NOTICIAS

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de firmar un contrato de alquiler?

La licenciada Carla Marrero Bishop explicó que el contrato de alquiler o arrendamiento es un acuerdo verbal o escrito, al que llegan el arrendador y el arrendatario para ceder el uso y disfrute de un bien a cambio de un precio. 

Por Valeria Alicea Guzmán 

Cuando se realiza un contrato de alquiler, es posible que se cometan errores o se olviden aspectos importantes que pueden evitar futuros conflictos. 

La licenciada Carla Marrero Bishop explicó que el contrato de alquiler o arrendamiento es un acuerdo verbal o escrito, al que llegan el arrendador y el arrendatario para ceder el uso y disfrute de un bien a cambio de un precio. 

«El contrato de alquiler puede ser por un tiempo determinado o indeterminado. Sin embargo, en caso de que no se pacte término alguno, el Código Civil de Puerto Rico de 2020 nos aclara que, en los arrendamientos de bienes inmuebles, se considera que el contrato de arrendamiento es por el término de un año», indicó en entrevista con Microjuris. 

Según la abogada, el contrato de alquiler no requiere de una formalidad específica. Aclaró que el Código Civil establece que en caso de que el contrato de alquiler es de un bien inmueble y se pretende inscribir en el Registro de la Propiedad se debe hacer a través de una escritura ante un notario o notaria. 

Asimismo, resaltó que es importante que, antes de realizar un contrato de alquiler, los arrendatarios tomen en consideración ciertos aspectos. ¿Cuáles son?

  • Verificar si el arrendador es dueño de la propiedad.

Marrero Bishop comentó que, en ocasiones, quien pone en alquiler la propiedad no es el dueño del inmueble sino familiares o subarrendatarios. “Cerciorarse antes de alquilar una propiedad de quién es el arrendador es importante para evitar engaños y futuros contratiempos”, informó. 

  • Hazlo por escrito 

Aunque reiteró que el contrato de alquiler no requiere de un tipo de formalidad específica, recomendó que se haga por escrito. La licenciada compartió que un contrato por escrito brinda más seguridad y protección. Aseguró que las partes pueden tener conocimiento claro de los acuerdos que pactan. 

«En caso de que exista alguna disputa por el alquiler, es más fácil que exista un contrato por escrito que aclare cada uno de los acuerdos al que las partes llegaron». 

  • Considera los términos del contrato.

La abogada mencionó que otro aspecto importante que deben tomar en consideración los arrendatarios y, que debe estar reflejado en el contrato, son los términos del contrato. Los términos del contrato se deben detallar en el contrato para evitar conflictos futuros. 

«Por ejemplo, el tiempo de duración del contrato, si se le concede el derecho de subarrendar la propiedad, si se dará un pago por depósito y cuál sería la cantidad de ese pago por depósito». 

También detalló que es relevante el que consideres qué incluye el arrendamiento como enseres, pago de utilidades (agua y luz), áreas comunes, entre otros. De igual forma, la cantidad a pagar de mensualidad, fecha del pago y las obligaciones del arrendador y del arrendatario relacionadas con la propiedad. 

¿Qué debe considerar el arrendador?

Si eres la parte arrendadora, también es importante que consideres ciertos aspectos al alquilar una propiedad. 

  • Realiza un «background check».

Marrero Bishop destacó que, en primer lugar, el arrendador debe tomar en cuenta la selección del futuro inquilino o arrendatario. 

«Es importante que el arrendador conozca quién será su inquilino para evitar futuros engaños. Hoy día vemos como muchos arrendadores a la hora de alquilar  su propiedad solicitan a los posibles arrendatarios un historial de crédito y en ocasiones lo que se le conoce como un ‘background check'», compartió. 

Explicó que esto se hace con el propósito de asegurar que la persona a quien le van a alquilar la propiedad tenga ingresos para pagar la renta y que cumple a tiempo con sus obligaciones. 

  • Considera los términos del contrato.

Al igual que la parte arrendataria, según la licenciada, el arrendador debe cerciorarse de que el contrato contenga los términos que quiere establecer de manera clara y precisa. De igual forma, se deben detallar las obligaciones de cada parte con relación a la propiedad. «Por eso es sumamente importante que el contrato se haga por escrito. De esta manera, ambas partes quedan obligadas bajo los términos del contrato y les brinda garantía».

Errores comunes

Ahora bien, ¿cuáles son los errores más comunes relacionados con los co​ntratos de alquiler?

Marrero Bishop compartió que uno de los errores más comunes es no hacer el contrato por escrito.

«Otro error que se comete con frecuencia es no leer el contrato. Las personas suelen dar por sentado que las cláusulas incluidas en el contrato son las que se habían acordado de antemano. Si no se revisa el escrito y es la otra parte quien lo ha redactado, cabe la posibilidad de que no aparezca todo lo que el arrendatario desea que aparezca», sostuvo.

Ojo. Revisa la propiedad que va a alquilar. 

La abogada indicó que otro error que cometen es no revisar las condiciones en las que se encuentra la propiedad. Afirmó que es importante que se le solicite al arrendador que lo refleje en el contrato escrito para evitar que, en el momento en que culmine el contrato de alquiler, le solicite el pago de gastos de reparo por desperfectos que ya estaban en la propiedad. 

«El no fijar la forma de pago es un error muy común a la hora de realizar un contrato de alquiler. No obstante, es importante tanto para el arrendador como para el arrendatario que la forma y la fecha de pago quede claramente establecida en ese contrato», agregó. 

Consejos

Según la licenciada, aunque los contratos de alquiler son sencillos y no requieren de un lenguaje o forma especializada, es recomendable que tanto el arrendador como el arrendatario busquen asesoría legal. 

Además, resaltó la importancia de que los arrendatarios conozcan que por el arrendador, fallecer o enajenar la propiedad no afecta el tiempo del arrendamiento pactado, a menos que se haya acordado cosa distinta. 

«Es decir, nuestro Código Civil establece que si el arrendador fallece, los familiares de este deben respetar el tiempo pactado del arrendamiento. Además, un dato que muchas personas desconocen es el derecho que tienen los familiares del arrendatario que hayan vivido con él durante seis meses antes del fallecimiento de este». 

Comentó que el Código Civil establece que cuando el arrendamiento es de un bien inmueble dedicado a vivienda familiar, los familiares del arrendatario que haya fallecido o quien haya vivido con él, durante seis meses antes de su fallecimiento, pueden sustituirlo.

«Estos pueden continuar viviendo en la propiedad objeto del arrendamiento, sustituyendo al arrendatario que falleció, siempre y cuando cumplan con los requisitos previamente mencionados», concluyó.