NOTICIAS

Respeto a independencia judicial durante apertura de la Asamblea General de FLAM

Hernéndez Denton exige respeto a la independencia judicial durante apertura de la asamblea general de la FLAM
Como parte de su mensaje ante la FLAM, el Juez Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Hon. Federico Hernández Denton, discutió varios aspectos del sistema judicial de Puerto Rico a la luz de un documento aprobado por la propia FLAM en 2008 conocido como la Declaración de Campeche.

El Juez Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Hon. Federico Hernández Denton, ofreció un mensaje hoy durante la apertura de la Asamblea General de la Federación Latinoamericana de Magistrados (FLAM), que sesiona en San Juan. Durante su mensaje enfatizó en varios aspectos del concepto de independencia judicial y afirmó que los otros poderes del Estado deben «respetar y hacer efectiva la independencia de la judicatura».

Estas expresiones estuvieron sustentadas en el documento conocido como «Declaración de Buenos Aires» que fue adoptada y suscrita por los Presidentes de los Tribunales y Cortes Supremas y Consejos de Poderes Judiciales de todos los países que integran la Cumbre Judicial Iberoamericana (CIJ) en su reunión de la semana pasada en Argentina, de la cual participó Hernández Denton. Según explicó el Juez Presidente, ese documento, teniendo como trasfondo eventos recientes en la región, «ratificó algunos principios fundamentales, incluyendo que el acceso a la justicia es un derecho humano fundamental y que su ejercicio supone una adecuada garantía para la independencia del Poder Judicial. Asimismo, que los otros poderes del Estado deben respetar y hacer efectiva la independencia de la judicatura».

Como parte de su mensaje ante la FLAM, el Juez Presidente también discutió varios aspectos del sistema judicial de Puerto Rico a la luz de un documento aprobado por la propia FLAM en 2008 conocido como la Declaración de Campeche. En ese documento la Federación se pronunció acerca de los «principios mínimos sobre la independencia de los poderes judiciales y de los jueces en América Latina». Entre esos aspectos destacan los términos de los nombramientos judiciales, la incompatibilidad de las funciones judiciales con la participación en actividades políticas, la remuneración de los jueces y juezas, su derecho al perfeccionamiento profesional y muy particularmente el concepto de carrera judicial.

Sobre este último tema, Hernández Denton reconoció que debido al sistema de nombramiento y confirmación que rige en Puerto Rico por disposición constitucional no existe la carrera judicial. «Ahora bien, dicha realidad no ha sido impedimento para que la Rama Judicial de ordinario inste a los poderes ejecutivo y legislativo a que renominen y confirmen a los jueces cuando vencen sus términos», aclaró el letrado.

«El respeto que como Poder Judicial le pedimos a los otros poderes, es el mismo que le debemos a aquellos que ejercen su función dentro de un marco de representatividad democrática. Ahora bien, ante todo ejercicio de poder público se activa la responsabilidad de una clara rendición de cuentas. Es por eso que el más elemental sentido de respeto al ordenamiento y la ciudadanía a quien estamos llamados a servir, exige recalcar la importancia de evitar que factores ajenos a los méritos de los candidatos determinen la elección o renominación de un juez», enfatizó Hernández Denton.

Según el Presidente del Tribunal Supremo, la validez del proceso de designación de candidatos a la judicatura dispuesto por nuestra Constitución puede perder legitimidad si no se toman en consideración los criterios correctos en su evaluación.

«Respecto a la designación de jueces y juezas nuestra Constitución dispuso un proceso cuya validez y legitimidad está en juego con cada nombramiento. Si el Poder Judicial ha adoptado un sistema interno de evaluación de desempeño de sus jueces y juezas, es en reconocimiento a que el criterio elemental para ocupar esta posición es la idoneidad profesional. No hay por qué esperar menos de los procesos de nominación y evaluación de candidatos. Después de todo, procesos que no se ajusten a estos principios, no afectan solo la legitimidad de los poderes constitucionales involucrados o la integridad profesional del juez o jueza afectado (a). Lo que hay que entender es que su efecto más perdurable es sobre quienes deben ocupar el cargo judicial en el futuro. Son estos quienes tendrán que rescatar la función judicial del clima de desconfianza que eventos previos alimentaron», recalcó Hernández Denton.

«Es por todo lo anterior que endosé la Declaración de Buenos Aires. Es por eso que hoy los exhorto a todos a refirmar el compromiso con exigir un claro y genuino respeto al principio de la independencia judicial», concluyó el Juez Presidente.

Por otro lado, Hernández Denton anunció a la matrícula de la FLAM otros proyectos adoptados por la CIJ en Buenos Aires de los cuales participará y se beneficiará la judicatura de Puerto Rico. Entre ellos destacó la creación del Instituto Iberoamericano de Estudios Judiciales y el Portal Judicial Ambiental.

A %d blogueros les gusta esto: