NOTICIAS

Proponen crear depósitos de emergencia en caso de desastres naturales

Esta nueva ley ordenaría al Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres a realizar un estudio de vulnerabilidad para determinar los municipios en los que se establecerán los depósitos permanentes de suministros de emergencia.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El senador independiente, José A. “Chaco” Vargas Vidot radicó el Proyecto del Senado 859 que busca crear depósitos de suministros de emergencias ante desastres naturales en lugares estratégicos de Puerto Rico. La medida busca anticipar las necesidades ciudadanas en caso de una emergencia y que el gobierno pueda responder ante tales emergencias de forma responsable e inmediata.

Lee el proyecto aquí

El 1 de junio de 2022 comienza oficialmente la temporada de huracanes en la cuenca atlántica de este año, y se extiende hasta el 30 de noviembre del 2022.

De acuerdo con la pieza legislativa, los huracanes Irma y María de 2017 revelaron una realidad que no debe repetirse: miles de personas quedaron desprovistas de suministros básicos ya que, en algunos municipios, se agotaron los abastos disponibles antes de que se recibieran ayudas externas. Sin embargo, en 2018, a pesar de la necesidad de tantas personas, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) reconoció la pérdida de vagones con suministros que habrían sido vitales durante la recuperación inmediata después del huracán. Más tarde, en 2020, mientras había gente enfrentando carencias luego de los sismos de inicio del año, un grupo de ciudadanos descubrió un almacén en Ponce en el que había grandes cantidades de abastos y algunos de ellos estaban expirados.

Esta nueva ley ordenaría al Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) a realizar un estudio de vulnerabilidad para determinar los municipios en los que se establecerán los depósitos permanentes de suministros de emergencia. Los depósitos que se creen deberán contener equipo médico, de emergencia y rescate, de comunicación, de trabajo y salvamiento, de higiene personal y alimentos no perecederos para, al menos, una semana.

Aunque NMEAD estará encargada de la administración de los depósitos, la agencia deberá viabilizar acuerdos colaborativos para que los municipios, las organizaciones y las comunidades tengan un rol protagónico en su organización y funcionamiento. En términos de facilidades, el Negociado auscultará la posibilidad de que los depósitos se desarrollen en edificios del gobierno en desuso o en propiedades de la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico (PRIDCO) arrendadas de forma gratuita. Por otro lado, el establecimiento y mantenimiento de los depósitos será costeado mediante el Fondo de Emergencia creado por ley, y a través de fondos federales, dinero proveniente de entidades privadas y de donaciones hechas a NMEAD.

Asimismo, para evitar los mismos malos manejos y desperdicios de suministros que hubo en el pasado, la medida asignará responsabilidades y estándares para el manejo de los depósitos. De hecho, el Negociado –en conjunto con los municipios, las organizaciones y las comunidades–, establecerá un reglamento para la administración de los depósitos y una guía para el uso, revisión, mantenimiento y reemplazo adecuado de los equipos y suministros. Además, como herramienta de transparencia, el Negociado deberá usar un sistema electrónico de inventario, que será público.

“La mala administración de suministros de emergencia en el pasado no solo ha sido vergonzosa, sino que ha tenido resultados mortales. Sin embargo, esto no debe alejarnos de buscar mecanismos de preparación adecuada y transparente, ya que Puerto Rico es vulnerable al azote de fuertes huracanes y siempre cabe la posibilidad de que ocurra un terremoto de gran magnitud. Cualquiera de estos eventos puede significar un colapso de la infraestructura, por lo que los depósitos como estos podrían significar la diferencia entre la vida y la muerte. Pero queda claro que hace falta establecer responsabilidades, herramientas de transparencia y rendición de cuentas respecto al manejo de estos almacenes o depósitos de emergencia y que las comunidades y municipios, quienes conocen sus necesidades, sean centrales en el desarrollo de estas facilidades. Lo que queremos es que la ayuda y los recursos sean verdaderamente accesibles”, argumentó Vargas Vidot. 

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!