Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico

Tribunal Supremo examina reclamos al proceso de cesantías bajo la Ley 7

Tribunal Supremo examina reclamos al proceso de cesantías bajo la Ley 7Partes: Aixa Díaz Mercado, Recurrida v. Oficina del Coordinador General para el Fideicomiso Socioeconómico y Autogestión, Peticionaria; Ivelisse Marrero Marcano, Recurrida v. Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Peticionaria; Idalia Alberty Beltrán y otros, Recurridos v. Administración de Servicios y Desarrollo Agropecuario, Peticionaria.

En esta ocasión nos corresponde determinar si erró el foro apelativo intermedio al no sostener la determinación de la Comisión Apelativa del Sistema de Administración de Recursos Humanos del Servicio Público (C.A.S.A.R.H.) de desestimar, fundamentada en el Art. III de su Reglamento Procesal y sin la necesidad de una vista evidenciaria previa a tal desestimación, unas apelaciones en las que se alegaba discrimen en la ejecución de unos despidos en virtud de la intimada Ley Núm. 7-2009.

Los aquí recurridos tenían un reclamo basado en un alegado discrimen, específicamente relacionado con el proceso de cesantías, debido a que ellos aseguraban que la Ley 7 no fue aplicada de la misma manera a todos los empleados y no se siguió el criterio de antigüedad dispuesto en dicho estatuto.  Ante esa realidad, lo cierto es que procedía que estos presentaran ante C.A.S.A.R.H. un escrito de apelación conforme a la Sec. 2.1(a)(viii) del Reglamento Procesal de C.A.S.A.R.H. Esa disposición establece que en las reclamaciones de discrimen se deben “[e]xpresar detalladamente en el escrito original los hechos específicos en que se basa su alegación, los cuales tienen que establecer de su faz la existencia de actuación discriminatoria”.  Ninguno de los recurridos cumplió con esa importante disposición del Reglamento Procesal.  Sin duda, tal incumplimiento resulta suficiente para que la agencia desestimara como lo hizo, máxime cuando de ninguno de los expedientes surge razón alguna por la cual los recurridos no pudieron obtener al menos evidencia prima facie que sostuviera sus alegaciones.

Por los fundamentos antes mencionados, este Tribunal revoca las sentencias dictadas por el Tribunal de Apelaciones en los casos de epígrafe y, en consecuencia, se sostienen las resoluciones emitidas por C.A.S.A.R.H.

A %d blogueros les gusta esto: