De luto la judicatura puertorriqueña tras la muerte de Ruth Bader Ginsburg

Para la pasada jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico (TSPR), Liana Fiol Matta, la muerte de la jueza asociada del Tribunal Supremo de Estado Unidos (TSEU), Ruth Bader Ginsburg, representa la pérdida de una de las más fervientes guardianas del derecho a la equidad de género.

“Aquellos que tuvimos el honor de conocerla, vimos cómo aquella mujer tan pequeña en tamaño y tan grande en espíritu tenía una fuerza y una inteligencia nos decía que estábamos con una persona muy especial”, explicó la pasada jueza presidenta a Microjuris.com.

Lo primero que sintió al escuchar la noticia fue consternación, pero de inmediato recordó sus cualidades de resiliencia y su fortaleza. “Casi nos convenció de que era inmortal, aunque obviamente la razón nos decía que no lo era”, expuso la ahora profesora de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR).

“Ella tenía la esperanza de estar en la corte hasta los 90 años. Yo no esperaba esta noticia”, sostuvo la jurista.

Ahora a la profesora Fiol Matta le preocupa pensar en quién tomará el lugar de la jueza en el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

“Yo sí quisiera pensar que quien fuera nominado y confirmado o confirmada por el Senado de Estados Unidos, tuviese una visión parecida a la de la jueza Bader Ginsburg en cuanto al deseo de lograr para nuestros hijos, nuestros nietos y los que vienen los derechos de igualdad ante las leyes”, propuso.

Ante el luto de muchas activistas de los derechos civiles, la profesora Fiol Matta les recordó que “no abandonen la lucha, que sean cada vez más vigilantes de los derechos de quienes están llamados a convivir en esta tierra —en Puerto Rico, sobre todo— y que como vigilantes reaccionen ante la justicia y las instancias de desigualdad”.

“La jueza fue abogada y representó a personas que el sistema rechazaba y que el sistema no apoyaba. Lo hizo como abogada”, continuó.

SEGUIR SUS PASOS

La jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz Rodríguez, destacó que la partida de la jueza Ruth Bader Ginsburg deja un vacío incalculable.

“Desde mi marco de acción en la administración de la justicia, procuraré seguir actuando en estricta línea con su visión de que todos somos iguales ante la ley y que los derechos fundamentales se defienden y protegen sin tregua”, puntualizó la jueza presidenta.

“Una mujer que dedicó su vida a la lucha por la equidad y la justicia, que rompió esquemas y nos abrió caminos a todas las mujeres”, sostuvo.

La jueza Oronoz Rodríguez explicó también que “para quienes trabajamos a diario para lograr una sociedad más justa e igualitaria, la jueza Bader Ginsburg ha sido, es y será un hito y un referente obligado”.

MODELO PARA EMULAR

El también exjuez presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Federico Hernández Denton, planteó en declaraciones escritas que la jueza fue “un modelo digno de emular por su autenticidad y por ser una voz que siempre conservó sus raíces y jamás claudicó sus principios en defensa de los derechos de la mujer”.

“Su mayor aportación al Supremo federal y al estado de derecho fue convencer a sus compañeros jueces que la decimocuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos incluía la equidad de los sexos. Su opinión en el caso de Virginia Military Institute será siempre recordada como una opinión que cambió la historia y el derecho constitucional”, recordó.

“Luchó contra la adversidad hasta el último suspiro y será un ejemplo para todas las generaciones de mujeres, incluyendo mi querida nieta”, destacó.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris?Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: