NOTICIAS

Buscan atender necesidades de abogados y abogadas jóvenes ante nuevos retos en la práctica legal

El licenciado Daniel Matos Meléndez dialogó sobre los retos de la profesión legal y futuros proyectos de la Comisión de Abogados y Abogadas Jóvenes del CAAPR.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con noticias notariales? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Valeria Alicea Guzmán

Ante los nuevos retos que enfrenta la profesión legal, la Comisión de Abogados y Abogadas Jóvenes busca establecer un plan de trabajo para atender las necesidades de las personas jóvenes que practican la abogacía. 

El presidente de la Comisión, Daniel Matos Meléndez, explicó uno de los objetivos del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (CAAPR) es apoyar a las y los abogados jóvenes, pero también lograr una transición ordenada desde la escuela de derecho hasta que puedan comenzar en la práctica legal, ya sea trabajando para un patrono o por cuenta propia.

«Nuestra Comisión lo que hace es proveer espacios donde los jóvenes de nuestra profesión y los estudiantes de derecho puedan exponer sus preocupaciones, puedan exponer las ideas que tengan, exponer las problemáticas que nos afectan día a día y que muchas veces no las discutimos», aseguró el licenciado. 

El abogado explicó que la definición que utilizan en el gremio, para explicar lo que son «abogados y abogadas jóvenes», es toda persona que tiene 10 años o menos de experiencia en la profesión. «Más que abogados jóvenes somos abogados ‘rookie’, por decirlo de alguna manera». 

La profesión legal no se ha visto exenta de los retos que ha enfrentado el país con relación a los huracanes, terremotos y pandemia. Según Matos Meléndez, las circunstancias han hecho que la abogacía sea más virtual y remota. No obstante, resaltó que los y las jóvenes cada vez más están teniendo un rol protagónico en el derecho y el desarrollo de la profesión.

Contó que han impulsado distintas iniciativas y dinámicas a través de asambleas, charlas, talleres y otras actividades. Entre los temas que han discutido resaltó la reválida de derecho general. 

«Este tema ha sido de alta discusión específicamente luego de los últimos resultados, pero no es un tema que recién se comenzó a discutir. La realidad es que la Comisión de Abogados y Abogadas Jóvenes ha estado tratando este tema por mucho tiempo. En cuanto a la preparación del examen, en su evaluación, en cómo trabajamos con la población de abogados que no logran ser licenciados en las oportunidades que le brinda la ley, pero aún así son abogados y tienen el conocimiento legal y tienen un espacio en la Comisión como en nuestro Colegio», afirmó. 

También comentó que la Comisión comenzó a tener acercamientos con la decana y los decanos de las escuelas de derecho y otros recursos del CAAPR para trabajar sobre el tema de la reválida. «Para tratar de buscar soluciones prácticas a corto y largo plazo para subsanar este riesgo que tenemos de perder las acreditaciones de las tres universidades y quedarnos sin escuelas de derecho en Puerto Rico», sostuvo. 

Por otro lado, mencionó que muchas actividades las realizan con la Asociación Nacional de Estudiantes de Derecho (ANED) con el fin de complementar la educación que reciben en las escuelas de derecho.

«Además, el Colegio y la Comisión sirven de espacio de ‘networking’ y confraternización, igual que todas las comisiones del Colegio, en el que los jóvenes tienen la oportunidad de complementar sus conocimientos y experiencias con otros abogados que ya están en otros niveles, experiencias y vivencias», informó.

Otro asunto que para la Matos Meléndez es importante son los préstamos estudiantiles.

«Los préstamos estudiantiles se toman desde que uno está presto para ir bachillerato. Uno los deja ahí, esos préstamos durmiendo básicamente y después cuando uno llega a la profesión legal hay que comenzar a pagarlos. ¿Cómo uno debería manejar idealmente los préstamos estudiantiles desde que uno piensa en tomarlos? ¿Cómo puede manejarlos para pagarlos efectivamente?», cuestionó.

Asimismo, aseguró que desde la Comisión desean resaltar la importancia de atender la salud mental como un asunto de prioridad. 

«Específicamente la salud mental de los estudiantes que muchas veces se sobrecargan por cumplir unas expectativas de profesores, universidades, sociedad, de la profesión, y que muchas veces se traslada luego a la profesión y vemos muchos profesionales jóvenes que tienen la carga, especialmente muchos que trabajan en bufetes de mediana y gran envergadura, que muchas veces no tienen tiempo ni recursos para trabajar con su salud mental», expresó Matos Meléndez.

Programas de mentoría 

Con relación a los planes futuros, el presidente de la Comisión compartió que les interesa mejorar los servicios del CAAPR dirigidos a  los programas de mentoría. 

«Aspiramos a que el programa de mentoría sea uno más completo donde podamos integrar un programa de internado, retomar un trabajo que se estaba haciendo hace muchos años, cosa de poder parear a abogados de más y menor experiencia para poder hacer un tipo de ‘shadowing’  y mentoría en las distintas áreas del derecho que le interese a los jóvenes», manifestó.

Los servicios de mentoría no necesariamente deben ir en una sola dirección, pues las personas con mayor experiencia también se beneficiarían de los conocimientos de los y las jóvenes. «Los jóvenes ofrecerán mentoría especialmente en cuanto a la tecnología. Ese intercambio enriquece la profesión y enriquece el desarrollo de ambos profesionales», dijo.

«Eso incluirlo con el desarrollo de una base de datos de mentores disponibles que se puedan dividir por región y delegación. Ayudar con la preparación de resumé, con la preparación de documentos. Que el Colegio pueda proveer ayuda directa», añadió. 

Además, detalló que buscan orientar y ayudar para que las personas jóvenes que comienzan en la práctica legal conozcan sobre la facturación de servicios, honorarios, guías o tablas de lo que debería ser el salario de un o una abogada y  cómo funciona el mercado.  

La Comisión de Abogados y Abogadas Jóvenes fue seleccionada como la Comisión del Año 2021-2022 por el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico.