Gobernador se reúne con el presidente de la Asociación y Federación de Alcaldes ante el paso del huracán María

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares se reunió con el presidente de la Asociación de Alcaldes, Rolando Ortiz, y el presidente de la Federación de Alcaldes, Carlos Molina, para coordinar los esfuerzos de desalojos de las comunidades en áreas inundables ante el inminente paso del huracán María.

El primer ejecutivo informó que “puso a la disposición de los alcaldes los equipos de la Guardia Nacional y del Departamento de Seguridad Pública para desalojar las comunidades vulnerables bajo el amparo de la Ley 211 de 1999”.

El presidente de la Asociación de Alcaldes agradeció al gobernador Rosselló Nevares por haber acogido la petición de crear una estructura a nivel local donde se puedan reunir los directivos de las agencias de servicios esenciales a la comunidad de manera que se puedan tomar decisiones a diario y que se pueda dar seguimiento a las decisiones que se hayan tomado en días anteriores.

Los alcaldes enfatizaron en que las personas en viviendas de madera deben desalojar a albergues seguros, ya sea con familiares o en refugios provistos por los municipios o el Gobierno central.

“La prioridad tiene que ser ver cómo aseguramos que la mayor cantidad de personas que viven en residencias de madera, puedan tener un albergue seguro”, señaló Ortiz.

Por su parte, Molina indicó que “todas esas personas que viven en casas de madera o zonas inundables, que tomen sus medidas. Nosotros vamos a estar coordinando con todos los municipios también para que podamos ir desalojando a todas esas personas que viven en sitios propensos a inundaciones para poder llevarlos a refugios seguros.”

Los alcaldes continuarán en comunicación directa con el asesor de Asuntos Municipales del gobernador, Omar Negrón, para cualquier coordinación necesaria con el Gobierno central.

Por otro lado, el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario Cortés, reportó que el Centro de Convenciones en San Juan está abierto como refugio y por la tarde va a estar habilitado para personas locales, con énfasis en personas que necesiten tratamiento médico.

Asimismo, exhortó a la ciudadanía a buscar ayuda ahora, antes de que el sistema atmosférico pase por la Isla.

“Los centros hospitalarios van a estar operando 24 horas en casos de emergencia. Después que el sistema esté sobre el área local y los vientos sobrepasen las 50 millas por hora, no se van a poner en riesgo las vidas de los rescatistas”, concluyó Rosario Cortés.

A %d blogueros les gusta esto: