Cuando el Derecho condiciona la creatividad

In my view, the most significant thing to recognize about what this Internet is doing is its opportunity to revive the read-write culture that Sousa romanticized. Digital technology is the opportunity for the revival of these vocal chords that he spoke so passionately to Congress about. User-generated content, spreading in businesses in extraordinarily valuable ways like these, celebrating amateur culture. By which I don’t mean amateurish culture, I mean culture where people produce for the love of what they’re doing and not for the money.

Larry Lessig

Lawrence Lessig / Foto: www.ted.com

Lawrence Lessig es un abogado y activista que se ha dedicado por más de una década a proponer una revisión de las leyes de derechos de protección intelectual para ajustarlas a la era digital. Lessig forma parte del comité fundador de Creative Commons, una organización no partidista que crea mejores prácticas de derechos de autor y protección intelectual mediante los principios expuestos por la comunidad de programas open source. Estos programas comparten dos características primordiales. La primera es que el código original usado para dichos programas está accesible al público de manera gratuita. La segunda, relacionada a Johanna Blakley y su noción de derechos de autor, es que estos programas, como es el sistema operativo Linux, son bien libres con respecto a la protección intelectual.

En su charla TEDx  de marzo de 2007 titulada Laws That Choke Creativity, Lessig redefine la piratería digital para explicar el quehacer de la cultura ante las nuevas tecnologías digitales. El abogado activista ilustra sus ideas con el ejemplo de un AMV, o un Anime Music Video, vídeo que toma diferentes escenas de varios animes (producciones animadas japonesas), y las combina con diferentes canciones para crear una narrativa nueva. El creador de ese nuevo anime, por ejemplo, bajo los ojos de la ley no es ni debería ser visto como alguien que le cogió el contenido al por mayor y lo distribuyó sin permiso al creador original. Desde su perspectiva, es alguien que recrea un contenido usando tecnologías digitales para expresar una narrativa o una idea nueva. Esta distinción es muy importante y Lessig advierte que no está clara bajo el sistema legal de derechos de protección intelectual actual. Esto se debe a que la arquitectura de los derechos de autor y la de las nuevas tecnologías digitales emergentes están en colisión.  En vez de adaptarse unas a otras, el sistema legal actual las trata de unir o superponer, resultando en actividades que son consideradas ilegales como remixes de canciones o montajes de películas.

Cursos en línea de Propiedad Intelectual: Protección del diseño en la industria de la moda —  Derechos de autor en la era digital— Protección de marcas 101 

Lessig propone que si las leyes de derechos de autor están hechas con el propósito de regular copias de contenido original, entonces en el mundo digital el único hecho que no se puede escapar es que todo uso de un producto cultural produce una copia. Cada uso de ese producto (vídeo, música, foto, escrito y demás) requiere autorización, y sin autorización, el usuario está cometiendo una actividad ilegal. Según el abogado, la limitación de la creatividad y los usuarios que viven en constante oposición de la ley, entre otras consecuencias, son los resultados de una sociedad que ha democratizado las tecnologías digitales pero no ha adaptado su sistema legal a los nuevos cambios que traen las mismas.

por Héctor Meléndez Franco

Vea la charla aquí:

 

 

A %d blogueros les gusta esto: