Tribunal Supremo de Iowa determina que Medicaid puede cubrir procedimientos de reasignación de sexo

El Tribunal Supremo de Iowa dejó sin efecto un veto que ese estado había impuesto a la cobertura de Medicaid en operaciones de reasignación de sexo.

La demanda había sido presentada por dos mujeres transgénero, EerieAnna Good y Carol Anne Beal. Según la demanda reseñada por NBC, los proveedores de salud de ambas mujeres habían determinado que para tratar la disforia de género que ambas sufren, debían someterse a una operación de reasignación de sexo. Sin embargo, cuando Good y Beal, quienes se identificaron como mujeres desde la infancia, buscaron someterse a una cirugía en el marco del programa estatal de Medicaid, esta se les negó. Estas solicitaron una reconsideración a la agencia estatal que supervisa el programa pero fueron rechazadas nuevamente.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Good y Beal demandaron a la agencia en el 2017, arguyendo que la negativa violentaba la Ley de Derechos Civiles, que añadió en el 2007 la identidad de género como una clase protegida. Posteriormente, el juez del Distrito Judicial 5 determinó que la política del Departamento de Servicios Humanos de 1995 no le permitía a Medicaid cubrir operaciones de reasignación de sexo.

En la apelación, la agencia argumentó que su política no es discriminatoria porque ni las personas transgénero ni las personas no transgénero pueden usar los beneficios de Medicaid para la cirugía de reasignación de género, que según se dice se realiza “principalmente con fines psicológicos”. También argumentaron que la exclusión explícita de la política de cirugías de reasignación de género era un ejemplo de “cirugías plásticas, cosméticas y reconstructivas que están excluidas de la cobertura”.

“Muchas personas aún no entienden que esto no es algo que necesitamos por razones triviales o estéticas. Es atención médica que un médico recomienda para alguien que tiene una necesidad médica para ello”, expresó Good.

El Tribunal Supremo de Iowa dejó sin efecto la decisión del tribunal inferior, explicando que a Good y a Beal se les negó la operación porque estaba relacionada con desórdenes de identidad de género. Además, de la decisión surge que Medicaid sí autoriza pagos para algunas cirugías cosméticas que tienen como fundamento propósitos psicológicos, como en casos de anomalías congénitas y cicatrización.

A %d blogueros les gusta esto: