NOTICIAS

Senado busca regular el uso del «kratom»

La medida persigue que el kratom sea puro, no adulterado o sintetizado, esté etiquetado correctamente y esté sujeto a una restricción de edad adecuada.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

La Comisión de Iniciativas Comunitarias, Salud Mental y Adicción, presidida por el senador independiente José «Chaco» Vargas Vidot, tiene ante su consideración el Proyecto del Senado 1078 que busca regular el kratom, para que esta sustancia sea pura, no adulterada o sintetizada, se etiquete correctamente y se restrinja a mayores de 21 años de edad.

La Administración de Servicios de Salud Mental y Control de Adicciones (ASSMCA) avaló la pieza, entendiendo que ante el abuso de sustancias controladas en el país, se debe prevenir un posible abuso con el kratom.

«Nos resulta preocupante el hecho de que, en Puerto Rico, el consumo de sustancias controladas continue siendo un problema serio que abarca todos los sectores de la sociedad. A suma pena, las muertes por uso, abuso y sobredosis de sustancias, como, por ejemplo, el uso de opioides ha constituido un asunto de prioridad para nuestra comunidad debido a su recurrencia», lee la ponencia firmada por el Administrador de ASSMCA, Carlos Rodríguez Mateo.

ASSMCA destacó en su ponencia que para el año 2020 se reportaron 534 sobredosis por opioides en Puerto Rico. El Puerto Rico Opioids Dashboard de la ASSMCA indica que el grupo de edad que más reclamó uso del servicio de salud por uso de opioides entre enero del 2015 a diciembre 2020 fue de 22 a 34 años en un 26.7% seguido por el de 25 a 34 años en un 22.6%.

«Estos datos confirman que debemos como país reforzar las estrategias de prevención, reducción daños y aumentar servicios de tratamientos efectivos a aquellos que se encuentran atrapados en el uso de estas sustancias de alto riesgo de sufrir adicción y muerte», enfatizó el doctor César Cruz, Administrador Auxiliar de Tratamiento en ASSMCA.

Por otro lado, el Departamento de Salud, representado por la directora ejecutiva de la Comisión de Alimentación y Nutrición, Luz Rodríguez, encontró que hay incongruencias ya que, encuentran que a nivel científico estudios demuestran que su uso puede ser seguro siempre y cuando sean dosis moderadas.

El Departamento de Salud avaló la intención legislativa del proyecto y resaltó en su ponencia que hay distintos países que han legislado para prohibir el uso de kratom, tales como Australia, Dinamarca, Finlandia, Malasia, Myanmar y Tailandia.

Mientras, Vargas Vidot cuestionó quién estaría administrando el estudio y regulación, ya que esto es algo que no se plasma en la medida de la autoría del senador Carmelo Ríos Santiago.

Para el también salubrista es importante conocer la postura de los farmacológicos y toxicólogos, por lo que anticipó que les solicitará un memorial para la consideración del informe de la medida.

Descarga la propuesta Ley para la protección del consumidor de Kratom

¿Qué es el kratom?

El kratom (Mitrgyna Speciosa) es un tipo de árbol, de la familia del café, común de la región del sureste de Asia.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) ha levantado las alarmas ante el consumo de kratom en el país debido a que en la estructura bioquímica del árbol Mitragyna Speciosa se consiguen los componentes químicos de la mytraginina y 7-hidroxymitragynina, compuestos alcaloideos con efectos similares a los opioides en el organismo humano.

Se habría levantado una solicitud ante la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, en inglés) para clasificar ambos componentes químicos como estupefacientes de primera categoría.

Sin embargo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, bajo solicitud del Departamento de Justicia y la DEA, llevó a cabo una investigación que indicaría que no existe evidencia suficiente para señalar que los químicos presentes en la hoja de Kratom son un riesgo para la salud pública.

Se asegura que el kratom puro utilizado de manera responsable, al igual que miles de otros suplementos dietéticos y medicamentos de venta libre, es seguro para su uso. Pero, se advierte que los consumidores están expuestos a un riesgo inaceptable por un mercado de kratom no regulado y no existe un esquema regulatorio apropiado para garantizar que los productos de kratom sean puros y sin adulterar.

En Puerto Rico, la hoja de kratom se distribuye como un suplemento dietético natural capaz de ayudar con los dolores crónicos, mejorar la concentración y el estado de ánimo, ayudar con la ansiedad y la depresión, como potenciador energético, y sustituto de un tratamiento en base a opioides.

Sin embargo, a diferencia de algunos estados donde se ha logrado cultivar el árbol, el kratom que llega a la isla es exclusivamente importado por distribuidores privados, algunos de los cuales presentan altos estándares de preparación y tratamiento de la hoja para su consumo, y otros no presentan información alguna sobre la preparación de la hoja, es por ello, que existe el riesgo en la población puertorriqueña de que la calidad del suplemento no sea el indicado para su consumo.

Desde 2009, la FDA ha presentado casos donde suplementos de kratom adulterados con otras sustancias alcaloideas (opioides en gran medida) han conducido al fallecimiento de civiles que desconocían los criterios para la calidad de consumo de la hoja. En Puerto Rico todavía no se ha presentado ninguno.

A %d blogueros les gusta esto: