Tribunal federal cuestiona aplicabilidad en Puerto Rico de estatutos que criminalizan actividades dentro de un “territorio o posesión de los EEUU”

Descarga el documento: United States of America v. Jorge Mercado Flores

Jorge Mercado Flores fue acusado en el Tribunal federal por un cargo de transportar a una menor dentro de un “territorio o posesión de los Estados Unidos”. A Mercado Flores se le halló en una playa en Puerto Rico, donde había llevado a una menor de 14 años con el propósito de sostener relaciones sexuales con ella.

Luego de la acusación, Mercado Flores planificaba defenderse, pero ante la posibilidad de ser hallado culpable y ante lo alto de las penas mandatorias (10 años de prisión mínimo) decidió intentar llegar a un acuerdo con fiscalía.

El acuerdo se concretó. La convicción fue por un delito que no contiene el elemento de minoridad y no conlleva pena mínima. A Mercado Flores se le sentenció a casi 5 años de prisión.

Sin embargo, luego de imponer la sentencia, el juez Gustavo A. Gelpí determinó que el estatuto bajo el cual se halló convicto a Mercado Flores aplicable a este caso porque Puerto Rico no es “territorio o posesión de los Estados Unidos”. Este estatuto no contiene ‘Commonwealth” dentro de las opciones aplicables a diferencia del que se le acuso previamente.

Fiscalía federal volvió a acusar a Mercado Flores por el estatuto original, y apeló la decisión del juez Gelpí.

El Primer Circuito evaluó la apelación en cuanto a la procedencia de la actuación del Tribunal de Distrito y no en cuanto a si Puerto Rico es territorio o posesión.

El Primer Circuito expresó que entiende la intención del tribunal en cuanto a su preocupación, pero el problema es que luego el Tribunal puede dejar sin efecto una convicción ANTES de la sentencia y no después. El Tribunal también está facultado para conceder un nuevo juicio cuando lo halle meritorio, pero en este caso no hubo un juicio para que pueda concederse uno NUEVO.

Por ello, el Primer Circuito acogió los planteamientos de fiscalía federal y ordenó al Tribunal de Distrito instaurar la sentencia impuesta.

por el Lcdo. Cristian González

 

A %d blogueros les gusta esto: