Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico

El Pueblo de Puerto Rico v. Waldemar Fernández Rodríguez

El caso trata sobre los Art. 106 del Código Penal y los artículos 5.04 y 5.15 de la Ley de Armas. 

“Este recurso nos presenta la oportunidad de examinar la imbricación inexorable del privilegio abogado-cliente con el deber ético de confidencialidad que todo abogado le debe a sus clientes y el derecho constitucional a no autoincriminarse que posee toda persona imputada de delito. En específico, debemos resolver si determinada información que vincula al peticionario con conducta delictiva -ofrecida a un agente del orden público por su abogado- constituye materia privilegiada inadmisible en evidencia; o, por el contrario, si dicha información es admisible por razón de una renuncia al privilegio y al derecho a no incriminarse.”

Lea el caso completo: [2011TSPR188].

El caso proviene del Tribunal de Apelaciones Región Judicial de San Juan, Panel III. La juez ponente fue la Hon. Zadette Bajandas Vélez. Los abogado de la parte peticionaria Lcdo. Carlos Ramos Pantoja, Lcda. Carmen Dolores Ruiz López, Lcdo. René Muñoz del Castillo  y de la Oficina de la Procuradora General la Lcda. Zaira Z. Girón Anadón.

A %d blogueros les gusta esto: