NOTICIAS

Jueza presidenta explica situación con correos electrónicos

El Colegio envió una carta.

La jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz Rodríguez, explicó mediante carta al Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico que los correos electrónicos que estuvieron disponibles durante la pandemia por COVID-19 —para que las personas que ejercen la abogacía o litigan por derecho propio no tuviesen que ir un tribunal a presentar mociones en casos que aún se tramitan en papel— no constituyen ni se concibieron como una plataforma permanente para la tramitación electrónica de recursos legales.

«Su funcionalidad (la de los correos electrónicos) respondió a una situación de emergencia particular», puntualizó la jueza presidenta en una carta dirigida a la presidenta del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Daisy Calcaño López.

La jueza presidenta explica en su carta que los correos electrónicos se utilizaron para evitar que los casos que aún se tramitaban por expedientes físicos se vieran desproporcionalmente afectados. 

En una primera carta, la presidenta del Colegio explicó que el cambio había provocado preocupación en el gremio.

«Eliminar el servicio de la radicación de las mociones de los expedientes físicos a través del correo electrónico provisto para cada región judicial provoca un encarecimiento y retroceso en nuestra práctica, especialmente al(la) abogado(a) independiente», sostiene la carta de la presidenta del Colegio.

Solicitan que se mantenga la radicación electrónica

 

Sin embargo, responde la jueza presidenta, que «tras superarse las condiciones que hacían necesario este medio de presentación digital, procede destinar los recursos humanos y económicos limitados disponibles en el Poder Judicial a la expansión del SUMAC, para el beneficio de la comunidad legal y los litigantes por derecho propio».

Oronoz Rodríguez explicó que los correos electrónicos no están diseñados para ser una plataforma de radicación y su uso ha representado una carga insostenible sobre nuestros servidores de informática.

«La realidad es que mediante este medio de presentación de escritos el Poder Judicial asumió el costo absoluto en recursos humanos y monetarios para garantizar el trámite de los casos que al presente no se litigan en el SUMAC», explicó.

«Eso se traduce a que nuestro funcionariado monitorea estos correos e imprime los documentos, a costo, indistintamente del volumen. Este personal, que también tiene otras responsabilidades, entra los datos de estos escritos manualmente a nuestros sistemas de información y los une fisicamente a los expedientes judiciales para darle el curso ordinario», continuó.

Los correos electrónicos se han utilizado para presentar escritos con anejos voluminosos, en ocasiones de sobre mil páginas.

Los datos más recientes del Poder Judicial muestran que se presentan más de 4,000 documentos semanalmente a través de estos correos y que se han recibido más de 180,000 mociones y escritos durante este periodo.

«Ante la normalización en la operación gubernamental y privada, resulta muy oneroso que el erario continúe sufragando los gastos que normalmente le corresponden a los abogados y abogadas cuando asumen la representación legal de sus clientes privados», puntualizó la jueza presidenta.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: