Cooperación judicial y políticas de género en Cumbre Judicial

Cooperación judicial y políticas de género en Cumbre Judicial Iberoamericana

Foto: cumbrejudicial.org

En el acto de clausura de la edición, realizado en el Palacio de Tribunales de Santiago de Chile, el presidente Sergio Muñoz destacó los acuerdos alcanzados por los poderes y órganos judiciales de 23 países que integran la Cumbre Judicial Iberoamericana, cuyos principales focos fueron mejorar los instrumentos de cooperación judicial, incorporación de nuevas tecnologías en la administración de justicia y la preocupación por las personas y grupos vulnerables, con especial enfoque en las políticas de género.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Chile, ministro Sergio Muñoz, informó que los máximos representantes de los poderes judiciales de los 23 países que integran la instancia resolvieron posponer la elección de la secretaría permanente de la Cumbre hasta la próxima Asamblea Plenaria, en la que asume Paraguay la secretaría pro tempore y el desafío de organizar la próxima edición de la Asamblea General, en 2016; por lo que el Consejo General del Poder Judicial de España continuará a cargo de la Secretaría Permanente durante esta edición.

En su calidad de secretario pro tempore de la Cumbre Judicial 2014, Sergio Muñoz declaró, tras finalizar el acto en el Salón de Honor de la Corte Suprema, que “finalizamos con muchos acuerdos que están en favor de la gente, como cooperación judicial internacional, especialmente en la preocupación de grupos vulnerables con problemas de género, transparencia, buenas prácticas en planificación y tecnología en los poderes judiciales. Ha sido un arduo trabajo de dos años que ha culminado con la aprobación y validación de los presidentes y presidentas de tribunales y cortes supremas de Iberoamérica y de los presidentes y presidentas de los consejos de la magistratura”.

En tanto, el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo de España, Carlos Lesmes, sostuvo que “esta XVII Cumbre ha sido un éxito, porque es un lugar de encuentro, un lugar de intercambio de experiencias, donde –además- procuramos actuar todos de forma muy consensuada; es decir, todo aquello que se alcanza prácticamente lleva el acuerdo de todos los países, lo cual significa que lleva una identidad de propósitos, una identidad de metas y una identidad –también- de forma de ver nuestros sistemas judiciales”.

Al encuentro judicial iberoamericano concurrieron delegaciones provenientes de Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, España, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, además de Chile, como país anfitrión.

A %d blogueros les gusta esto: