Gobierno local busca atemperar sistema a jurisprudencia federal que permite exigir cobro de IVU a negocios en línea

Recientemente el Tribunal Supremo de Estados Unidos emitió una decisión en la que confirmó que los estados tienen la facultad de forzar a establecimientos que generan ventas por Internet a cobrar el impuesto de ventas estatal aunque no tengan presencia física.

La decisión dejó sin efecto dos decisiones anteriores, Quill Corp. v. North Dakota, 504 US 298 y National Bellas Hess, Inc. v. Department of Revenue of III, 386 US 753, bajo las cuales se impedía que los estados pudiesen exigir a compañías sin presencia física en su territorio el cobrar el impuesto de ventas de esos estados. Con ello, cayó el estado de derecho, bajo el cual los estados se veían imposibilitados de cobrar el impuesto estatal a este tipo de establecimientos.

El periódico CB en español entrevistó al secretario auxiliar del Área de Rentas Internas del Departamento de Hacienda, Francisco Parés Alicea, en cuanto a este particular y sobre si el Departamento de Hacienda estaría atemperando su normativa. Parés Alicea reveló que actualmente su equipo evalúa el tema, pues el cobro de impuesto a este tipo de compañías podría allegarle cerca $40 millones en nuevos recaudos, a base de una conservadora proyección.

A tales fines, Hacienda estaría llevando a cabo esta semana dos reuniones con su equipo de trabajo, otra reunión con oficiales de la agencia expertos en materia de impuestos, la redacción de un borrador que se enviará a La Fortaleza para que el equipo fiscal inicie el proceso de revisión. Los trámites podrían concluir a finales de julio para que inicie el trámite legislativo correspondiente durante la próxima sesión.

“Vamos a presentar legislación para atemperar nuestro régimen contributivo de Ventas y Uso a los nuevos hallazgos y desarrollos que se han dado como consecuencia del caso Wayfair pero todavía queda mucho por resolverse. Esto va a abrir una caja de Pandora en cuanto a un sinnúmero de pleitos entre las agencias fiscales y estos vendedores online”, vaticinó Parés Alicea quien adelantó que, utilizando la jurisprudencia como marco conceptual, utilizarán la pieza legal de Dakota del Sur como un buen ejemplo, pues superó el escrutinio del Tribunal Supremo federal que busca evitar imponer una carga indebida (“undue burden”) sobre el comercio interestatal.

Entre los aspectos que contendría la legislación se mencionó la no retroactividad en su aplicación, la implementación de un software y asegurar cumplimiento de las empresas con la nueva normativa y el establecimiento de un mínimo de transacciones para que una compañía pueda ser considerada con “extensive virtual presence”.

 

A %d blogueros les gusta esto: