Presidenta de la ABA denuncia falta de diversidad de género y raza en abogados nominados a puestos públicos

La presidenta de la American Bar Association (ABA), Hilarie Bass, envió una carta al Fiscal General de los Estados Unidos, Jeff Sessions, solicitando que se le urja a los senadores que proponen abogados, candidatos a puestos públicos, a tomar en consideración la diversidad de género y raza.

La carta fue enviada el 30 de noviembre de 2017, dos semanas luego de que el Presidente Donald Trump anunciara un nuevo grupo de 57 nominados, en los que sólo hay un hombre negro y tres mujeres.

La carta reconoce que los senadores que representan a los estados en los cuales los abogados de los Estados Unidos deben servir han tenido la prerrogativa de hacer recomendaciones para nombramientos. Pero el Fiscal General que supervisará a los abogados de los Estados Unidos, “también tiene influencia sobre el proceso”, dice la carta.

“Estamos muy preocupados de que un porcentaje menor de mujeres y personas de color haya sido designado para estos puestos en el último año, en comparación con administraciones anteriores, tanto demócratas como republicanas”, dice la carta. “Es por eso que le escribo para pedirle que asuma un papel activo para ayudar a garantizar que el cuadro de abogados de los Estados Unidos, designados en esta administración, refleje más la profesión legal y nuestra sociedad”.

La carta dice que un número igual de hombres y mujeres se están graduando de las facultades de Derecho pero la profesión es 65% masculina y 85% blanca. El progreso en el logro de la diversidad “ha sido desigual, lento y concentrado en trabajos legales de nivel bajo y medio”, escribe Bass.

“Los grupos raciales y étnicos, las minorías sexuales y de género, y los abogados con discapacidades continúan estando subrepresentados y enfrentan obstáculos para avanzar en la profesión”.

“Nuestro fracaso para lograr un sistema de justicia diverso a pesar del creciente multiculturalismo de nuestra nación invita a una crisis de confianza pública”, dice la carta. “Un sistema de justicia que no sea representativo de la comunidad diversa a la que sirve corre el riesgo de perder su legitimidad ante los ojos de aquellos que lo antecedieron”, concluye Bass.

 

A %d blogueros les gusta esto: