NOTICIAS VÍDEOS

El licenciado Trompito y los Cánones de Ética Profesional

«¿Radicación por derecho propio? ¡Tú estás viendo mucha película!»
— Licenciado Trompito a su cliente

¡Conozcan al Licenciado Trompito! Este abogado es uno muy peculiar cuya relación con sus clientes es bastante… “particular”.

El licenciado Trompito transige sus casos de forma intransigente y obliga a su representado a firmarle documentos sin siquiera leerlos. El abogado le dice a su cliente que los honorarios “son su norte” y ni siquiera conoce el concepto de trabajo “pro bono”. A Trompito le parece que los planes de pago son de “abogados mediocres”, le hace pensar a su cliente que no hay tal cosa como “representación por derecho propio” y que las apelaciones “son para gente perdedora”.

Si el licenciado Trompito existiera en «la vida real», ciertamente sus actos y palabras serían considerados como impropias para una persona que desempeña la profesión de la abogacía. La profesión de la abogacía está regulada por los Cánones de Ética Profesional, una serie de guías que trazan la responsabilidad moral con los individuos, la sociedad, los tribunales, las agencias gubernamentales y los clientes.

Algunas de esas responsabilidades son luchar continuamente para garantizar el acceso a representación capacitada e íntegra para las personas que solicitan servicios legales. Esa responsabilidad conlleva el aceptar ofrecer servicios «pro bono» (servicios gratuitos a indigentes). Además debe tratar a sus compañeros de la profesión con respeto y consideración así como orientar a sus clientes sobre los derechos que le asisten, incluyendo la posibilidad de presentar una apelación o de representarse por derecho propio.

El personaje del licenciado Trompito es interpretado por Fernando Castro Álvarez, quien forma parte de La Avanzada Y, un grupo que mediante “sketches” dramáticos enmarcados en sarcasmo, invitan a reflexionar al público sobre la realidad puertorriqueña. Entre los personajes que han desarrollado el grupo se encuentran “El nene de Plaza”, un retrato de los jóvenes «góticos» que frecuentaban la desaparecida Librería Borders; «Los gemelos Guerrero», dos hermanos que presentan «el fanatismo ideológico» de diversos grupos políticos; y Flavio José, un puertorriqueño que muestra la triste realidad de los problemas de transportación en nuestra isla.

[youtube=http://youtu.be/y_RKHneqk9c]

 

[youtube=http://youtu.be/JfUzIzud2Fk]

 

[youtube=http://youtu.be/_-0QpfBzHgM]

 

 

A %d blogueros les gusta esto: