Informe: Departamento de Educación federal no supervisa adecuadamente a compañías de préstamos estudiantiles

Descargar el informe: Federal Student Aid: Additional Actions Needed to Mitigate the Risk of Servicer Noncompliance with Requirements for Servicing Federally Held Student Loans (12 de febrero de 2019)

Un nuevo informe publicado por la Oficina del Inspector General del Departamento de Educación federal reveló que la Unidad de Préstamos Estudiantiles del Departamento de Educación federal (FSA) no supervisó de manera adecuada a las compañías de préstamos estudiantiles. El informe también señala a la oficina del Departamento de Ayuda Federal para Estudiantes ya que rara la vez penaliza a las empresas que no cumplen con las reglas.

Según el informe, en lugar de salvaguardar los intereses de los prestatarios, la supervisión inconsistente de la FSA permitió a estas compañías prestamistas perjudicar potencialmente a los prestatarios y al gobierno, apropiándose de dinero que deberían haber reembolsado porque los administradores no cumplían con los requisitos federales.

“Al no responsabilizar a los administradores la FSA podría dar a sus administradores la impresión de que no está preocupado por el incumplimiento del servicio con los requisitos federales de servicio de préstamos, incluida la protección de los derechos de los prestatarios”, indica el informe.

Si bien el informe expone que la FSA documentó las muchas fallas de los prestamistas en cuanto al seguimiento de las reglas, no estudió fallas aisladas para identificar patrones más amplios de incumplimiento que podrían haber perjudicado a muchos más estudiantes.

La Oficina del Inspector General anotó que, al no llevar a cabo un análisis amplio del problema, el Departamento ignoró fallas que pudieron resultar en un “aumento de los intereses o los costos de repago incurridos por los prestatarios, una oportunidad perdida para que más prestatarios aprovechen ciertos programas de pago, efectos negativos en las calificaciones crediticias de los prestatarios y una mayor probabilidad de morosidad o incluso incumplimiento”.

El Departamento de Educación, a través de la FSA, debe completar los informes de monitoreo que incluyen escuchar las llamadas telefónicas entre los prestatarios de los estudiantes y los representantes de la compañía de préstamos para garantizar que los prestatarios reciban la mejor y más precisa información. Para esta auditoría, el Inspector General revisó todos los informes de monitoreo que la FSA produjo hasta 2015, 2016 y gran parte de 2017, y encontró que el 61% de esos informes mostró evidencia de fallas en el administrador.

Si bien las nueve (9) compañías de servicios de préstamos en ocasiones no siguieron las reglas, algunas lo hicieron con más frecuencia que otras. Según una revisión de las llamadas telefónicas de los prestatarios de abril de 2017, los administradores no cumplieron con los requisitos federales en un 4% de las llamadas en promedio. En el caso de la Pennsylvania Higher Education Assistance Agency (PHEAA), esta no proporcionó información adecuada o precisa en el 10.6% de sus llamadas con prestatarios. Una revisión de más de 850 llamadas el mes siguiente encontró que los representantes de PHEAA no siguieron las reglas en casi el 9% de esas interacciones, más de cinco (5) veces la tasa promedio de fallas de los otros administradores ese mes.

Una vez el informe fue publicado, funcionarios de la Unidad expresaron no estar de acuerdo con los hallazgos y expresaron ya haber implementado muchas de las recomendaciones de la Oficina del Inspector General.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

 

A %d blogueros les gusta esto: