Agentes de unidad canina exigen pago de horas extra; Municipio de San Juan contrademanda alegando que les pagaron de más

Descarga el documento: Santos Córdova v. Municipality of San Juan

Agentes de la unidad canina de la Policía Municipal de San Juan alegan que se les adeudan salarios y pagos de tiempo extra por alimentar, bañar, pasear, transportar, entrenar, y casi por pasar tiempo en general con los perros de la unidad. Al realizar una auditaría para contestar la demanda, el Municipio de San Juan alega que a algunos de los demandantes se les pagó en exceso de lo permitido legalmente por sus labores.

Luis Santos Córdova, Ramón Agosto Sánchez, Luis Burgos Curcio, Anthony Ayala Nieves, Neftalí García Santiago, Jaime Rivera García, Wilfredo Narváez Cordero, Antonio Rosa Suarez, Cynthya Álvarez, Horacio Marcano y Juan Valentín -y sus respectivas parejas- demandaron al Municipio de San Juan alegando que se les debe dinero por su trabajo en conexión con los perros de la unidad canina de la Policía de Puerto Rico.

Según los demandantes, el municipio violó la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA por sus siglas en inglés) al permitir y requerir a estos alimentar, bañar, pasear, transportar, entrenar, y por pasar tiempo en general con los perros de la unidad fuera de horas laborales. Alegan que por ello trabajaban al menos 14 horas diarias.

Al prepararse para responder a la demanda, el municipio alega que auditó sus libros y halló que a algunos demandantes se les pagó más de lo que le correspondía legalmente y presentaron una reconvención para recobrar ese dinero.

El Municipio de San Juan presentó una solicitud de sentencia sumaria para desestimar el reclamo de los demandantes y a su vez obtener una sentencia a su favor por los salarios pagados en exceso.

Según el municipio, a los demandantes ya se les pagaba por las 14 horas de trabajo en su salario semanal, y que en todo caso debían presentar sus horas de trabajo a tiempo y solicitar permiso de su supervisor si debían trabajar horas extra. El municipio sostiene que pagó todas las horas facturadas.

Los demandantes arguyen que se les prohibía presentar sus hojas por horas extra de trabajo.

Luego de evaluar la prueba presentada con las solicitudes del municipio, el Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico desestimó la demanda de los agentes. Según el tribunal, a estos agentes se les pagaba ya por 20 horas semanales por el cuidado de los perros, y a pesar de que es complicado contar esas horas adecuadamente, un cuidador de perros demasiado entusiasta podría quebrar económicamente el departamento de la Policía.

Bajo esos argumentos, el Tribunal desestimó la demanda de 6 de los reclamantes. En cuanto a uno de ellos, el Ttribunal desestimó su reclamo porque éste nunca realizó tareas con perros de la unidad.

Aún quedan los reclamos de los demandantes Anthony Ayala Nieves, Cynthya Álvarez, Horacio Marcano y Juan Valentín.

por el Lcdo. Cristian González

 

A %d blogueros les gusta esto: