Abogados comparten sus impresiones sobre cómo deponer adecuadamente

Las deposiciones suelen ser tediosas, extenuantes y estresantes, aunque cruciales para los casos, particularmente aquellos que dependen del testimonio de testigos para prosperar o ser desestimados. Varios abogados compartieron en el blog Conference Calling consejos sobre distintos aspectos esenciales para realizar una buena deposición. A continuación, algunos ejemplos:

  1. Preparar un bosquejo de la deposición. Un bosquejo es la mejor manera de preservar aquellas preguntas importantes y de lograr la meta trazada para la deposición.

“Siempre preparo un bosquejo para las deposiciones. Lo utilizo como un mapa sobre lo que quiero lograr en la deposición y para tener un sentido firme de las preguntas que quiero hacer y las respuestas que espero recibir. Sin embargo, no me limito a lo que dice el bosquejo. Sino que me preparo para desviarme un poco y seguir la deposición según las respuestas que reciba. Antes de terminar, consulta el bosquejo. Siempre lo uso como una herramienta para asegurarme de que cubrí todo lo que necesitaba abordar en la deposición”. – Alex Lawrence, abogado litigante y escritor

 

“Algunos abogados dependen tanto de sus bosquejos que fallan en hacer preguntas importantes de seguimiento. En lugar de ello, enfocan su atención en lo que prepararon, en lugar de prestar atención al testimonio del testigo. El mejor acercamiento a ello es seguir las respuestas a donde quiera que dirijan la deposición. Abandona el bosquejo completamente, si tu intuición así te lo indica”. – Evan Schaeffer, litigante y autor

 

“Si está esperando que el testigo te responda que sí, pero responde que no, no deje que eso te saque de carrera. Salga de la “senda del no” y piense en por qué el testigo contestó de esa forma. No dependa (totalmente) del bosquejo de tal manera que no puedas perseguir un camino distinto”.  – Andrew Shedlock, litigante en Kutak Rock LLP

  1. Prepare su mente y cuerpo para un día largo. Es lo único que le ayudará más que un bosquejo.

“Preparación, organización y descanso. Mientras más preparado estoy para hacerle preguntas a un testigo, más fácil es mantenerme alerta. No estar preparado ni organizado provoca mucho estrés y te quita energía”. – Ken Levinson, litigante en Levinson & Stefani

  1. Prepare un sistema para mostrar los exhibits. Organícese previamente.

“El mejor consejo que puedo dar es asegurarse de estar bien organizado y de contar con un buen sistema para manejar los exhibits con el testigo”. – Robert Farzad, abogado

  1. Organice los exhibits en el orden en que se utilizarán en la deposición. Es muy útil dejarle saber de antemano al taquígrafo los exhibits que se utilizarán y el orden que se presentarán. Es importante dejarles saber el orden de los exhibits y darles tiempo para que los marquen en récord antes de proceder.

“La mayor parte del tiempo cada asunto que abordamos tiene los exhibits específicos que utilizaremos. Organícelos en orden cronológico”. – Robert Farzad, abogado

  1. Escuchar activamente es crítico. Un deponente inteligente puede evadir preguntas si no se presta atención. Permita que el deponente lleve a uno donde sea necesario. Formule preguntas abiertas que permitan que el deponente provea información que se desconocía y no se había solicitado.

“Temprano en la deposición, todas las preguntas formuladas deben comenzar con las palabras: quién, qué, dónde, cuándo, por qué y cómo. Luego de esto se puede continuar con un “¿y qué pasó luego?”. Si se formulan preguntas cerradas se obtendrán contestaciones inútiles, o peor aún, respuestas que sugieren un testimonio responsivo pero no lo es en realidad”. – Victoria Pynchon, litigante y bloguera

Permita que el deponente llene los blancos. Es importante recordar que probablemente no está acostumbrado a deponer, así que haga pausas.

“Utilice pausas. El deponente probablemente nunca ha depuesto antes. Probablemente está nervioso y quiere terminar con la deposición. Las personas que están incómodas odian el silencio. Así que formule preguntas. Sea deliberado y pausado. Cuando hayan contestado, espere. Puede sentirse incomodo al principio, pero está bien”. – Shawn Toor, asociado en William Kastner

  1. Revise la ejecución luego de una deposición. Aprenda de sus errores y lo hará mejor la próxima vez.

“Revise las deposiciones para ver cómo mejorar y pulir sus preguntas. Como muchos aspectos de ser un abogado litigante, la perfección raramente se logra, así que hay que estar enfocados en mejorar continuamente”. – Ken Levinson, litigante

 

A %d blogueros les gusta esto: