Supremo federal permite histórica demanda sobre cambio climático

Un tribunal de circuito federal tendrá que considerar una histórica demanda presentada por varios niños y jóvenes, que reclaman al gobierno de Estados Unidos que asuma su responsabilidad en cuanto al cambio climático en el mundo.

El juicio en el caso Juliana v. United States estaba pautado para comenzar el pasado 29 de octubre de 2018, en un tribunal federal de distrito en Oregon. Sin embargo, esos planes fueron interrumpidos luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, solicitara la intervención del Tribunal Supremo de Estados Unidos para que desestimara el caso.

Según la revista Nature, los demandantes, que rondan entre los 11 y 22 años de edad, adujeron en la demanda, que el gobierno de Estados Unidos violó su derecho constitucional a la vida, libertad y propiedad, al fallar en prevenir el nocivo cambio climático. Estos solicitan que el tribunal federal le ordene al gobierno que prepare un plan para asegurar que el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera se reduzca por debajo de 350 partes por millón para el 2100.

En respuesta a dicha solicitud, el Departamento de Justicia argumentó que “no existe un derecho a un sistema climática capaz de preservar la vida humana”, como se aduce en la demanda presentada por los jóvenes.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos denegó la petición de desestimación del Departamento de Justicia y ordenó al tribunal de distrito que continúe con el caso. No obstante, el Supremo indicó que antes de continuar con el juicio, el tribunal debe considerar los argumentos del Departamento de Justicia.

Los abogados de los demandantes, expresaron que crearán presión para que el tribunal de distrito paute nuevamente el juicio para las próximas semanas.

“Los jóvenes de nuestra nación ganaron una importante decisión durante el día de hoy en el Tribunal Supremo, que muestra que aún el gobierno más poderoso en el mundo debe seguir las reglas y los procesos de litigación en nuestra democracia”, señaló la abogada Julia Olson, quien representa a los demandantes.

Este no es el único caso presentado sobre el tema del cambio climático. Desde el 1980 se han presentado diversas demandas dirigidas a hacer presión a los gobiernos para el control de las emisiones de gas y otros asuntos. Muchos de los casos no han tenido éxito, pero en el 2015 un grupo ciudadano llamado la Fundación Urgenda ganó una histórica demanda contra el gobierno holandés. En ese caso el juez ordenó al gobierno de los Países Bajos que cortara sus emisiones de gas al menos un 25% al año 2020. La decisión se fundamentó en los daños presentes y futuros que podrían sufrir los ciudadanos holandeses si el gobierno no cumplía con su deber de cuidado, al prevenir el daño climático.

En los últimos años, el caso holandés se ha convertido en un modelo para los juicios relacionados con el tema del medio ambiente en otros países.

En enero, 25 jóvenes demandaron al gobierno colombiano por su derecho a un ambiente saludable, en un caso llamado Demanda Generaciones Futuras v. Minambiente. El Tribunal Supremo de Colombia falló a favor de los demandantes en abril. No solo ordenó al gobierno que tomara medidas para reducir la deforestación y el cambio climático, sino que también dictaminó que la selva amazónica colombiana es “un tema de derechos” que tiene derecho a “protección, conservación, mantenimiento y restauración”.

A %d blogueros les gusta esto: