan Pérez Giménez expresó que como regla general, en este distrito los acusados a quienes se les presentan cargos juntos, se enjuician juntos. Para derrotar dicha presunción, el acusado debe demostrar que ver el caso juntos constituiría un fracaso de la justicia por el perjuicio tan nefasto que le causaría ello.

El juez Pérez Giménez denegó la moción de Rivera Calcaño. Según la opinión, el hecho que se alega que los ÑETA asesinan para adelantar su causa, es suficiente para que la prueba de los asesinatos es relevante contra Rivera Calcaño. Ello, a pesar de que a este no se le impute directamente haberlos cometido.

por el Lcdo. Cristian González

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: