Trump anuncia selección a la vacante del Tribunal Supremo de Estados Unidos

Tras el retiro del juez asociado del Tribunal Supremo de Estados Unidos, Anthony Kennedy, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la nominación del juez Brett Kavanaugh, del Tribunal de Apelaciones para el Circuito de Columbia.

Tras los anuncios, los medios han especulado sobre el futuro de muchas decisiones de alto interés público, que según explican, podrían verse en riesgo ante el nombramiento de un juez de corriente conservadora como Trump. Kennedy quien estuvo en el Supremo cerca de 30 años, fue el voto decisivo en muchos casos estrechamente divididos sobre controversias como el aborto, la acción afirmativa, los derechos de la comunidad LGBTT y la pena de muerte.

En cuanto a ese particular, el senador Chuck Schumer, congresista del Partido Demócrata, puntualizó en una entrevista que en las vistas de confirmación su partido estaría dando énfasis a hacerle preguntas al nominado sobre el caso Roe v. Wade y si este tiene interés en dejar sin efecto dicha decisión. Roe v. Wade fue la decisión a través de la cual se despenalizó el aborto en Estados Unidos.

Según Schumer, el cuestionamiento es importante dado a que otros nominados antes han expresado respetar las decisiones tomadas como decisiones finales y firmes, que no habría que retomar, para luego votar a favor de dejar sin efectos importantes precedentes. El último ejemplo de ello, es el caso del juez Neil Gorsuch, quien votó a favor de una norma en el caso Janus vs AFSCME que tuvo como consecuencia diluir el poder de las uniones.

Aunque todavía es incierta la posición de Kavanaugh sobre estos asuntos, sí se conoce sobre varias de sus decisiones que podrían dar indicio de cuál es esta. Por ejemplo, en el 2011 este votó a favor de eliminar el requisito de registro de armas del Distrito de Columbia y prohibir los rifles semiautomáticos. Al año siguiente, se opuso a un fallo que permitía a la Agencia de Protección Ambiental regular los gases de efecto invernadero, aunque reconoció que “la EPA emitió estas regulaciones para ayudar a abordar el calentamiento global, una cuestión de política de gran importancia a largo plazo para Estados Unidos”.

Más tarde ese año, Kavanaugh confirmó la “ley de identificación con foto” para votantes en Carolina del Sur, y en 2015, se alineó en parte con una organización religiosa sin fines de lucro que buscaba que no se le aplicara el mandato federal de proporcionar cobertura de seguro de salud para artículos para el control de la natalidad. En este entonces dijo que “el gobierno tiene un gran interés en facilitar el acceso a la anticoncepción”.

“Se acepta comúnmente que reducir el número de embarazos no planeados mejoraría la salud de las mujeres, mejoraría las oportunidades personales y profesionales de las mujeres, reduciría el número de abortos y ayudaría a romper un ciclo de pobreza”, escribió también.

Aún no se ha señalado vista de confirmación, aunque se espera que esta se celebre para el próximo 1 de octubre. Antes de ser confirmado, Kavanaugh tendrá que pasar por un proceso de veto, que se celebra a través de Comité Judicial del Senado. Una vez el comité escuche a los testigos, votará y enviará una recomendación final al Senado.

A %d blogueros les gusta esto: