Ley de Puerto Rico

Corporación de Financiamiento Municipal emitirá bonos para el pago o refinanciamiento de deudas municipales

Descargar el documento:

Crea la Ley de la Corporación de Financiamiento Municipal (COFIM). Crea la COFIM, adscrita al Banco Gubernamental de Fomento, con facultad para emitir bonos o utilizar otros mecanismos para el pago o refinanciamiento de deudas contraídas por municipios, cuyo pago de principal e intereses esté respaldado por el IVU municipal. Crea el Fondo de Redención de la COFIM, al que se transferirán los recursos del Fondo de Redención Municipal existentes a 1 de febrero de 2014, y se facilita la distribución de los fondos del Fondo de Redención Municipal, del Fondo de Desarrollo Municipal y el Fondo de Mejoras Municipales. Dispone que los primeros recaudos del IVU municipal de 1% serán cobrados por Hacienda y depositados directamente al Fondo de Redención de la COFIM. Dispone que los bonos y obligaciones que emita la COFIM serán pagaderos y garantizados por la pignoración de una cantidad fija, o el IVU municipal correspondiente a una tasa fija de 0.3% que se haya recaudado durante el año fiscal anterior, lo que sea mayor.

La Ley Núm. 117-2006, conocida como la “Ley de la Justicia Contributiva de 2006”, enmendó la Ley Núm. 120 de 31 de octubre de 1994, según enmendada, conocida como el “Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 1994”.  Entre las enmiendas hechas por la Ley Núm. 117-2006, se encuentran varias disposiciones que autorizan a los municipios a imponer un impuesto sobre las ventas y uso.  Al respecto, la Ley Núm. 80-2007 estableció enmiendas adicionales obligando a los municipios a imponer un impuesto municipal uniforme sobre las ventas y uso de uno punto cinco (1.5) por ciento, del cual los municipios cobran dos terceras (2/3) partes del impuesto sobre las ventas y uso municipal.  Por otra parte, el Secretario de Hacienda cobra el balance para ser utilizado de la siguiente manera:  (i) cuarenta (40) por ciento se deposita en un fondo a ser administrado por el Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico (en adelante, el “BGF”), denominado como “Fondo de Redención Municipal”, para la concesión de préstamos a los municipios; (ii) cuarenta (40) por ciento se deposita en el “Fondo de Desarrollo Municipal”, a ser distribuido entre todos los municipios conforme a la fórmula establecida por ley; y (iii) veinte (20) por ciento se deposita en el “Fondo de mejoras Municipales”, a ser consignado por la Asamblea Legislativa para llevar a cabo proyectos de mejoras públicas en los Municipios.

 Desde la aprobación de la Ley Núm. 80-2007, los municipios han tenido la capacidad de contraer obligaciones pagaderas de una porción del impuesto sobre ventas y uso municipal que se deposita en el Fondo de Redención Municipal. Además, algunos municipios han aportado al Fondo de Redención Municipal una cantidad equivalente al cien (100) por ciento de la participación del municipio en el Fondo de Desarrollo Municipal para así incrementar su capacidad de contraer obligaciones pagaderas del Fondo de Redención Municipal. A esta fecha, los municipios tienen una deuda total de aproximadamente $590,166,000, la cual está pignorada con los recaudos acumulativos del impuesto sobre ventas y uso municipal depositado en el Fondo de Redención Municipal, incluyendo las aportaciones hechas del Fondo de Desarrollo Municipal.

A %d blogueros les gusta esto: