Sin indicios Estados Unidos de querer colaborar con deuda boricua

Moody'sUn artículo publicado recientemente en el periódico digital Bloomberg Businessweek develó la situación económica crítica en la que se encuentra Puerto Rico y la posición del gobierno federal al respecto.

Según el artículo, luego de que la agencia Moody’s Investors (MCO) acortara la calificación de Puerto Rico a B2, cinco escalones por debajo del grado de inversión el pasado 1 de julio, el precio de los bonos de obligación general se desplomaron a un mínimo histórico. La rebaja pone a Puerto Rico en una situación difícil pues ningún estado de Estados Unidos o ciudad alguna con una calificación crediticia tan baja ha pedido dinero prestado en el mercado público, según datos recopilados por Bloomberg.

De interés

Matt Dalton, oficial ejecutivo de Belle Haven Investments, compañía que maneja un mínimo de 21 mil millones en bonos municipales, expresó que “no van a emitir más préstamos a la isla y no veo cómo pueda mejorar la situación en este punto”.

Según Bloomberg reseña, Puerto Rico y sus agencias han operado por años a base de dinero prestado, acumulando 73 billones en deuda, y pagando a su vez 910 millones a Wall Street para organizar sus ventas de bonos. La economía de Puerto Rico se ha contraído en un 11% desde el 2006, según datos de la Junta de Planificación. La tasa de desempleo, de un 13.8%, es más del doble del por ciento en Estados Unidos.

Si el gobierno de Puerto Rico no puede vender bonos a precios asequibles, tendrá que recortar servicios para sus 3.6 millones de habitantes, cuyo 45% vive bajo el nivel de pobreza. Pero a pesar de esa situación, al igual que los estados, Puerto Rico no puede declararse en bancarrota. El gobernador Alejandro García Padilla firmó una ley el 28 de junio que permite –con el propósito de reestructurar la deuda algunas empresas públicas, incluida su compañía eléctrica, reestructuren sus deuda fuera de la bancarrota. El gobernador describió la medida como una forma de proteger la deuda de obligación general, pero los acreedores lo tomaron como una afrenta por lo que desafían la ley en los tribunales (*.PDF).

La Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, que proporciona casi toda la electricidad de la isla, puede tener que elegir entre pagar los tenedores de bonos y mantener las luces encendidas, señaló Sergio Marxuach del Centro para una Nueva Economía. Un rescate de Washington parece poco probable. Sólo la Reserva Federal tiene los recursos y la autoridad para llevar a cabo un plan de rescate necesarios, de acuerdo con Stephen Myrow, ex funcionario del Departamento del Tesoro.

“Pero no hay ninguna indicación de que la Reserva Federal tenga intención alguna de hacerlo”, dijo Pedro Pierluisi, Comisionado Residente en Washington.

A %d blogueros les gusta esto: